Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
102 TVyCOMUNICACIÓN www. abc. es comunicacion SÁBADO 9- -2- -2008 ABC Cuatro españoles en la cumbre Los diez mil euros del primer premio que se entregará el 27 de abril en Amsterdam son para Tim Hetherington. Pero, además de él, 59 profesionales de la fotografía han sido reconocidos en esta edición de los World Press Photo. Cuatro de ellos son españoles: Emilio Morenatti, Miguel Riopa, Lorena Ros y Cristina García Rodero. El jerezano Morenatti pasó quince horas secuestrado en Gaza en octubre de 2006. Varios premios importantes jalonan ya su trayectoria. Éste se lo han dado por la imagen de un lanzamiento de misiles en Gaza Miguel Riopa, que trabaja para Afp como fotoperiodista deportivo, vio premiada una foto de un velero que recoge su vela durante la Copa América en Valencia. Lorena Ros, de la Fundación La Caixa, destacó por su reportaje sobre abusos sexuales a menores. Cristina García Rodero ha fotografiado curaciones espirituales en Venezuela para Magnum. La foto premiada con el World Press Photo fue tomada en la guerra de Afganistán TIM HETHERINGTON El World Press Photo premia la fatiga extrema de un hombre y de una nación El británico Tim Hetherington se suma a la lista más anhelada por los fotoperiodistas ANNA GRAU SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. Un soldado norteamericano intentando vencer una enorme fatiga, física y mental, apoyado en un búnquer en el valle de Korengal en Afganistán. Esta es la imagen que ha ganado los premios World Press Photo de este año. Se publicó el mes pasado en la revista estadounidense Vanity Fair, y su autor es el británico Tim Hetherington. Un estadounidense, John Moore, se alzó con el galardón en la categoría de imágenes de noticias, con una foto que ilustra el asesinato de la dirigente paquistaní Benazir Bhutto. La foto de Hetherington muestra el agotamiento, la fatiga extrema no sólo de un hombre sino de toda una nación según Gary Knight, presidente del jurado que ha tenido que seleccionar entre 80.536 imágenes presentadas a concurso por 5.019 fotógrafos de todo el mundo. Los premios World Press Photo se entregan desde 1955 en Holanda. Instituidos por la asociación del mismo nombre, que opera sin afán de lucro, pretenden ser algo así como los Premios Nobel del fotoperiodismo, donde se premian simultáneamente la excelencia técnica y el acierto humano. Esto los puede a veces hacer incurrir en cierta tendencia monotemática, pero también los convierte en un fiel espejo de qué preocupa más a la gente en cada momento. La fotografía vencedora el año pasado mostraba a un grupo de jóvenes libaneses conduciendo a través de un barrio de Beirut devastado por los bombardeos israelíes el 15 de agosto de 2006, el primer día del alto el fuego. El fotógrafo era el estadounidense Spencer Platt. Las fotos premiadas por el World Press Photo no sólo dan la vuelta al mundo sino que a Un estadounidense, John Moore, se alza con el galardón de imágenes de noticias, con una foto de Bhutto PARRILLADA MIXTA Jesús Lillo JUGAR AL ATAQUE A unque las negociaciones para el establecimiento de las condiciones espaciales y formales de la esperada miniserie de debates electorales sigan atascadas por los recelos de las partes, el PP ha querido foguear a su líder y candidato con un simula- cro de cara a cara camuflado de entrevista, quizá para malearlo. El jueves por la noche mandaron a Mariano Rajoy a un entreno en la Cuatro, donde el presidente del PP se las tuvo que ver con un Iñaki Gabilondo que- -fiel a su línea editorial, sin traicionar a nadie- -jugó al ataque desde el primer minuto, provocando que su invitado, esto es lo malo, se pusiera a la defensiva y no diera pie con bola. Vamos a dejarlo ahí llegó a decir Rajoy en dos ocasiones para zanjar, desbordado, una de las jugadas ensayada por Iñaki Gabilondo. La actitud del presentador- -protagonista absoluto de una entrevista en la que quiso exhibir tanta pegada que dejó a su rival sin opciones, replegado en su área- -viene a cuestionar la agresividad periodística como herramienta de búsqueda de respuestas. No se trata de revindicar la mullidez de las maneras de Ana Rosa, sino de buscar la comodidad del invitado para que, más o menos distendido, no se apelmace y consiga expresar algo más que negativas y rechaces. La cosecha de titulares recogida por Gabilondo- -ni uno solo, más allá del vamos a dejarlo ahí o yo no lo voy a hacer -revela que, al ataque, el rival tiende a defenderse con un silencio contrainformativo. veces lo cambian. En 1957 otorgaron su máximo galardón a la imagen de Dorothy Counts, una de las primeras mujeres negras en entrar en una universidad americana disgregada. La inmortalizó Douglas Martin para Associated Press. En 1968 fue la foto de un vietcong ajusticiado de un tiro en medio de la calle en Vietnam, obra de Eddie Adams, también de Associated Press. En 1972, y siempre para la misma agencia, Ut Cong Huynh conmovió al mundo con la imagen de una niña vietnamita corriendo desnuda y horrorizada bajo los bombardeos de napalm. No llegó a obtener el premio pero sí se conserva en sus archivos como ganadora del Pulitzer 1994, la célebre foto del norteamericano Kevin Carter de una niña sudafricana moribunda, acechada por un buitre. Carter también acechó 20 minutos para tomar la imagen, lo cual le llevó derecho a la portada de The New York Times y, dos meses después de recibir el Pulitzer, al suicidio.