Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 8 s 2 s 2008 MADRID 55 Cuatro violentos asaltos en sólo 24 horas Un salón de juegos, una joyería, un supermercado y un banco, los últimos golpes en la región CARLOS HIDALGO MADRID. La región sufrió en apenas 24 horas cuatro nuevos asaltos. Al robo de un banco en Doctor Esquerdo (20.000 euros) a un supermercado de Coslada (11.000) y un salón de juegos de Vallecas (10.000) se sumó el atraco con violencia a un joyero de Villaverde. El hombre sufrió heridas por arma blanca y un fuerte shock por lo que aún no hay un recuento oficial de las joyas robadas. La Policía busca a una banda de encapuchados que atracó con un hacha, mazas y cuchillos un salón recreativo del distrito de Puente de Vallecas. El grupo consiguió llevarse unos 10.000 euros de la caja fuerte del establecimiento, indicaron fuentes policiales, y logró huir. Por otra parte, la Policía Local de Coslada ha detenido a un individuo que había robado 11.000 euros de un supermercado. Casi una veintena de personas corrió detrás del delincuente, que finalmente fue interceptado. El asalto de Vallecas se produjo a las once de la noche del miércoles. A esa hora se encontraban varias empleadas en el salón de juegos- cafetería Café y Ocio comenzando a cerrar. Sólo habían echado una de las cerraduras, pero no el cierre metálico. El local se encuentra en el número 30 de la calle de Pedro Laborde. Repentinamente, llegaron cuatro individuos en un coche oscuro de alta gama. El vehículo figura como robado el pasado día 2 de febrero en el mismo distrito, indicaron fuentes policiales. Del coche se apearon tres hombres, encapuchados y armados con un hacha, mazas y cuchillos. Rompieron el cristal de una de las puertas del establecimiento. A partir de ahí, todo fue rapidísimo. Entraron e intimidaron con las armas a las empleadas, a las que obligaron a dirigirse a una sala donde se encuentra la caja fuerte. Bajo esta amenaza las obligaron a sacar todo lo que había de valor dentro. Fuentes policiales indicaron que el botín asciende a unos 10.000 euros, la recaudación del día. El asalto apenas duró tres minutos. Las alarmas, al no estar cerrado el local en el momento del asalto, se encontraban desactivadas. Pero las cámaras de seguridad sí que grabaron la secuencia de los hechos. La Policía tiene ya las imágenes, que se encuentran analizando para identifi- La puerta destrozada del salón de juegos asaltado ayer en Vallecas por un grupo de encapuchados Policía Judicial se encuentra investigando este asalto. Uno de los aspectos con los que trabajan es en si este grupo puede estar involucrado en algún otro delito anterior de similares características. Hay que recordar que, el pasado mes de diciembre, el dueño de otro negocio del mismo tipo murió asesinado en un atraco a su local, en Parla. El encargado de Café y Ocio de Vallecas explicó que es el tercer robo con intimidación que sufren en los últimos siete meses. Eran gente joven y ágil, altos, delgados, que se movían con rapidez indicó. En cuanto al asalto de Coslada, se produjo también el miércoles, pero a plena luz del día. Tres hombres entraron en un supermercado de la calle de Petra Sánchez, a la una de la tarde. Hurtaron tres latas de aceite, pero, uno de ellos, entró en un despacho que tenía la puerta abierta. Al parecer, el sospechoso tomó la llave de la caja fuerte, que también estaba en la habitación, y la abrió: se hizo con 11.000 euros que había en el interior y huyó. Sin embargo, el encargado de la tienda y un empleado salieron corriendo tras él. Se dio DE SAN BERNARDO Los encapuchados de Vallecas se llevaron 10.000 euros; al joyero de Villaverde le hirieron con un cuchillo car a los componentes de esta banda. Los delincuentes salieron rápidamente del salón de juegos y se subieron al coche, donde le esperaba su compinche. Consiguieron huir. La Brigada Provincial de Grabados por las cámaras Salvan a una mujer moribunda en su casa del paseo de la Castellana Ep MADRID. Un equipo de Bomberos del Ayuntamiento encontró ayer a una mujer de 60 años de edad en estado grave y con convulsiones en el dormitorio de su casa, en la decimocuarta planta del paseo de la Castellana, 210, después de que una amiga avisara al 112 tras dos días sin responder a sus llamadas. Este hecho salvó la vida de Ana. Su amiga, Concepción, aseguró a Ep: Le dejamos un papel por debajo de la puerta, por si acaso estaba con los cascos y no oía nuestras llamadas. Como vivía sola, llamamos a Emergencias A las 11 de la mañana, acudieron el Samur y los Bomberos. En un primer momento, el portero del edificio intentó abrir el domicilio con una llave, pero, al final, los bomberos forzaron la puerta y entraron a la casa. En el dormitorio estaba la víctima, que padecía una insuficiencia cardiorrespiratoria y fuertes convulsiones. El equipo médico la intubó y consiguió estabilizarla. Los bomberos la bajaron por las escaleras y la trasladaron a La Paz. Hace días la habían operado de un bulto en el cuello. A lo mejor ha tenido una complicación, pero los médicos aseguran que no tiene nada que ver dijo Concepción. Otra de sus amigas sentenciaba: Prefiero que me encuentren mis hijos sola y muerta que no echar el pestillo y que entren unos ladrones a mi casa y me maten aviso a la Policía Local, que acudió al supermercado. En la persecución se fue uniendo más gente de la calle, hasta sumar 18 personas, que retuvieron al sospechoso a 200 metros de allí, en la confluencia de la calle del Doctor Marañón y la avenida de la Constitución. Por el camino, al presunto delincuente, J. M. C. P. español de 31 años, se le cayeron los 11.000 euros. Finalmente, los ciudadanos le retuvieron. Otra patrulla de la Policía Local de Coslada se presentó allí y detuvo al ladrón. Sus dos compinches huyeron. Además, se investiga si, antes de ese robo, habían intentado otro hurto en un supermercado del barrio de Valleaguado. El atraco al joyero se produjo antes de las once de la mañana, cuando su propietario, Eugenio Ruiz Sobrino, hacía poco que había abierto, por lo que estaba solo. El local está situado en la calle del Doctor Martín Arévalo, 12. Entraron dos hombres del Este de Europa, a cara descubierta y armados con un cuchillo de cocina. Le amenazaron, pero Eugenio se enfrentó a ellos. Recibió dos cuchilladas en la zona posterior del cuello y la espalda. Luego, le ataron de manos y piernas con bridas y se llevaron joyas. Huyeron. El Samur tuvo que atender a la víctima, que no supo cuantificar el valor de lo sustraído.