Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 6- -2- -2008 Científicos españoles descubren un nuevo planeta extrasolar gigante 85 El Parlamento británico amplía la Ley de Embriología El Parlamento británico tramita en estos momentos la Ley de Fertilización Humana y Embriología, que da carta de naturaleza legal a muchas de las experimentaciones que ha ido aprobando la HFEA, el organismo regulador en la materia, para peticiones de investigación concretas. Algunos diputados han querido introducir en la nueva normativa un visto bueno expreso para la generación de embriones de tres padres, pero el Gobierno prefiere dejar un terreno de indefinición y que siga siendo la HFEA la que autorice las investigaciones en esa línea. La tramitación de la Ley ha reabierto el debate sobre el plazo de 24 semanas de embarazo en el que es legal abortar, y es posible que una reducción llegue a votarse, aunque de momento no cuenta con mayoría. mentos celulares, que son pasadas de madres a hijos. Defectos en el ADN mitocondrial pueden causar alrededor de una cincuentena de dolencias, algunas de las cuales provocan invalidez o incluso provocan la muerte. Entre las enfermedades están graves fallos hepáticos, ceguera, retraso mental con epilepsia incurable, diabetes y sordera. De acuerdo con el doctor Turnbull, la técnica supone la fertilización primero de un óvulo por el habitual sistema de fecundación in vitro. Horas después se remueve el núcleo genético del embrión, que contiene el ADN del padre y de la madre, y se implanta en el óvulo de la mujer donante, cuyo ADN nuclear ha sido previamente extraído. El análisis detallado de uno de los diez embriones generados en la investigación confirmó la viabilidad del proceso, según el equipo de científicos que lo han realizado. La experimentación con ratones ha demostrado que es posible generar descendencia con la mitocondria de un óvulo donado. La técnica utilizada difiere de la que en 2001 anunciaron científicos norteamericanos del Instituto para la Medicina y Ciencia Reproductiva de St. Barnabas, en New Jersey. Entonces aseguraron haber podido generar embriones que dieron lugar a quince niños sanos, al parecer libres de las enfermedades de sus madres. En lugar de transferir el núcleo de ADN, estos investigadores estadounidenses inyectaron ooplasma de otra mujer- -la sustancia en el interior de la célula que contiene el ADN mitocondrial y baña el núcleo- -en el óvulo de la mujer que tenía un ADN mitocondrial defectuoso. Como en otros casos de manipulaciones de embriones, entidades opuestas a ese tipo de investigación por considerar que el embrión una vida humana con dignidad propia han elevado su voz de protesta. Para el grupo Comentario sobre Ética Reproductiva, la experimentación llevada a cabo por la Universidad de Newcastle supone un inaceptable paso adelante en la creción de bebés a la carta y un salto en la desintegración de la familia. Es con seres humanos con lo que están experimentando advirtió Josephine Quintavalle, portavoz de esa organización. Una extraña enfermedad alarma a un pueblo de EE. UU. Doce empleados de un matadero en Austin que manipulan cabezas de cerdo sufren alteraciones en el sistema nervioso ANNA GRAU NUEVA YORK. Una misteriosa enfermedad ha empezado a sembrar víctimas en Austin, Minnesota. Todavía no ha matado a nadie, pero ha generado unos síntomas muy alarmantes en una ciudad de 23.000 habitantes que cuenta con los mejores médicos del mundo: los de la famosa clínica Mayo, que se encuentra a menos de 100 km de distancia y gestiona la atención médica local. Todo empezó en diciembre de 2006, cuando un habitante de Austin fue ingresado en la Mayo por dos semanas. Era un trabajador de Quality Pork Processors, magno matadero porcino industrial. El paciente sufría fatiga, dolor, debilidad y hormigueo en las piernas. Los análisis descubrieron que el hombre tenía muy inflamada la médula espinal. Todo apuntaba a una especie de exagerada y equivocada reacción alérgica, con el sistema inmunitario atacando los propios nervios del paciente. Después de meses con antiinflamatorios, el hombre volvió al trabajo. Fue volver y recaer. De nuevo se cogió la baja, de nuevo se curó y de nuevo recayó. Entretanto aparecieron casos muy similares. Todos y cada uno, entre la plantilla de Quality Pork Processors. Se descubrió entonces que tanto el primer enfermo como la mayoría de los que le siguieron- -hasta un total de doce, seis hombres y seis mujeres- -trabajaban en la mesa de las cabezas es decir, donde se procesa esta parte del cerdo. El primer enfermo tenía incluso allí una tarea que no es para paladares delicados: su trabajo consistía en soplar los sesos del cerdo. Es decir, introducir aire comprimido con una manguera. Esto reduce el cerebro a líquido que se usa para cocinar en algunas partes de Asia y de Sudamérica. Pero parte de los sesos salen despedidos con la consistencia de un aerosol, salpicando al trabajador y a cualquiera que pase por allí. Hasta ahora por lo menos muchos de los encargados de esta función la realizaban con mascarilla y con guantes, pero sin importarles por ejemplo tener los brazos al aire y llenos de sesos todo el tiempo según el testimonio de una de las enfermas recogido por The New York Times. El periódico dedicaba ayer tres páginas a la historia mitad de médicos, mitad de detectives, que es esta misteriosa enfermedad de Austin, Minnesota, donde llevan soplando el cerebro a los cerdos desde 1998, y nunca había pasado nada. Hay dos plantas más que aplican el mismo sistema en los Estados Unidos. Una parece por ahora limpia del mal, en la otra se están investigando casos. Como los mejores médicos del pueblo son casualmente los mejores del mundo, lo que no faltan son mentes dando vueltas al enigma. Han acudido incluso expertos de la Universidad de Columbia para tratar de averiguar si la afinidad anatómica entre porcinos y humanos ha favorecido la infección. Diez embriones generados Soplar los sesos del cerdo Defectos en el ADN mitocondrial pueden causar unas cincuenta dolencias, la mayoría muy graves Más información: http: www. mayoclinic. com de Newcastle, dirigido por el profesor Doug Turnbull, ha realizado el experimento con diez embriones, que fueron destruidos a los seis días de haber sido creados. El permiso de la Autoridad para la Fertilización Humana y la Embriología del Reino Unido (HFEA en sus siglas inglesas) otorgado en septiembre de 2005 revocando la prohibición que hasta entonces mantenía sobre la generación de embriones de tres padres, era únicamente para producir embriones en ese estadio inicial. El aparente éxito del proceso podría aportar una futura autorización para llevar hasta el nacimiento un feto generado de esa manera, en situaciones en las que exista riesgo de enfermedades aportadas por las características mitocondriales de la madre. El específico ADN de las mitocondrias da instrucciones sobre cómo construir y operar el poder energético de estos ele- Más información sobre la autorización: http: www. hfea. gov. uk Bruselas- Sidney en cuatro horas Hoy sólo es un proyecto pero la empresa Reaction Engines planea construir un avión supersónico con una velocidad de crucero y una autonomía de vuelo que permita a un ciudadano europeo alcanzar cualquier parte del mundo en una media entre dos y cuatro horas. Bruselas- Sidney, en cuatro horas y sin escalas.