Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 JUEVES deESCENA JUEVES 7 s 2 s 2008 ABC SEIS RECOMENDACIONES PARA TODOS LOS PALADARES Bajarse al moro Un cuarto de siglo después de su estreno, está de nuevo en los escenarios Bajarse al moro una de las comedias de mayor éxito de Alonso de Santos, dirigida por el propio autor. Este fin de semana llega al teatro de Baracaldo Festival de Málaga Concluye este fin de semana este certamen, desarrollado en el teatro Cervantes. Cyrano de Bergerac con José Pedro Carrión, y ¡El conquistador! del del New York Theatre Workshop, son los últimos espectáculos 2666 La esperada adaptación de la novela del escritor chileno Roberto Bolaño creada por Álex Rigola para la compañía del teatre Lliure barcelonés llega mañana y el sábado al teatro Central de Sevilla Una amplia perspectiva teatral en los Premios Mayte El veterano galardón escénico, el de ámbito privado más prestigioso, ya tiene finalistas ABC Ya se conocen los nombres de los doce finalistas que optan este año a la trigésimo séptima edición del Premio Mayte de Teatro, el más prestigioso convocado desde ámbitos no oficiales de cuantos se conceden en España y uno de los más veteranos, pues su primera edición data de 1969, convocatoria en la que lo ganó Antonio Buero Vallejo. Los doce profesionales de la escena que han llegado a la final aspiran al premio con trabajos que ofrecen, en su conjunto, una amplia y variada perspectiva de la actividad teatral en nuestro país. Los candidatos, todos por espectáculos estrenados en 2007, son los actores María Adánez (por su trabajo en Las brujas de Salem de Arthur Miller, producida por el Teatro Español) Ana Belén (por su interpretación de Fedra en la versión firmada por Juan Mayorga) José Pedro Carrión (protagonista de una producción de Cyrano de Bergerac dirigida por John Strasberg) Natalia Dicenta (por su trabajo en Los persas la singular versión del clásico realizada por Calixto Bieito) Juan Luis Galiardo (por su papel en la comedia de Juan Carlos Rubio Humo Vicky Peña (intérprete de un estremecedor monólogo en la obra de Tony Kushner En casa En Kabul producida por el Teatro Español) y Manuel Tejada (por su trabajo en la obra de El león en invierno de James Goldman) los directores Ángel Fernández Montesinos (por su labor en La duda de Pérez Galdós, y Filomena Marturano de Eduardo de Filippo) José Ortega (responsable de la sala alternativa Ítaca, donde ha dirigido el espectáculo Cuaderno de Nueva York y Juan Carlos Pérez de la Fuente (responsable de los montajes de El león en invierno de Goldman y ¿Dónde estás, Ulalume, dónde estás? de Alfonso Sastre) y los autores Juan Carlos Rubio Humo y Alfonso Sastre ¿Dónde estás, Ulalume, dónde estás? Uno de los finalistas, Juan Carlos Pérez de la Fuente, ya obtuvo el galardón en su edición de 2004 por su dirección de Historia de una escalera de Buero Vallejo. Y Vicky Peña, nominada por su interpretación en la mencionada obra de Tony Kushner dirigida por Mario Gas, acaba de recibir por ese mismo trabajo el Premio Max de las Artes Escénicas destinado a la mejor actriz protagonista. Vicky Peña, en la obra En casa En Kabul ABC CRÍTICA El guía del Hermitage Autor: Herbert Morote. Director: Jorge Eines. Escenografía: José Luis Raymond. Vestuario: Ikerne Jiménez. Iluminación: Juan Gómez Cornejo. Música: Yann Díez Dolzy. Intérpretes: Federico Luppi, Manuel Callau y Ana Labordeta. Lugar: Teatro Bellas Artes. Madrid. Guardianes de la utopía JUAN IGNACIO GARCÍA GARZÓN Frente a la destrucción, la utopía tenaz de la belleza, entendida también como forma de integridad personal y de salvaguarda de la propia cordura en el vórtice de un mundo enloquecido. El guía del Hermitage propone una parábola de aliento humanista en medio de un escenario de apocalipsis, un infierno Federico Luppi y Manuel Callau, en una escena de la obra donde aún queda un rescoldo de fe en el ser humano, en su capacidad para aferrarse a un ápice de luz que justifique la vida. Las coordenadas de esta pieza de Herbert Morote sitúan la ac- ABC ción en pleno cerco de Leningrado por el ejército nazi, un espeluznante episodio de la Segunda Guerra Mundial que duró novecientos días, entre 1941 y 1944, y registró un saldo de más de un millón de muertos. La obra se centra en un hecho real al que se refirió Montserrat Roig en su libro La aguja dorada evacuadas las obras del museo del Hermitage, un viejo guía organizó algunas visitas a las salas vacías dando detalles de los cuadros como si aún estuvieran colgados en ellas, un acto de terca reafirmación en el corazón de la ciudad sitiada. Morote coloca en el microcosmos del museo solitario a tres personajes: el guía Pavel Filipovich (Federico Luppi) el conserje Igor (Manuel Callau) y Sonia (Ana Labordeta) restauradora de obras de arte, esposa del primero, y su eslabón con el mundo exterior en su condición de miembro del comité de defensa. Es una situación estancada, presentada de forma descriptiva, de tenue dramaticidad. Filipovich, con la cordura aparentemente extraviada, es quien ofrecerá un rotundo argumento más de resistencia en la desesperada si- tuación, e Igor, gruñón, descreido, aferrado a las consignas del Partido, encontrará en esas visitas imaginarias una suerte de misión cuasi religiosa, convirtiéndose en el único personaje que en rigor experimenta una progresión dramática. Jorge Eines imprime al montaje un ritmo moroso sobre una escenografía despojada, sin que las desvaidas proyecciones de cuadros contribuyan a dar vuelo al espectral lirismo latente en la obra. Federico Luppi se mete en la piel del viejo guía en una interpretación contenida y plana, escasa de matices, y Ana Labordeta dibuja su Sonia con pinceladas de cálida expresividad, pero es Manuel Callau quien logra trascender los límites del escenario con su Igor traspasado de humanidad, conmovedor, creciente según la función avanza; un gran actor, respetadísimo en Argentina y cuya presencia en la escena española hay que saludar con entusiasmo.