Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 9 s 2 s 2008 MADRID 57 Además, estas cámaras tienen limitado el ángulo de acción para que no puedan grabar en el interior de las viviendas, no podrán ser colocadas por encima de los primeros pisos y en ningún caso podrán grabar sonido. Las imágenes serán controladas por un agente municipal desde la Unidad Integral de Montera CHEMA BARROSO Las cámaras de Montera pasan el último control judicial antes de funcionar La Comisión de Videovigilancia comprobó ayer que los dispositivos cumplen las condiciones para autorizar las grabaciones LETICIA TOSCANO MADRID. Las cámaras de videovigilancia instaladas por el Ayuntamiento de Madrid en la calle Montera y sus inmediaciones con el objetivo de mejorar la seguridad de la zona pasaron ayer el último control de la autoridad judicial previo a su entrada en funcionamiento. La Comisión de Garantías de Videovigilancia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) visitó ayer, junto con el alcalde, la Unidad Integral de Montera para comprobar el correcto funcionamiento de las cámaras y elaborar posteriormente un dictamen respecto al dispositivo. Finalmente, será la Delegación de Gobierno la que dará la autorización definitiva al Consistorio para comenzar con las grabaciones, momento para el que todavía no hay fecha. El sistema de videovigilancia, una vieja reivindicación vecinal y empresarial, comprende 30 cámaras fijas y una móvil que ya están instaladas en la zona de la calle Montera, la Gran Vía entre la Red de San Luis y Callao y la plaza de Soledad Torres Acosta, es decir, gran parte del centro histórico y turístico de Madrid que además es una de las zonas más castigadas por la inseguridad. de que se cometiese un delito por lo que esperan que contribuyan a reducir las infracciones de la zona. Así, con estas cámaras, el Ayuntamiento no sólo pretende eliminar en la medida de los posible la prostitución de este área, sino también las actividades delictivas que trae consigo, como robos o malos tratos a las mujeres. El sistema se ha ideado, según el alcalde, para que no atente contra la intimidad de las personas: sólo podrán acceder a las imágenes las autoridades policiales y a los siete días serán borradas si no han sido reclamadas directamente por una autoridad judicial, que es la única que tiene posibilidad de pedir las mismas Labor disuasoria Según explicó ayer el alcalde, Alberto Ruiz- Gallardón, estos mecanismos tecnológicos tienen una eficacia constatada por la labor disuasoria que suponen y como elemento probatorio ante la Justicia en el caso Impaciencia vecinal La mayoría de los vecinos y comerciantes de la zona se mostraban ayer impacientes ante la puesta en marcha de estos dispositivos. De hecho, algunos residentes colocaron hacen meses cámaras web para grabar lo que ocurría en la calle y publicarlo en el portal de internet Youtube, como medida de presión para acelerar la instalación de la videovigilancia. En esos vídeos se mostraban peleas callejeras, los burdeles de la vía y la actividad cotidiana de las prostitutas y sus clientes, lo que provocó que se iniciase una investigación por parte de la Agencia de Protección de Datos (AEPD) José Benito, miembro de la Asociación de Comerciantes del Centro alabó ayer la medida que está poniendo en marcha el Ayuntamiento. Yo tengo un comercio, me han robado y he sido objeto de las intimidaciones de las mafias comentó el comerciante, quien espera que los delincuentes se coarten ante la presencia de los sistemas de videovigilancia. Respecto a una posible intromisión en la intimidad, Benito afirmó que no se siente, en absoluto vigilado, ya que no tiene nada que esconder y ya hay cientos de cámaras, en el Metro, en la Plaza Mayor y en otros muchos sitios que graban a los viandantes. Más escéptico se mostró Carlos, un vecino de la calle Montera: si una Comisaría no ha terminado con las prostitutas, tampoco lo harán las cámaras sentenció. En la misma línea se manifestaron varias meretrices que ya desde por la mañana ocupaban la céntrica vía. No hacemos nada malo aquí en la calle y los clientes vendrán a buscarnos de todas formas explicaron algunas, cansadas de ser, desde su punto de vista, perseguidas como delincuentes