Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 7 s 2 s 2008 MADRID 61 Multa de 6.000 euros a una empresa por tirar cartas con datos personales ABC MADRID. La Agencia Española de Protección de Datos ha impuesto una sanción a la empresa CC. de Madrid, tras el hallazgo por parte de la Policía Local de Coslada, en noviembre de 2006, de 72 cartas publicitarias en cajas de cartón, en plena vía pública. En las misivas figuraban datos tales como el nombre, los apellidos y la dirección completos de sus destinatarios. Las cartas publicitarias correspondían a invitaciones personales para un acto de presentación comercial de un hotel dentro de la promoción de novedades de salud y descanso. La sanción se basa en que las cartas son documentos de uso interno a los que no debían tener acceso personas ajenas al organigrama de la empresa responsable de éstos, y sí lo tuvieron, al estar en la vía pública, de manera anómala, por una insuficiencia o deficiente puesta en práctica de las debidas medidas de seguridad indicaron desde la Policía Local de Coslada. CHEMA BARROSO Primer Relevo Solemne de la Guardia de 2008 en el Palacio Real El consejero de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid, Santiago Fisas; el presidente de la Confederación Empresarial de Madrid- CEOE, Arturo Fernández, y el director gerente de la Cámara de Comercio, Miguel Garrido, asistieron ayer al primer Relevo Solemne de Guardia de 2008 en el Palacio Real de Madrid, en el que participaron 429 personas y 105 caballos, informa Ep. Cae el clan del Reventao La operación Carnaval de la Policía Nacional, ha dado al traste con la banda de este narcotraficante, uno de los principales distribuidores de droga de Las Barranquillas, la Cañada Real y Cáceres. Algunos miembros gozaban de pensiones y pisos sociales POR CARLOS HIDALGO MADRID. El Reventao ya está entre rejas. El Grupo XIV de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid ha detenido a 10 personas en el marco de la llamada operación Carnaval Se trata de los miembros de dos familias gitanas, que conformaban un conocido grupo de narcotraficantes, uno de los principales reponedores de droga de los poblados marginales de Las Barranquillas y la Cañada Real Galiana (Villa de Vallecas) así como de la provincia de Cáceres. La Policía tenía más que indicios de que Antonio J. S. de 49 años, verdadera identidad del Reventao utilizaba su piso de la calle de Oberón, en Moratalaz, como punto de encuentro con sus suministradores colombianos y sus compradores. Al tratarse de dos familias, contaban con otro domicilio donde se realizaban las transacciones, en el Pozo del Tío Raimundo (Villa de Vallecas) El grupo tenía a sus propios suministradores de la droga, dos colombianos que la importaban desde su país. Luego, el Reventao y los suyos contaban ya con una clientela que les pedía las cantidades que iba necesitando. Fuentes de la investigación indicaron que éste es uno de los detalles que hacía diferente a esta banda respecto a otras similares. De esta manera, el Reventao evitaba almacenar grandes cantidades de droga en su casa, lo que dificultaba la labor policial. Escondía, por lo tanto, lo justo que necesitaba, según las peticiones de sus clientes. El primer vértice de este engranaje, por lo tanto, lo conformaban los dos colombianos, quienes no dudaban en llevar en brazos a un niño de 16 meses en sus citas con el Reventao para disimular ante posibles controles policiales. Así, el cabecilla del clan tenía un papel, en apariencia, de mero mediador entre los importadores de la droga y los vendedores finales de los poblados marginales y Cáceres. La Policía intensificó su vigilancia a raíz de tener conocimiento de que se iba a producir un nuevo pase de droga en Plasencia (Cáceres) Fue en el momento de la venta de esa mercancía de los colombianos al Reventao cuando se desencadenó el dispositivo policial. Las detenciones se llevaron a cabo el sábado por la noche, cuando los colombianos se disponían a cerrar un trato con el clan gitano. El nivel de estos delincuentes era tal, que, cuando se les detuvo, llevaban en los bolsillos 86.000 euros. Uno de ellos arguyó ante la Policía que ese dinero venía de su negocio de compra y venta de vehículos. Más allá de la anécdota, los arrestos no fueron una cuestión fácil. Los agentes de la Udyco tuvieron que ser apoyados por miembros de la Unidad de Intervención Policial (UIP) los antidisturbios puesto que del edificio, de realojo, comenzó a salir gente y más gente para impedir el trabajo de la Policía. Entre los objetos incautados había un rifle y siete escopetas. El primero carecía de licencia, pero las otras sí que las tenían: Pero cazar no cazaban nada bromeaba ayer un mando policial. Otros detalles más alarmantes aún son los referidos a su vida convencional La banda contaba con tres pisos de protección oficial, de los que dos eran ilegales. Para colmo de males, cobraban pensiones sociales, pese a que, entre otras cosas, se les han incautado un Mercedes CLS, valorado en unos 100.000 euros, así como una furgoneta Multivan, con todos sus extras, especialmente, de sonido. El perfil del Reventao un histórico traficante del sur de Madrid lo completan sus antecedentes policiales por tráfico de drogas, secuestro, homicidio doloso y tenencia ilícita de armas. Otros dos supuestos implicados también presentaban antecedentes. El resto carecía de ellos. Los diez detenidos han ingresado en prisión. La rotura de un hilo conductor interrumpe la línea 9 de Metro durante tres horas ABC MADRID. La línea 9 de Metro volvió a la normalidad al mediodía de ayer después de permanecer interrumpido el servicio durante más de tres horas entre las estaciones de Barrio del Pilar y Colombia, por la rotura del hilo conductor de electricidad de un convoy, que tuvo que ser desalojado en el túnel donde se paró. La avería se produjo sobre las 8.45, y a las 12.00 ya había sido reparada. A esa hora, también se había restablecido el servicio para los usuarios, según confirmó a Efe un portavoz de la compañía del suburbano madrileño. La rotura del hilo conductor provocó que el tren se quedara parado en un túnel, a unos 20 metros de distancia de la estación de Duque de Pastrana. Esto motivó que los viajeros, acompañados por personal de seguridad de Metro, tuvieran que caminar por las vías hasta esa estación. Casi 90.000 euros encima Los dos colombianos no dudaban en llevar en brazos a un niño de 16 meses para disimular ante la Policía