Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 9 s 2 s 2008 INTERNACIONAL 35 Incidentes en Belgrado ante el anuncio inminente de la secesión de Kosovo Los ataques se dirigieron contra una empresa eslovena y una exposición de arte albanés s Serbia cree que Kosovo proclamará su independencia el 17 de febrero SIMÓN TECCO CORRESPONSAL LIUBLIANA. Mientras Pristina ultima los detalles para proclamar la independencia, en Serbia los nacionalistas comienzan a hacer de las suyas. El ministro serbio para Kosovo, Slobodan Samardzic, declaró ayer que el Gobierno de Serbia está recibiendo informaciones cada vez más relevantes, que indican que el primer ministro, Hashim Thaçi, proclamará de manera ilegal y unilateral la independencia de Kosovo el domingo 17 de febrero Samardzic no descubrió la fuente de esta afirmación, que Thaçi ayer no desmintió ni confirmó, limitándose a afirmar que la separación de Kosovo de Serbia está ya finiquitada Thaçi agregó que hoy sólo puedo confirmar que contamos con la promesa de unos 100 países, que han prometido reconocer la independencia de Kosovo La independencia es un hecho y no hay dudas ya para nadie, como tampoco que no se producirá sin incidentes. como ya han advertido los servicios de inteligencia estadounidense. Ayer, frente a uno de los principales supermercados de Belgrado, de la empresa eslovena Mercator, explotó una bomba rudimentaria, que causó daños materiales. La deflagración se produjo alrededor de las cinco de la madrugada, cuando en el lugar sólo se encontraba personal de vigilancia, entre los cuales no hubo víctimas. A falta de informaciones oficiales, los medios informativos de Belgrado sostenían que, con alta probabilidad, la causa del atentado es de carácter político- nacionalista, relacionada con la posición de Eslovenia y de la UE con respecto a la independencia de Kosovo. Horas más tarde se registró una falsa alarma en otro supermercado de la misma empresa, situado en la ciudad de Cacak, donde, según una llamada telefónica anónima, había sido colocada una bomba. Esto hace plausible que se trate una advertencia a Eslovenia, causada por la polémica suscitada por el papel jugado por Liubliana en la problemática de Kosovo, que ha provocado reacciones vehementes en los grupos extremistas del nacionalismo serbio. El gobierno esloveno está tratando de hacer frente a la cuestión kosovar, en su calidad de presidente de turno de la UE y por lo cual (debido a la filtración de documentos confidenciales y al poco tacto de su ministro de Asuntos Exteriores, Dimtri Rupel) ha sido acusado de servilismo respecto a la posición estadounidense, y de ser favorable a la independencia y al rápido reconocimiento de Kosovo. Curiosamente, en el acta de la reunión del 24 de diciembre pasado entre representantes de la diplomacia eslovena y estadounidense (publicada el pasado 25 de enero por el diario esloveno Dnevnik Washington pide que la independencia de Kosovo se proclame en domingo, para que la Federación Rusa no tenga tiempo para pedir una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU Por otra parte, ayer en Belgrado fue cerrada una exposición de pinturas de artistas albanokosovares, después de que un grupo de ultranaciolistas serbios intentara asaltarla. El incidente se produjo el miércoles por la noche, cuando miembros de la organización juvenil Obraz intentaron impedir su inauguración en una galería de arte de la capital serbia. Enfurecidos por la inauguración de la exposición de cuadros de 11 pintores albaneses de Pristina, los activistas se enfrentaron a la Policía antidisturbios serbia. Dos extremistas lograron eludir el control policial y entrar a la galería, rasgando un cuadro en el que se encuentra retratado Elvis Presley junto a Adem Jashari, un héroe de la guerrilla albano- kosovar de los años noventa, muerto por las tropas serbias en 1999. Los manifestantes portaban un retrato del ex jefe de las unidades especiales de la Policía de Slobodan Milósevic. Juan Pedro Quiñonero NUESTRA GUERRA uienes hayan visto la comedia La guerra de Charlie Wilson dirigida por Mike Nichols, e interpretada por Tom Hanks, Julia Roberts y Phillip Seymour Hoffman, comprenderán el origen último de la batalla contra el terrorismo que la Alianza Atlántica está perdiendo en las tierras de Afganistán. Quienes, además, hayan leído los análisis del candidato presidencial estadounidense Barack Obama sobre la guerra mundial contra el terrorismo y las intervenciones norteamericanas en Irak y Afganistán comprenderán las divisiones de los aliados transatlánticos: muchos especialistas militares estiman que, en verdad, Irak y Afganistán eran frentes secundarios cuando el verdadero nido de víboras terroristas islámicas se encuentra en el noroeste de Pakistán, financiado parcialmente con dinero de Arabia Saudí. La guerra de Charlie Wilson es una comedia burlesca, basada en las actividades senatoriales de un personaje real, que tuvo una importancia significativa en la formación y armamento (misiles Stringer, etc. de los talibanes que derrotaron al Ejército ruso, en Afganistán. Si la guerra mundial contra el terrorismo fuese un poco nuestra guerra, como así lo cree Barack Obama, quienes se interesen por su evolución debieran recordar dos de sus opiniones básicas: Primero, la guerra contra el terrorismo no se puede ganar en Afganistán, ya que los talibanes tienen refugio y bases tribales permanentes en el noroeste de Pakistán. Segundo, los servicios de seguridad y una parte del Ejército paquistaní apoyan tácticamente a los talibanes, armados ideológicamente en las madrasas financiadas por Arabia Saudí. Obama insiste en varios matices sensibles para el futuro de la guerra en curso. A su modo de ver, era y es hoy más urgente que nunca intervenir militarmente contra los talibanes, sí, pero en el noroeste de Pakistán. Él se dice dispuesto a asumir la responsabilidad de tal acción. Y, por último, es más urgente que nunca cortar la financiación saudí de las madrasas donde se propaga el islamismo revolucionario. OBAMA Y Asalto a una galería Q Liubliana, que preside este semestre la UE, es acusada de servilismo respecto a Estados Unidos REUTERS Chad cuenta sus muertos y pide a la UE que envíe la fuerza de paz Después de varios días de intensos enfrentamientos armados, el presidente de Chad, Idriss Deby, anunció ayer una tregua en los combates y pidió el inmediato despliegue en el país de la fuerza de interposición europea, cuyo envío fue retrasado debido al avance de los rebeldes sobre la capital, Yamena. En la imagen, un bulldozer recoge cadáveres de combatientes muertos en Yamena