Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 DEPORTES Automovilismo SÁBADO 9 s 2 s 2008 ABC Esteve vuelve a correr Un accidente le obligó a dejar la moto, en la que era un as, y le postró en una silla de ruedas. Pero el aventurero que Isidre Esteve lleva dentro, ese que le ha empujado a encarar la adversidad, ahora le sube en un coche de rally. Regresa un campeón POR G. MUÑOZ MADRID. El impacto contra una piedra le hizo salir despedido y caer de espaldas. La consecuencia, una rotura de vértebras que le postró en una silla de ruedas. Así, un mal día de marzo de 2007, Isidre Esteve vio cómo su triunfal carrera de piloto de raids se acaba de la forma más cruel. Uno de los motoristas que hizo mirar a toda la afición española hacia África no volvería a cabalgar. Pero Esteve era un hijo del Dakar. La gran carrera africana ya le había contaminado la sangre y el catalán ya estaba en ese punto sin retorno del aventurero que nunca dará su brazo a torcer sin dar un poco más de sí. Con ese espíritu encaró su infortunio y dejó claro que nada iba a parar su vida. Su vida de deportista. Su vida de campeón. Y en un tiempo récord vuelve a pensar en kilómetros hora, en brújulas y gasolina, con un objetivo claro: volver a recorrer el desierto a toda velocidad. Y ya está en ello. Once meses después de la maldita caída, ayer se presentó al frente del equipo Prosegur Activa SsangYong, con el que competirá esta temporada en el Campeonato de España de Rallys Todo Terreno. El objetivo está claro: Llegar a lo más alto. Ya lo hice sobre la moto y ahora espero lograrlo en coche El libro de ruta de Esteve está muy bien trazado: Primero iremos al Campeonato de España de Rallys Todo Terreno, para disputarlo, pero también como preparación para el próximo Dakar. El segundo año cambiará el calendario e intentaremos estar lo más arriba posible ya con la carrera africana- -si se disputa en África, claro- -como objetivo principal del equipo. El veneno aventurero es así. De descartar volver a correr a montar un equipo en tres semanas. Hace un año ya estaba en conversaciones con Prosegur para su patrocinio, pero tuve el accidente y dije se acabó No pensaba en volver a competir. Pero a finales de año iba en un avión a Marruecos y me volvieron a llamar, me propusieron el programa y dije que sí. Todo ha ido muy rápido Velocidad que no conlleva El rey de la arena Sólo el mítico Dakar se le ha resistido a Isidre Esteve en su larga y productiva carrera como piloto de motos en los grandes raids del mundo. El catalán ha vencido en las pruebas internacionales más duras, todas disputadas en el desierto. El Rally de Emiratos Árabes, el de Túnez, el de Marruecos, o seis veces en la Baja España, considerada como una de las más duras de Europa, son sólo algunos de sus triunfos. Pero el Dakar se puso cabezón contra el español. Esteve debutó en la prueba en 1998, año en el que terminó 18 en la general. A partir de ahí, una progresión perfecta que tuvo como mejores resultados los cuartos puestos de las ediciones de 2001 y 2005. Y esa otra maldita caída en 2006, cuando lideraba con claridad la carrera y todo el mundo daba por hecho que llegaría al Lago Rosa como vencedor. Por el camino, una decena de triunfos de etapa. Isidre Esteve, ayer en la presentación de su nuevo equipo ABC Coger experiencia es el objetivo de este año; el del próximo, correr el Dakar explicó ayer Isidre precipitación. Para empezar, el equipo técnico de Isidre en su nueva faceta como piloto de coches será el mismo con el que trabajaba en la moto. El mismo con el que rozó el podio del Dakar en dos ocasiones. Debutará con el volante a mediados de abril, en la segun- da prueba del Campeonato de España. El año próximo, el arranque será en las Dakar Series: No quiero empezar la casa por el tejado bromeó. El equipo, Eric Auge- -su copiloto- yo... todos somos nuevos en esto, así que tenemos que ir cogiendo experiencia. Tengo mucha gente a mi lado que me ayuda a que esto sea posible. Quiero seguir en un mundo que he vivido los últimos 17 años confesó. Un mundo del que nunca se marchó y al que siempre pertenecerá.