Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
108 TVyCOMUNICACIÓN www. abc. es comunicacion JUEVES 7- -2- -2008 ABC PARRILLADA MIXTA Jesús Lillo EL BUEN PERDER A quí estamos, divinamente dijo ayer Ana García- Siñeriz antes de anunciar una noticia calificada de definitiva por Boris Izaguirre: la retirada de Channel n 4 programa de chismes y chistes de progreso- -tomate liofilizado, rojo y en botella- -perteneciente a la parrilla fundacional de la Cuatro. Incapaz de superar su discreto umbral de audiencia, el programa se va con una dignidad asombrosa para lo que en los últims días vienen siendo los estándares del emergente subgénero de las despedidas y los cierres. Véase la bochornosa ceremonia funeraria orquestada la pasada semana por los amigos y cómplices del Tomate -hasta la madrugada del sábado estuvieron de gorigori- -para comprobar hasta dónde puede llegar el autobombo, instrumento que suelen tocar los perdedores para ocultar el eco de su propio fracaso. La memoria selectiva de los promotores del Tomate derivó en un grotesco ejercicio de manipulación de sus cintas de vídeo, de la que suprimieron la gris y larguísima agonía derivada del anquilosamiento que le costó la vida. Ayer, por la tarde, Boris mostró la tapa de un yogur para escenificar la irreversible caducidad de un programa con los días contados. Bastaron su gesto y unas discretas palabras de agradecimiento para comunicar al público de Channel n 4 el final de una empresa que cada cual debería recordar a su manera, sin las interferencias de ese mal perder característico de quienes tampoco saben ganar. Ana García Siñeriz y Boris Izaguirre, aromas de despedida en Channel n 4 El corazón pierde el pulso a la tarde En la emisión número 99 de la tercera temporada, el espacio de Cuatro Channel n 4 anunció su fin, previsto para el 22 de febrero, justo cuando se cumple el programa número 500 ROSA BELMONTE MADRID. El magacín dinámico y actual (definición de Cuatro) uno de los socios fundadores de la cadena junto a Noche Hache o Cuarto milenio es el segundo programa vespertino que anuncia su despedida en pocos días. Poco tienen que ver Channel n 4 y Aquí hay tomate Ni en su concepción ni en su desarrollo posterior. Pero es difícil sustraerse a ligarlos en su defunción. Desde el propio espacio de la cadena de Prisa, Ana García Siñeriz y Boris Izaguirre han hecho el guiño anunciando, reservándose la noticia. Eso, además de ir vestidos en blanco y negro de exquisito alivio de luto. Y del letrero tomatero que estuvo saliendo a lo largo del programa Hoy vamos a dar una noticia que cambiará la vida de todos los que han disfrutado de Channel dos años y medio La media de audiencia durante la presente temporada ha estado en el 5.7 de cuota de pantalla y 562.000 espectadores. Las cifras son más preocupantes si se piensa que Fama (la sorpresa de la cadena) está en el 10 por ciento de share y los concursos posteriores Alta tensión y Money, money rondan el 8 por ciento. Nada han dicho Boris y Ana de las razones del fin salvo que todo tiene fecha de caducidad. Boris ha mostrado la tapa de un yogur con la fecha elegida: 22 02 08, cuando se cumple el programa 500. Según un comunicado de Cuatro, Channel n 4 ha proyectado una mirada inteligente y divertida sobre la sociedad española, y trató de abrirse camino con éxito notable en unas tardes de oferta encanallada y de patio cerrado. Nunca renunció a introducir un toque cosmopolita en los asuntos a tratar y a ello ayudó en gran manera el perfil profesional de ambos conductores Sólo son dos cancelaciones de espacios veteranos en la parrilla, pero ¿cuál es el punto? que diría Rafa, el profesor de funky de Fama ¿Hay alguna pauta? Habrá que esperar. Por ejemplo, a ver qué pasa con A 3 bandas que el lunes adelantó su horario aprovechando la ausencia del Tomate e hizo mínimo (10.1 de share y 1.049.000 espectadores) En Antena 3, al paciente lo tienen en observación. En cualquier caso, por seguir con otra cadena, no da la impresión de que Está pasando de Telecinco ande en el punto de mira. Channel n 4 aunque no nos haya evitado los inevitables sucesos, está más cerca de programas como el británico Richard Judy en Channel Four (el auténtico) aunque sin club de libros y de vinos, que de los espacios patrios de caspa y espada. Parece que la caducidad nada tiene que ver con la gamberra reivindicación de Melody y El baile del gorila Los otros, definitivamente, no la harían. Una mirada inteligente La televisión china emite la gala del Año Nuevo Lunar en español PABLO M. DÍEZ CORRESPONSAL PEKÍN. El programa con más audiencia del mundo, la gala del fin de año chino, se pudo ver anoche en español. El canal en castellano de la China Central Television (CCTV) emitió este espacio con traducción simultánea en los países adonde llega su señal vía satélite: EE. UU. México, Argentina, Chile, Perú, Cuba y Colombia. Además, la página web de la CCTV colgó su retransmisión, por lo que todo el público hispanohablante pudo disfrutar- -o sufrir, según se mire- -un programa que se ha convertido en un clásico en el coloso oriental y que supone una radiografía oficial del país. Desde que empezó a emitirse en 1983 gracias a la apertura económica acometida por Deng Xiaoping, la gala del Año Nuevo Lunar congrega a todas las familias chinas en torno al televisor, por lo que su audiencia podría llegar a mil de los 1.300 millones de habitantes de China. Aunque en los últimos tiempos ha perdido parte de su ti- rón debido a la proliferación de otros espectáculos de entretenimiento, este programa sigue siendo cita ineludible del año nuevo chino, que anoche arrancó bajo el signo de la rata en medio de una estruendosa traca de petardos. Como suele ser habitual, la gala es un nada disimulado ejercicio de propaganda política, a pesar de que estuvo dedicada a aquellos trabajadores emigrantes que no han podido regresar a sus hogares en fin de año y a quienes se han quedado sin electricidad ni agua durante varios días.