Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
9 2 08 EN PORTADA Entre joyas Madrid y la fiebre del oro Pulsera de dijes de la firma italiana Rosato, muy de celebrities Ajedrez del grupo Ayserco, que también realiza objetos de escritorio y fumador y una colorista colección de relojes importantes (Viene de la página anterior) nerle al mal tiempo buena cara. Las joyas son adornos que nos acompañan desde el principio de los tiempos. Desde luego, su valor material es importante. Una buena joya no se devalúa, no es un despilfarro, pero sin desdeñar ese aspecto, la relación con la joya es muy emocional. Primero, hay un componente de enamoramiento, de fascinación por la pieza; luego hay una sensación de refuerzo personal, muchas mujeres ven imposible salir de casa sin unos pendientes, por ejemplo, les faltaría algo... Pero es que, además, las joyas forman parte de momentos muy importantes de nuestra vida: nacimientos, pedidas, matrimonios, celebraciones... Creo que todos tenemos también la También de sortija que si esta temp espe experiencia de poseer alguna joya de familia cuyo valor está siempre muy por encima de lo que haya podido costar Iberjoya es un gran escaparate de tendencias para todos los participantes. La oportunidad de conocer directamente lo que se hace en otros países. Y para nuestros joyeros y plateros, la de dar el salto a los escaparates internacionales de tipo medio y alto. En cinco días, quien acude al Salón ve lo que se hace en cinco continentes. El nivel de la joyería española es muy alto y está muy valorada por algo en lo que no siempre pensamos: su carácter artesanal. Hay un diseño Diamantes en la pasarela excelente, pero luego un tipo de ejecución manual que no es tan frecuente en otros lugares y que le añaden mucho valor a las piezas Asegura Josefina Gómez- Prada que Iberjoya es también atractivo, desde el punto de vista internacional, porque hoy España se identifica con un país al que le gusta disfrutar de la vida y de las cosas bellas, integrado perfectamente en la corriente de la joyería mundial, que demanda dos colecciones anuales, al ritmo de las pasarelas de moda, aunque luego las joyas aguantan muchas, mu-