Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 7- -2- -2008 ESPAÑA 29 El Lute vuelve al banquillo para responder de maltratos Negó en todo momento las acusaciones de su ex esposa, que ratificó las agresiones y las amenazas de muerte JOSÉ L. GARCÍA SEVILLA. Más de tres décadas después de convertirse en el prófugo más famoso de España y haber protagonizado una página inolvidable de la historia de la delincuencia nacional, Eleuterio Sánchez, El Lute volvió a sentarse ayer en el banquillo para responder un presunto delito de lesiones y otro de amenazas contra la que fue su esposa durante dieciocho años, Carmen Cañavate. Después de dos aplazamientos, el último de ellos en marzo pasado, el juicio pudo comenzar por fin, aunque finalmente quedó aplazado hasta el próximo día 14, al no haber comparecido los guardias civiles que intervinieron en el segundo de los incidentes que han llevado a El Lute ante la Justicia. En su declaración, Eleuterio Sánchez admitió haber discutido con su mujer, pero negó rotundamente haberla maltratado, como ella denunció, en el domicilio familiar de Tomares, el 16 de febrero de 2006. Sí reconoció, no obstante, que el día 28 de ese mismo mes, al saber que ella llevaba una doble vida y se veía con otro, quiso meter el dedo en la llaga como Santo Tomás, y le monté una guardia La escena se produjo en la localidad onubense de Punta Umbría, donde dijo que encontró a Carmen- -que por entonces ya había abandonado el domicilio familiar- abrazada a un conocido común, lo que le crispó hasta el punto de levantar la voz contra éste y cogerla a ella levísimamente de la mano para hacer que entrara en el coche y hablar allí de los problemas de la pareja, porque no quería hacer un espectáculo en la calle Me considero un hombre correcto- -dijo El Lute -y hasta le hablé suavemente Eleuterio aludió a su larga y sobradamente conocida historia para insistir en que en ningún momento perdió los nervios. Yo he pasado cosas muy serias en la vida y no pierdo los estribos por estas tonterías dijo. La versión de su esposa fue muy distinta y mantuvo ante el juez que Eleuterio la agredió en el domicilio familiar, golpeándola con la mano y empujándola contra el quicio de la puerta, causándole hematomas que, no obstante, no le llevaron a denunciar la agresión, según dijo, por recomendación de las dos médicos que la atendieron en el Centro de Salud de Tomares. Y agregó: Entonces no quise denunciarlo porque íbamos a estar en los periódicos de toda España y a mí me dio pena de él La mujer dijo que aprovechó que El Lute salió de viaje a Cantabria para abandonar el domicilio familiar y trasladarse con sus hijos a una vivienda en alquiler en otro municipio. Carmen, a quien el abogado defensor de Eleuterio, intentó hacer ver ciertas contradicciones en sus declaraciones anteriores, y de quien un testigo de la defensa llegó a decir que es una mujer de carácter fuerte, que cuando levanta la voz se cuadra hasta el más pintado sostuvo su versión del encuentro en Punta Umbría. Acusó a Eleuterio de haber ido a esperarla en el coche de su amante- -una amiga de ella con la que dijo que se veía desde dos años antes- -y aseguró que cuando su marido la arrastró hasta el coche la insultaba y decía: Estás condenada a muerte El juicio, que tuvo permanente alusiones al amor que la pareja se tuvo- -un testigo dijo que hubo una luna de miel de 14 años- -hasta que todo acabó, continuará, curiosamente, el Día de los Enamorados. El día de los enamorados EFE Yo he pasado cosas muy serias en mi vida y no pierdo los estribos por estas tonterías Le monté guardia porque quería verla con el otro y meter el dedo en la llaga, como Santo Tomás para aproximación de los bordes. Además presentaba otros cortes perpendiculares con el anterior y más superficiales, éstos sin separación de bordes. También presentaba somnolencia y pupilas dilatadas, con actividad pupilar normal. La Policía Foral fue la encargada de informar del suceso al padre de los niños, un industrial de Pamplona, que acudió rápidamente al hospital en el que se encuentran ingresados sus hijos. Necesitó de ayuda psicológica para tratar de asumir la tragedia y, sobre todo, para empezar a plantearse cómo puede rehacer su vida y la de sus hijos después de una experiencia tan traumática como la que habían vivido. El día 14 El fármaco utilizado como veneno era uno de los medicamentos que tomaba la mujer, que llevaba un tiempo en tratamiento psiquiátrico intensivo. Según declaró a los medios de comunicación un conocido de la familia, A. J. M. sufría una depresión desde que se separó del padre de los niños. Ambos se encontraban en trámites de divorcio y su próxima cita judicial estaba prevista para el 14 de marzo. Las medidas sobre la guardia y custodia de los cuatro hijos se adoptaron de mutuo acuerdo de forma que la madre se quedaba con la custodia y el padre disfrutaba de un régimen de visitas amplio. La vivienda donde se produjo la tragedia es un chalé adosado de los que son habituales en Mutilva Alta, una especie de pequeña ciudad dormitorio para personas que trabajan en Pamplona. Aunque no es la zona más cara de los alrededores de Pamplona, sí se caracteriza porque en ella residen personas de clase media. Este es un sitio muy tranquilo, donde nunca pasa nada comentaban algunos vecinos que se enteraban de lo sucedido precisamente a raíz de la numerosa presencia de medios de comunicación. Pese a que las relaciones no sean demasiado estrechas entre los vecinos porque algunos sólo acuden a sus viviendas para dormir, se conocen al menos de vista y todos coincidían ayer en una sensación de honda sorpresa. Una sensación que se acrecentó a eso de la una del mediodía, justo cuando un furgón de se llevaba los féretros con los dos pequeños. Esto parece que pasa siempre en otros sitios declaró otra vecina a Efe. Eleuterio Sánchez, a la entrada de los Juzgados de Sevilla DÍAZ JAPÓN