Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN VIERNES 8 s 2 s 2008 ABC AD LIBITUM UNA BUENA IDEA DE RAJOY ESDE que Felipe González apuñaló al barón de la Brède y de Montesquieu y metió en un solo saco los tres poderes del Estado, España se nos ha ido haciendo más y más socialdemócrata. Al margen de los partidos nacionalistas, vocacionales de una política de cercanías, la larga distancia del futuro nacional se la disputan dos partidos que coinciden en su abnegación social y la perpetuación, en olvido de la excelencia, de un Estado de Bienestar en el que la necesidad tiene más valor que el mérito y eso, tan aparente como estéril, acaba con el espíritu de superación de las minoM. MARTÍN rías que podrían ser caFERRAND paces de elevar el nivel de las mayorías. En ese marco tan pobre y tan romo es de celebrar que Mariano Rajoy salga de su letargo y su rutina para elevar el tono garbancero que, para la general fatiga, viene marcando la larguísima precampaña electoral- ¡cuatro años! -que anticipa la campaña de las legislativas de 2008. Su idea de un contrato de integración con valor jurídico para los extranjeros que desean venir a instalarse entre nosotros, aunque poco explicitada en su pregón, eleva el nivel de las pláticas en curso, mera subasta de rebajas fiscales y subvenciones mostrencas. No es nada original- -fue una de las herramientas electorales de Nicolás Sarkozy- pero, en política, cuenta más que la ideación brillante la oportunidad de la imitación contrastada. Lejos de la regularización atropellada de inmigrantes ilegales, el truco por el que José Luis Rodríguez Zapatero sacó pecho como gran creador de empleo, Rajoy busca en su idea una solución de fondo que, a medio plazo, convierte a los inmigrantes en nuevos y buenos españoles. Es un ejercicio más intelectual que demagógico y que, por ello mismo, si pasa de las musas al teatro de la realidad española, conseguirá grandes frutos y, además, erradicará de nuestras costumbres el odio a lo extraño y diferente que, desde hace siglos, le da cuerpo a uno de nuestros peores demonios nacionales. Rajoy se separa de Zapatero, secuestrado en las ideas, a partes iguales, de los mínimos José Blanco y Philp Petit y entronca con los supuestos del pacto social que ya estaba en Protágoras, Thomas Hobbes esbozó en Leviatán, concretó Spinoza, desarrolló John Locke, bautizó J. J. Rousseau y consagró Kant como gran escenario de la justicia y la convivencia. Ignoro las razones por las que el líder del PP, después de tanto discurso hueco como lleva pronunciado en estos últimos dos meses, desenvaina, a solo treinta días de las elecciones, la espada de la inteligencia y hace una propuesta merecedora de respeto y aplauso; pero ese es el camino, por ahí corre la línea que, en Francia y Alemania, está redimiendo a la derecha política de la epidemia socialdemócrata que aflige al Continente. IN ENGLISH, BITTE. OBRIGADA como alternativa al lenguaje gestual, y tener que enmudepesar de las apariencias, no vivimos en un país cer impotente por miedo a que un yes, un oui o un ja- -hascon una lengua oficial y otras tres o cuatro coofita ahí, más o menos, llegamos- -desencadene una resciales, sino en la Unión Europea, con sus veintipuesta cabalística. trés idiomas oficiales a la puerta de casa. El 65 de los españoles no habla ningún idioma y sólo Habrán notado que cuando las directivas de la UE tieel 22 afirma conocer el inglés, según un estudio del CIS nen consecuencias incómodas, a nuestros gobernantes de 2007. Mayores son aún el desconocimiento del francés les basta con apostillar: lo manda Bruselas. Y chitón. (77 el italiano (91 el portugués (94 o el alemán Pues bien, si hay una política europea que ha cobrado un (95 Esta ignorancia no representa sólo una interés creciente con las décadas y las ampliaciodesventaja competitiva grave, es además un lanes es la promoción del aprendizaje de idiomas. mentable empobrecimiento cultural. El aislaEl multilingüismo se estimula por necesidades miento histórico de España, la tranquilidad de prácticas de comunicación, para facilitar la mohablar una gran lengua con la que somos entendivilidad de los ciudadanos, el crecimiento econódos en medio mundo, la cultura del doblaje, ayumico y la integración. Pero no menos por cuestiodan a explicar nuestra lejanía de Europa, pero no nes de principio. Forma parte de la filosofía de la la justifican. Tomando como referencia el mejor UE el considerar que el multilingüismo tiene un de los casos, nos queda la mitad del camino para significado político: es la medida de su transpaIRENE ponernos sólo a la altura de nuestros vecinos eurencia y legitimación, ya que se considera imLOZANO ropeos. Partíamos de una situación pésima: los prescindible tanto para hacer llegar sus decisioidiomas apenas se impartían en la escuela hace 30 años. nes a los ciudadanos como para que un pescador maltés Ahora hemos conseguido que se enseñen, sólo nos falta pueda dirigir una petición a los organismos europeos en que se aprendan. su idioma. Hace seis años Bruselas puso como objetivo el domiLegitimar un proyecto político es una tarea excesiva nio de dos lenguas además de la materna. Los ministros para una lengua, incluso para veintitrés, a menos que se de Educación de la UE se reúnen este mes para discutir soles atribuyan poderes curativos y se aspire a que ensalbre multilingüismo y tienen sobre la mesa una nueva memos multilingües restañen el déficit democrático de la ta: que los ciudadanos adopten como materna una segunUE. Pero probablemente no seríamos europeos si no conda lengua para que lleguen a manejarla con idéntica descediéramos a las lenguas, a la palabra, esa importancia, treza. Cuando nosotros no hemos llegado aún al aprendimágica o racional, que se puede rastrear desde la Grecia zaje de los idiomas, en Europa se habla de adoptarlos. No clásica, la cultura del logos por excelencia, hasta el psicoatiene valor estadístico, pero entre los amigos de mi hijo nálisis. que llevan nueve años- ¡nueve años! -estudiando inResulta difícil pensar en otra política que suscite un glés en el colegio, sólo pueden mantener algo parecido a mayor consenso nacional, ideológico o partidista en toda una conversación los que toman clases particulares. Esto la UE, lo cual hace más desalentador que haya calado tan tiene un solo nombre: fracaso. Ya es hora de que los ciudapoco en España. En Europa una media del 50 de los ciudanos sepan que la política lingüística de un país no se redadanos conoce otra lengua, según afirmó recientemenduce a forcejear para colar en el Congreso un discursito te el comisario europeo de Multilingüismo, Leonard Oren la lengua propia. La política lingüística que necesitaban, a su paso por nuestro país. Más de un español sabe lo mos es la que nos saque de estas estrechas fronteras geoque se siente al preguntar por una dirección a un holangráficas y mentales. Y, por cierto, lo manda Bruselas. dés o un danés que ofrece el inglés, el francés o el alemán CON CAJAS TEMPLADAS D A -Soy de una empresa de sondeos. ¿Yo le repito una promesa electoral y usted me dice por qué oído le entra y por qué oído le sale?