Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN DOMINGO 10 s 2 s 2008 ABC AD LIBITUM LOS CEJUDOS Y EL CEÑOSO UBO un tiempo en el que los actores, del bululú a la pipirijaina, no podían ser enterrados en sagrado. Quienes hoy conocemos por jerarquía eclesial les tenían prohibido el camposanto. También el poder político era cruel con la farándula. A sus integrantes se les conocía como actores de la legua porque era precisamente una legua- -poco más de cinco kilómetros y medio- -la distancia mínima de una población a la que los cómicos podían instalar sus carromatos. Hasta entrado el XIX fue muy poco el respeto que los españoles, todavía sin diferencias autonómicas, tuvimos con quienes se toM. MARTÍN man el trabajo de hacerFERRAND nos la vida mas entretenida y alegre. Carlos Latorre fue el primer actor que pudo utilizar el tratamiento de don Así consta en los carteles del estreno de Los amantes de Teruel, en 1837. En la obra de Hartzenbusch, éxito total y arranque de la contemporaneidad en nuestro teatro, también actuaron, sin don ni doña, Bárbara Lamadrid y Julián Romea. Como, afortunadamente, los tiempos cambian, los actores, cantantes y demás gente del espectáculo han dejado de ser proscritos e integran la nueva aristocracia. No llegan a los héroes del deporte, pero cerca les rondan. En lo que a prestigio social respecta, tienen más que un jefe de servicio de la Seguridad Social, un letrado de oficio e, incluso, un notario o un abogado del Estado. De ahí su liderazgo social, que, en España y menos para llenar salas de cine, sirve para promover rebajas en los grandes almacenes, anunciar calzoncillos y perfumes y alimentar el pozo sin fondo y sin conciencia de los programas del corazón En uso de su libertad, muchos y notables actores y cantantes españoles han decidido apoyar la oferta electoral de José Luis Rodríguez Zapatero mostrando el dedo índice de su mano derecha en forma de acento circunflejo sobre su ojo. Es más fácil identificar al líder socialista por sus cejas que por sus ideas y el gesto queda bien. Mejor en ellas que en ellos. A Juan Manuel Serrat, Miguel Bosé, Joaquín Sabina, Álvaro de Luna, Víctor Manuel o Fran Perea, además del dedo índice, se les ve el pulgar y, dada la pícara sonrisa que lucen en las fotos, parece que nos están indicando el tamaño de su principal adminículo. Es algo muy distinto lo que ha hecho Carlos Martínez, presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Mucho más frívolo y menos riguroso que las estrellas del espectáculo, ha aprovechado sus horas de trabajo y el material de las dependencias a su cargo para promover el voto socialista mediante correos electrónicos emitidos desde el CSIC. Quizá le cueste entender que las instituciones son distintas que las personas y que lo que pueden hacer un actor o un cantante no debe hacerlo, con cargo al Presupuesto, un jefe de estación, un guardia urbano ni un presidente de tanto retintín. PROVERBIOS MORALES CUNETAS más los complejos de inferioridad de la derecha. Qué L pasado jueves, en la Cuatro, al final de su entendrá que ver lo que fueran sus antepasados con el trevista con Rajoy, Gabilondo transmitió a éste cuento lacrimoso del tío y la cuneta. Supongo que mula pregunta de un espectador que pretendía sachos militantes y votantes del PP vienen de familias ber del candidato del PP en qué cuneta estaban entefranquistas, como otros muchos del PSOE, de Izquierrrado un supuesto tío suyo (del espectador, por supuesda Unida o de los partidos nacionalistas, o como el misto) Rajoy reaccionó con rapidez pero con torpeza, exmo Gabilondo, sin ir más lejos, y eso no los hace más plicando que no había tenido un solo franquista en su responsables que Rajoy de los crímenes de la guerra cifamilia. La explicación sobraba. En primer lugar, porvil. Por enésima vez, el candidato del PP cae en que es inexacto suponer que todos los republiuna trampa burda, porque eso es la milonga de canos y gentes de izquierda asesinados duranla memoria histórica: no un intento de resarte la guerra civil lo fueron a manos de franquiscir a los descendientes de las víctimas de la dictas. Como es sabido, las izquierdas mostraron tadura y de la guerra civil con una compensauna patética tendencia a matarse entre ellos ción simbólica, sino una insidia urdida para (tampoco ausente por completo en el otro banhundir a la derecha en el descrédito y aniquido, aunque mucho más controlada) En segunlarla con mayor comodidad. Todos somos hijos do, porque hay que ser bastante gentuza para o nietos de fachas o rojos, y eso tendría que hahacer ciertas preguntas, y a la gentuza no hay JON bernos servido para entender que ciertos camique darle explicaciones. Yo habría salido del JUARISTI nos llevan directamente a las cunetas y más paso rebotando la pregunta al padre de Gabiabajo todavía. Si la izquierda se empeña en transitar londo, y no porque el padre de Gabilondo entendiera por ellos, allá se las componga con su adición a la cadade cunetas y asesinatos, sino porque la bajeza moral verina, pero la derecha no debe dejarse pillar una sola del mensajero sí requería una respuesta contundente. vez más en semejante ratonera dialéctica. Hasta los Ignoro si la pregunta llegaba de fuera o fue una treta más lilas de la progresía bienpensante montan el núestúpida ideada por Gabilondo y su equipo. En ningumero si alguien del PP se abstiene de condenas retórino de los dos casos tiene justificación. Estamos ante el cas al franquismo, pero luego no tienen inconveniente episodio más indecente de lo que llevamos de precamen coaligarse con los antisemitas gallegos que escupaña, y probablemente de toda la legislatura. Nunca pen sobre las cenizas de los seis millones de judíos aseel zapaterismo mediático había llegado a semejante sinados por los nazis y aplaudirían con las orejas si un extremo de zafiedad. La simple formulación de la prepar de bombas iraníes borrasen a Israel del mapa. gunta suponía que Rajoy tenía algo que decir al resAnte esta izquierda moralmente inmunda, Rajoy pecto, y constituía una implícita imputación a éste no tiene derecho a mostrarse acomplejado. Lo de su an- -y, por extensión, al PP- -de complicidad con los asetifranquismo familiar, que se lo guarde. No le añade sinatos cometidos por miembros del bando vencedor ningún mérito especial y suena a excusa no pedida que en la guerra civil. Incluso si venía del exterior- -cosa avala la hipocresía y la mendacidad del enemigo (la que dudo- debería haber sido interceptada por el pregunta de Gabilondo fue una pregunta de enemigo, equipo de Gabilondo, y, en última instancia, por el prono de simple adversario) Y, a todo esto, cabe preguntarpio presentador: era lo que un mínimo de ética profese por qué los regeneradores de la democracia no sional exigía. han dicho ni pío sobre este asunto. Uno empieza a sosEn fin, Gabilondo se ha retratado. Pero Rajoy no espechar que piensan que contra la derecha vale todo. tuvo muy brillante en su réplica, que tradujo una vez H E