Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 7- -2- -2008 JUEVES deESCENA 91 Espartaco El Ballet Estatal del Palacio de la Música de Kieve trae desde hoy y hasta el domingo al teatro de Madrid su producción de Espartaco uno de los grandes ballets del siglo XX, con música de Aran Kachaturian Las bizarrías de Belisa Hasta el 24 de febrero sigue en el teatro Pavón de Madrid esta obra de Lope de Vega, una de las más desconocidas de su autor, y que es el primer trabajo de la recién creada Joven Compañía Nacional de Teatro Clásico Una mujer en transparencia El Teatre Nacional de Catalunya presenta estos días esta obra, escrita por la joven autora riojana Eva Hibernia, e interpretada por Alma Alonso, Alexis Bautista, Carles Cuevas, entre otros. Víctor Ullate celebra los veinte años de su ballet con Beethoven El maestro y coreógrafo aragonés presenta en el teatro Albéniz su nuevo espectáculo ABC MADRID. En abril de 1988, en el teatro Arriaga de Bilbao, nació el Ballet de Víctor Ullate. El coreógrafo y maestro aragonés había dejado unos años antes la dirección del Ballet Nacional y había montado una escuela. De sus aulas y con un extraordinario esfuerzo logró sacar adelante una compañía, que en aquel momento, hace ahora veinte años, supuso un verdadero soplo de aire fresco dentro del hambriento panorama de la danza española. Víctor Ullate ha querido ahora celebrar el vigésimo aniversario de su compañía- -por la que han desfilado nombres de tanto fuste como Tamara Rojo, Lucía Lacarra, Ángel Corella, Igor Yebra y Joaquín de Luz- -con un espectáculo vertebrado en torno a la figura de Ludwig van Beethoven. El programa de este trabajo, que verá la luz mañana en el teatro Albéniz, está compuesto por dos coreografías: 3 es una pieza de Eduardo Lao, mano derecha de Ullate, a partir de las sonatas número 4 y número 15 y del celebérrimo Claro de Luna Víctor Ullate, por su parte, ha buscado la inspiración en la Sexta sinfonía para crear su Pastoral ESCENA INTERNACIONAL s PARÍS Daniel Auteuil, durante la representación de L Ecole des femmes PASCAL VICTOR Lo clásico, subversivo El actor Daniel Auteuil vuelve al teatro con una sencilla y limpia versión de La escuela de mujeres de Molière, que se presenta estos días con gran éxito en el teatro Odeón de la capital francesa JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. ¿Qué hay más subversivo novedoso, fino, atractivo... El verso clásico, Molière, el rescate de los textos, decorados y ropajes del siglo XVII, para mejor explorar los tormentos, las pesadillas e ilusiones de las jóvenes adolescentes en flor de nuestro siglo XXI. Tal es el proyecto de Daniel Auteuil, que vuelve al teatro, tras sus grandes éxitos en el cine, y Jean- Pierre Vincent, que ha dirigido esa experiencia, acompañados de una brillante compañía entre la que destaca la jovencísima Lyn Thibault, la gran revelación de la escena francesa, con un montaje fuera de lo común de La escuela de las mujeres (1662) la pieza con la que Molière confirma definitivamente el gran estilo que sería el suyo. Daniel Auteuil soñaba con volver al teatro. Vincent soñaba con desempolvar los clásicos. Esa doble ambición culminó con el montaje en el Odeón Teatro de Europa de una obra canónica, La escuela de las mujeres, libre de toda ganga vanguardista. Vincent decidió vestir a Auteuil con el mismo traje y la misma límpida simpleza del traje usado por Molière para su estreno, hace cinco siglos cortos. Sin otro afán escénico que devolver al verbo, la palabra, el verso, su pureza original. Evitando la tentación de modernizar la historia, huyendo de toda versión contemporánea insistiendo en la fidelidad radical al texto y las anotaciones del autor. Para mejor servir tal proyecto, bien alejado de las ya difuntas modas modernas Auteuil decide adoptar el registro del actor popular, el cómico de la lengua de nuestro tiempo, formado en la dicción del verso clásico, presto al recurso de los guiños, abusos, gestos, excesos del cómico que se dirige al gran público, sabiéndolo inteligente y dispuesto a dejarse encantar por la melodía del verso antiguo. Como director que estrena en un teatro consagrado a presentar las grandes corrientes del teatro europeo de nuestro tiempo, Vicent decidió jugar la baza de un clasicismo que roza la arqueología escénica: escenografía, atrezzo, iluminación, depuradas al extremo, siguiendo la pauta del montaje original, a la luz de la bibliografía bien repertoriada. Por su parte, la gran revelación de la escena francesa, Lyn Thibault, formada en una escuela de provincias, se embarca encantada en el mismo proyecto, dando vida a una joven casadera cuyas mejor arma para salir adelante, en su vida y el amor, es la fidelidad intachable a su propio texto, dicho con la gracia que viene de la retórica clásica. Llega a Madrid La sospecha un gran éxito reciente de Broadway J. B. MADRID. John Patrick Shanley, autor de La sospecha (su título original es Doubt Duda confesó cuando se estrenó la obra en Broadway, hace casi tres años, que fue el título lo primero que tuvo. A partir de él tejió la trama de la obra, que logró los tres premios más importantes de la escena neoyorquina- -el Tony, el Pulitzer y el Drama Desk- -y que ha llegado a España en una producción dirigida por Natalia Menéndez y que cuenta en el reparto con Pilar Bardem, Diana Palazón, Juanjo Cucalón y Vicenta Ndongo. Tras su estreno el Alicante en octubre y tras una pequeña gira, La sospecha desembarca la próxima semana en el teatro Infanta Isabel de Madrid. El autor ha situado la obra en el año 1964; según Natalia Menéndez, Shanley- -que ganó el Oscar por el guión de la película Hechizo de Luna -quería reflejar el clima de falta de seguridad creado tras el asesinato de John F. Kennedy, en noviembre de 1963. La obra plantea una vidriosa intriga con sospechas de abuso de menores por parte de un cura en un colegio católico del Bronx neoyorquino. No obstante, según Natalia Menéndez, el autor no ha querido hablar con morbo, sino con prudencia y respeto. Y esa es la línea que a mí me ha interesado para el montaje