Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 5- -2- -2008 Mubarak asegura que la autoridad de Hamás está en Damasco y no en Gaza 33 Bush rompe todos los récords en materia de gasto público Sus últimos presupuestos superan los 3 billones de dólares, con el mayor desembolso militar desde la Segunda Guerra Mundial P. RODRÍGUEZ WASHINGTON. George W. Bush- -el primer presidente de Estados Unidos que en el 2002 formuló un presupuesto federal por encima de los 2 billones de dólares- -va a dejar la Casa Blanca con la cuestionable plusmarca en materia fiscal de haber remitido ayer al Congreso un último presupuesto por más de 3 billones dólares. Unas cuentas públicas sin precedentes en su volumen que contienen, además de extraordinarias previsiones de déficit, un generalizado retroceso en partidas domésticas y sociales junto a un incremento sustancial del dinero destinado a cuestiones de seguridad nacional, además de provisiones para convertir en permanentes una serie de recortes de impuestos temporales. La controvertida propuesta de gasto público de la Casa Blanca prevé una sangría de números rojos de más de 400.000 millones de dólares para este año, un 2,9 de la economía de Estados Unidos. Agujero que reflejaría la ralentización que empieza a sufrir la mayor economía del mundo, el coste de un prometido paquete de estímulo y la multimillonaria factura de gastos bélicos acumu lada desde el 11- S. Los planes presupuestarios de la Casa Blanca contemplan, al igual que durante la última década, un i n c r e me n t o sustancial de los recursos destinados al Departamento de Defensa, con un aumento del 7,5 hasta llegar hasta los 515.000 millones de dólares. De aprobarse íntegramente, este nuevo presupuesto ajustado a la inflación sería el mayor gasto destinado al Pentágono desde la Segunda Guerra Mundial, La Casa Blanca estima un déficit para este año de 400.000 millones de dólares, un 2,9 de la economía de EE. UU. con un incremento acumulado durante la Administración Bush del 30 Sin olvidar una solicitud de 70.000 millones adicionales para hacer frente a gastos bélicos en Irak y Afganistán, cifra que supone tan solo una fracción de la factura estimada en 200.000 millones para hacer frente durante el año que viene a estos retos militares. Hasta la fecha, Estados Unidos ha destinado más de 600.000 millones de dólares para gastos bélicos fuera de los presupuestos regulares del Pentágono. Casi todo el resto de las partidas presupuestarias domésticas, incluso gastos sociales como la cobertura sanitaria de los jubilados, contiene una media de crecimiento del 1 muy por debajo de la tasa de inflación que el año pasado fue del 4,1 Como no podría ser de otra forma en un año electoral, donde la economía se ha colocado en la primera preocupación de los votantes, los presupuestos de la Administración Bush se enfrentan a partir de ahora a una épica batalla política en el Congreso federal, dominado por los demócratas.