Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
9 2 08 TENDENCIAS LAS CIENCIAS AVANZAN... UNA BARBARIDAD Biomedic de La Roche- Posay es la primera gama dermocosmética creada para prolongar los efectos de las intervenciones estéticas. Después de los tratamientos con láser, microdermoabrasión, peelings etc. la piel se deshidrata, está irritada y con rojeces y la barrera cutánea se debilita. Estos productos contienen un fortificante celular, desarrollado tras 12 años de investigaciones que estimula la recuperación cutánea y refuerza sus mecanismos de defensa. Biomedic Hydra- Recovery (25 euros) hidrata y protege la piel dañada y Biomedic Pro- Maximizer (27) potencia los resultados antiedad y disimula las rojeces gracias a su color ligeramente verdoso. sado y futuro se funden en un gran abrazo para dar vida a la nueva botella de Solan de Cabras, el agua mineral. Fotos: La Roche- Posay El rayo que no duele POR TERESA DE LA CIERVA Láser D e todas las herramientas tecnológicas incorporadas en los últimos tiempos al mundo de la estética, el láser fraccional (Fraxel, Lux IR, Pixel... resulta la más prometedora para el rejuvenecimiento facial, pero tenía una asignatura pendiente: el dolor. Un tratamiento con láser Fraxel, por citar un ejemplo, es muy efectivo para borrar arrugas y marcas de acné, pero desde luego no está pensado para quejicas. Sin embargo el adjetivo que acompaña al nuevo láser Starlux de Palomar Medical es indoloro lo que representa un gran paso. La ventaja frente a sus competidores es la ausencia total de dolor cuenta la doctora Mónica González del equipo del doctor Pedro Jaén. Utiliza un sistema de enfriamiento que baja la temperatura de la piel hasta 4 durante el proceso del tratamiento explican desde IFC (Indus- trial Farmacéutica Cantabria) los encargados de comercializarlo en España. Y quienes lo han probado, dicen que lo único que se sientes es una sensación molesta, pero no dolorosa. Por lo demás, pocas diferencias. Todos los láseres con el apellido fraccional indican que emite una luz en forma de micro rayos que penetra en la piel de forma fraccionada es decir, en pequeñas zonas microscópicas de un diámetro similar al de un cabello. Esto produce la eliminación de miles de columnas cutáneas muy profundas, que atraviesan la epidermis y la dermis, pero deja zonas de piel sana entre una columna y otra. Estas columnas desencadenan un proceso de curación natural que acelera la formación de tejido nuevo y sano en 24- 48 horas, que ocupará el lugar del tejido envejecido. Como no ataca las capas superiores, la deja apenas enrojecida unas horas, se transforma en un tono parecido al de un ligero bronceado y el proceso culmina con una pequeña descamación añade esta especialista, a la hora de valorar esta técnica. ¿Ventajas y desventajas frente a los láseres tradicionales? Los láseres como el CO 2 tienen a su favor que en una sesión se regenera toda la piel, pero el tributo que exigen es una piel muy enrojecida, descamada e inflamada durante 15 días. Con los fraccionados se necesitan entre 3 y 5 sesiones, porque sólo tratan el 15- 20 de la piel en cada una de ellas. Pero en un máximo de dos días vuelve a recuperar su color natural, por lo que no hace ninguna falta dejar los compromisos para más adelante. Es más. Tal y como le quedará la piel, ¡casi podría asegurar que le surgirán muchos más compromisos! Precios con láser Starlux: Entre 300 y 600 euros. Dónde: En Madrid, Instituto de Dermatología del Dr. Pedro Jaén; Tel. 91 431 78 61; Clínica Bioláser La Moraleja. Tel. 91 650 41 14. Mínimos inconvenientes Un tratamiento con láser Fraxel, por citar un ejemplo, es muy efectivo para borrar arrugas y marcas de acné, pero hasta ahora no estaba pensado para quejicas