Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 9- -2- -2008 La famosa joyería Tiffany abrirá sucursal en Ortega y Gasset, en plena milla de oro 51 ron fueron cascotes. La máquina percutora de Fomento se excedió y rompió el techo de otro pasillo, éste del andén 1 de la línea 1. Fue en aquella ocasión una usuaria la que avisó a los empleados de la estación de Metro sobre lo ocurrido. Los operarios acudieron y, rápidamente, salieron al exterior, hacia las obras del Ministerio, para pedirles que pararan las máquinas. En dicho suceso, el pasillo afectado permaneció cerrado durante una hora. Sin embargo, estos dos incidentes, pese a ser los más relevantes, no son los únicos producidos en la estación de Sol como consecuencia de las obras de Fomento, puesto que, anteriormente, ha aparecido barro por el suelo de los corredores. La estación de Sol es una de las más concurridas de toda la red de Metro de Madrid. Cada día pasan por ella 67.000 viajeros, según fuentes de la compañía metropolitana. Ayer, este periódico se puso en contacto con la portavocía del Ministerio de Fomento para pedir su versión, sin éxito. La pensión Guadalajara, en Montera, presenta grietas de gran magnitud en sus habitaciones FRANCISCO SECO Y además, grietas en viviendas Vecinos de las calles de la Montera y Aduana denuncian la aparición de fisuras en sus casas debido a las obras de construcción de la futura macroestación de Cercanías. Los problemas aparecieron hace dos años y se acrecientan desde el verano LETICIA TOSCANO MADRID. Las obras que comenzó el Ministerio de Fomento hace ya más de cuatro años para crear una macroestación de Cercanías en Sol no sólo están provocando molestias y quebraderos de cabeza a los comerciantes y a los vecinos por los ruidos y residuos que generan, sino también por las grietas que están apareciendo en los edificios, sobre todo en los más antiguos del barrio. De momento, según explican los residentes de la zona, se han detectado problemas en inmuebles de la acera par de la calle de la Montera y en los primeros edificios de la calle de la Aduana, hecho que no sólo preocupa a los propietarios, sino también a los vecinos de los alrededores, que temen verse pronto en la misma situación si las obras siguen como hasta ahora. Al parecer, bajo estas casas se ha excavado parte del vestíbulo del que será el futuro intercambiador de la estación. Uno de los inmuebles más afectados es el que se ubica en el número 20 de Montera. Con más de 100 años de antigüedad sobre sus cimientos, los dueños de los pisos se quejan de que han aparecido unas grietas muy sospechosas sobre todo en las habitaciones que dan a la calle de la Aduana. davía sorprendido, el propietario. A pesar de la seguridad que le mostraron los especialistas, él no está muy convencido porque, según revela, ha detectado algunas grietas en los muros de carga, y eso no puede ser bueno De momento, los clientes de la pensión no se han quejado de los desperfectos y espera que vengan a repararlos antes de que afecten seriamente a su negocio. En la misma situación se encuentra su vecino Pepe, que regenta el hostal Guadalajara, ubicado en el cuarto piso desde 1987. Confirma que los problemas comenzaron hace dos o tres años, cuando el topo la tuneladora comenzó a hacer de las suyas Pepe comenta que, para él, es peor el ruido constante que las grietas. De hecho, dice no tener miedo a que en Sol pase algo similar a lo ocurrido en el barrio barcelonés del Carmelo: Si tuviera que pasar algo, ya habría pasado afirma. También está inquietado Hugo, el dueño del restaurante El Barril, situado en el número 3 de la calle de la Aduana. En este establecimiento saltaron los azulejos de la cocina durante este verano, y en los últimos meses se han levantado también los de la entrada del bar. Además, hay algunas grietas, pero, como hemos pintado hace poco, no se notan mucho reconoce. Algunos de los vecinos del bloque que frecuentan el restaurante le han comentado al restaurador que también sufren este problema, aunque prefieren no enseñar su casa. Pero, en las obras de Sol, no son sólo las grietas las que hacen saltar las alarmas. Hace diez días, una excavadora agujereó un pasillo de la línea 1 de Metro utilizado diariamente por miles de viajeros, sin causar víctimas. La adjudicataria de los trabajos, FCC, explicó que el incidente estuvo ocasionado por un error de operación de la máquina excavadora que obligó a mantener el corredor afectado cerrado al paso alrededor de una hora. Después de cuatro años de trabajo, está previsto que las obras terminen, finalmente, este verano, momento muy esperado tanto por los comerciantes como por los vecinos del barrio. FRANCISCO SECO Visitas de los técnicos Así lo relata Emilio Mantecón, propietario de la pensión Nervión, situada en la tercera planta del bloque desde 1970. Empezaron a salir algunas grietas hace dos años, pero este verano han ido a más comenta Emilio, quien reconoce estar bastante preocupado por el suceso. Los técnicos- -del Ministerio de Fomento, según explica- -han visitado su domicilio en dos ocasiones y, aunque no ha tenido todavía una respuesta oficial, le han asegurado que las fisuras no afectan a la estructura del edificio: Me han dicho que yo me moriré aquí y mis nietos también, y la casa seguirá en pie cuenta, to- Los técnicos afirmaron que las fisuras no afectan a la estructura, pero hay algunas en los muros de carga