Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA Precampaña electoral s La Justicia liquida a ANV y PCTV SÁBADO 9 s 2 s 2008 ABC El TS cierra la puerta electoral a ANV, pero no impide sus actividades políticas La Sala del 61 da un varapalo a las tesis de la Fiscalía y la Abogacía del Estado al acordar sólo dos de las cinco cautelares C. M. MADRID. La Sala Especial del Tribunal Supremo- Sala del 61 -acordó anoche que ANV no podrá concurrir a las elecciones generales y decidió retirar las ayudas públicas tanto a este partido como al PCTV Los magistrados desestimaron el resto de medidas cautelares- -suspensión de actividades, embargo de cuentas y clausura de sedes- -solicitadas por la Fiscalía y la Abogacía del Estado en sus respectivas demandas de ilegalización, lo que supone un varapalo a las tesis sostenidas por ambos órganos. El objetivo principal, cortar de raíz la pretensión de ANV de presentarse a las elecciones, se ha cumplido, también en la vía contenciosa, ampliado con la sequía económica que supone retirar cualquier tipo de ayuda pública a las dos formaciones proetarras. No obstante, el rechazo de las otras tres cautelares pedidas- -que sí están ampliamente recogidas en el auto dictado ayer por el juez Garzón- -podría acarrear dificultades para la ejecución de las medidas acordadas por el magistrado de la Audiencia Nacional. La no suspensión de actividades del TS se traduce en que ambos partidos pueden convocar manifestaciones y ruedas de prensa (plena actividad política) entre otros actos, posibilidad que colisiona con el auto dictado sólo unas horas antes por Garzón. Los fallos, tras cinco horas de deliberación de los dieciséis magistrados, y dos vistas abren un abanico de posibilidades, incluido el de una aún posible ilegalización- -un proceso mucho más dilatado en el tiempo- y evidencian que el Supremo no ha tenido reparos en fijar su criterio, pese a las posiciones de Fiscalía y Abogacía del Estado. Los dieciséis magistrados que forman la Sala oían las alegaciones de los abogados de las nekanes -se decidió acumular las demandas de Fiscalía y Gobierno en un único procedimiento- -cuando se conoció formalmente la decisión del juez Garzón de desactivar a los dos partidos. En la vista de la mañana se expusieron los argumentos a favor y en contra de la suspensión del PCTV por la vía contenciosa, mientras que en la comparecencia celebrada por la tarde, donde se dilucidaba el futuro de ANV no estuvieron presentes los letrados de este partido al considerar que la decisión de la Sala del 61 carecía de efectos prácticos tras el fallo de Garzón. El abogado del Estado Manuel Pacheco y el fiscal jefe de la Sala de lo Contencioso- Administrativo del TS, Antonio Narváez, pidieron a la Sala Especial la adopción de las mismas medidas cautelares acordadas por Garzón contra las dos formaciones proetarras, más una nueva que no constaba en ninguna de las demandas de ilegalización. La Abogacía solicitó en las vistas la suspensión de actividades del grupo parlamentario del PCTV en la Cámara de Vitoria, compuesto por nueve diputados, y de los grupos municipales que ANV tiene en 377 ayuntamientos del País Vasco y 100 de Navarra, así como en las Juntas Generales en las que cuenta con representación (Vizcaya y Álava) El abogado del Estado entendía que la desactivación de los partidos debe extenderse como consecuencia lógica y obligada a su representación en las instituciones, al ser éstas un instrumento útil para influir, utilizando el terror, en la conformación de la opinión pública La Fiscalía discrepó de esta argumentación y, en consecuencia, no respaldó la petición de los servicios jurídicos del Estado. Los fallos de la Sala del 61 no recogen ni de lejos estas tesis, sino que se centran en dos de las cautelares en lugar de admitir en bloque las solicitadas, como decidió Garzón. Ibarretxe abandona el Parlamento durante la intervención de la portavoz de EHAK, Nekane Erauskin EFE Cinco horas de deliberación EL PARLAMENTO VASCO SEGUIRÁ PAGANDO A PCTV El PNV ha tomado ya la decisión de desobedecer la previsible orden judicial de disolver el grupo parlamentario proetarra en la Cámara de Vitoria M. LUISA G. FRANCO BILBAO. Pese a que la Justicia acecha y se acerca la disolución del grupo parlamentario del PCTV- EHAK en la Cámara de Vitoria, el PNV ha tomado ya la decisión de no acatar la posible orden. El partido de Ibarretxe y sus socios piensan mantener el pulso a la Justicia, como hizo Juan María Atutxa cuando el Tribunal Supremo le instó a disolver el grupo de Sozialista Abertzaleak. El próximo martes se iniciará la tramitación parlamentaria de una iniciativa de PNV EA e IU- EB para intentar evitar que la responsabilidad de esa desobediencia a la Justicia recaiga en la actual presidenta de la Cámara, Izaskun Bilbao, y los miembros de la mesa. Tras la condena a Juan María Atutxa y a quienes fueron miembros de la mesa del Parlamento vasco Gorka Knörr, de EA, y Concepción Bilbao, de IU- EB, el tripartito vasco pretende cambiar el reglamento de la Cámara de Vitoria para que la disolución de un grupo parlamentario tenga que ser decidida por el pleno, de forma que la responsabilidad sea compartida por la mayoría de los parlamentarios vascos. Sin embargo, fuentes del PP vasco manifestaron a ABC que esta maniobra es muy similar a la que utilizó en su momento Juan María Atutxa, quien convocó a la Junta de Portavoces para que se pronunciara sobre la disolución del grupo parlamentario proetarra, entonces Sozialista Abertzaleak. Esto no sirvió entonces, como el PP entiende que tampoco servirá ahora, para difuminar responsabilidades, puesto que la decisión de disolver el grupo parlamentario no la toma el Parlamento vasco, sino la Justicia, y es la mesa de la Cámara de Vitoria la responsable de ejecutar administrativamente esa decisión judicial. En todo caso, las maniobras del tripartito vasco podrían ayudar al grupo parlamentario proetarra a seguir cobrando de las arcas públicas hasta el final de la legislatura. La disolución no supondría, no obstante, el cese como parlamentarios de los nueve electos del PCTV- EHAK, que seguirían cobrando sus sueldos íntegros, aunque no el dinero del grupo.