Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN MIÉRCOLES 6 s 2 s 2008 ABC AD LIBITUM EL MAL MENOR E supone, y más aún en un sistema bipartidista, que tras cada proceso electoral el grupo ganador se entrega a las labores de Gobierno, a la administración del Estado, y el otro, el perdedor, divide su tarea en dos grandes capítulos: el seguimiento, control y crítica de las tareas de Gobierno y el estudio y preparación- -con cuatro años por delante- -de los comicios venideros en los que debe pretender la alternativa. Desde el 14- M de 2004 hasta hoy ninguno de los dos grandes parece haberse entregado a su obligación correspondiente. El Gobierno del PSOE, centrado en asuntos accesorios, no ha conM. MARTÍN sagrado su talento ni FERRAND su esfuerzo a lo fundamental y España, trufada con nuevos estatutos autonómicos que merman su potencial vigor, no está mejor de lo que estaba hace cuatro años. Incluso los españoles- -seres irritados especialmente dotados para la protesta, según Baura- -hemos perdido sentido crítico y nos aprestamos mejor al pasotismo que al pataleo. Tampoco la oposición que monopoliza el PP de Mariano Rajoy parece haber hecho, con aplicación y esmero, sus deberes para este periodo. La crítica al Gobierno, rabiosa y sonora, ha resultado mostrenca y repetitiva. Sin ideas alternativas que exciten el ánimo de los indecisos para que dejen de serlo y se conviertan en votantes del PP. Peor aún en lo que respecta a los trabajos fundamentales de quien, de verdad, quiere ser alternativa. Además de enfrentarse los unos con los otros y convertir la lucha entre Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz- Gallardón en paradigma funcional, poco fruto se observa en el balance del cuatrienio rajoyano. El hecho, por poner solo un ejemplo, de que a estas alturas- ¡a treinta días de que se abran las urnas! -los líderes del PP en Aragón y en la Comunidad de Valencia anden enzarzados en un debate sobre el trasvase del Ebro acredita la pereza y dejadez con la que se ha dejado pasar el tiempo. España necesita, entre sus prioridades, un Plan Hidrológico. Bueno o malo, el zapaterismo echó por tierra el elaborado en los días de José María Aznar. Y después, ¿qué? En estos cuatro años ¿no ha habido tiempo para el estudio técnico, el análisis inteligente y el debate sereno sobre el asunto? El espectáculo presente no es de recibo y acredita que el ansia de poder no conlleva necesariamente el espíritu de servicio a la comunidad. La cantidad de ejemplos que podría proponerse sobre el mal uso del Gobierno que ha hecho José Luis Rodríguez Zapatero y el despilfarro de tiempo, personas y oportunidades que ha regido el trabajo opositor del PP sería interminable; pero, ya en vísperas electorales, estamos forzados- ¡una vez más a lo largo de los siglos! -a continuar la peor tradición española: escoger lo menos malo, el mal menor, en vez de optar a lo bueno y aspirar a la excelencia. Pero eso es lo que hay. VISTO Y NO VISTO BAMBI EN LA CULTURA DE LA MUERTE tura y el saber occidentales, los hombres harían guantes I aversión por el progresismo rampante es de índe piel humana. dole, más que intelectual, estética. Como la de Un Carnaval subvencionado nos ha traído a Madrid, Ruano. con su inefable justicia poética, la exposición Bodies A Ruano le costaba vivir en un Madrid afeado y entrisde Gunther von Hagens, el médico forense que vende por tecido por la pasión política, que daba a la calle un tinte los pueblos la democratización de la anatomía que ya agrio y un clima moral desapacible. Para él, la propaganno es la de Grey, sino la de unos pobres chinos abiertos en da de la izquierda española había tenido siempre un tono canal y sometidos al arte de la plastinación que consisamenazador y, sobre todo, grosero, hijo del feísmo y de un te en darles a los muertos el cambiazo que ya se rencor acumulado que salía por todas partes coles venía dando a muchos vivos, fluidos por silicomo un irrespirable humo denso que encogía el alnas, lo cual los convierte en muertos para siemma y tenía a todo el mundo en una nerviosa provipre, que es la única eternidad que alcanza a concesionalidad. Entonces confesó espontáneamente bir un progreta. su pecado social: individualismo esteticista y falEl culto de la muerte por la muerte es, desde ta de pasión por ningún tema colectivo. luego, una perra progresista. Coger una perra -Claro que con hombres como uno no se hubiese llama al modo de exigir y apremiar del niño, e, ra hecho nunca un país; pero preciso es reconocer igual que el poeta Gamoneda cogió en su día la peque tampoco se hubiera deshecho. IGNACIO España vuelve a ser un país cargado de ordina- RUIZ- QUINTANO rra del Cervantes, así el presidente Rodríguez, ese eterno adolescente, coge en sus mítines la periez y resentimiento. En momentos así, Steiner rra del aborto, de la eutanasia y contra la pena de muerte aconseja detenerse en la sátira del lenguaje de Karl (en los países reaccionarios) en lo cual, por cierto, no hay Kraus, contemporáneo de Wittgenstein, por ser la más excontradicción con su cultura de la muerte, dado que la pepresiva (más, incluso, que la de Orwell) na de muerte no se aplica, en general, a los filántropos, siManiáticamente riguroso en cuanto a observar la deno a los asesinos, es decir, a los productores de muertes cadencia léxica y gramatical del discurso literario, perio (muertes de reaccionarios, naturalmente) y nadie ha oldístico y legal, exacerbado por las barbaridades de las vidado los dengues humanitaristas con que fue reverenuniversidades, Kraus se propuso, explica Steiner, mosciado el etarra Chaos. trar cómo una civilización se habla literalmente hasta La primera prueba de la cultura de la muerte es el cultila sórdida muerte. El oído de Kraus era tan agudo que capvo del eufemismo, que es el gato por liebre del lenguaje. El tó en la ampulosidad (pensemos en los escolios de Rodríeufemismo para el aborto decimonónico era menstruaguez, que va de Bambi y en lo kitsch (pensemos en las ciones obstruidas (sangría en el pie, áloe y baño calien boutades de Pepiño Blanco, que va de Tambor en el te) Ahora se dice IVE (interrupción voluntaria del embafalso lirismo (pensemos en los versos de García Montero) razo) mientras que a la pena de muerte, en lugar de ITR y en la jerga pseudocientífica- -en particular, la médica- (interrupción técnica de la respiración) se le dice asesi (pensemos en las definiciones del ministro D. Bernat) de nato legal Un feto sólo es un amasijo de células torla Viena y el Berlín anteriores y posteriores a la Primera menta de hormonas llama nuestro señor el ministro de Guerra Mundial, el basso ostinatto del inminente dela Salud a sus hijas adolescentes) y el kit de la eutanasastre. sia con glamour incluye jersey de cuello alto y un vasito- -Oyendo la Babel de la Bolsa, las mentiras de las percon pajita. Hablamos de la muerte. Bambi esa tormensonalidades y los políticos, Kraus dijo que se acercaba ráta de hormonas es nuestro dios, y Tambor su profeta. pidamente un tiempo en que, en el corazón de la gran cul- S M