Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL www. abc. es internacional MARTES 5- -2- -2008 ABC Obama y Hillary afrontan el riesgo de que el supermartes no resuelva su duelo El criterio de proporcionalidad de los demócratas complica la matemática de sus primarias PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. ¿Y si el supermartes no aclara nada? Aunque hoy martes, casi la mitad de los Estados de la Unión van a tener oportunidad de pronunciarse sobre el reñido proceso en curso de selección de candidatos presidenciales, toda esta magnitud sin precedentes no tiene necesariamente que traducirse en claridad. Ya que a la vista de los últimos sondeos de intención de voto, resulta bastante posible- -sobre todo en el bando de los demócratas- -que el equivalente a unas primarias nacionales no termine por resolver los duelos planteados como anticipo a las elecciones generales de noviembre. A tenor del criterio de proporcionalidad por el que el Partido Demócrata reparte sus delegados, resulta enteramente factible la paradoja de que Barack Obama o Hillary Clinton ganen en una gran mayoría de los Estados en juego hoy martes pero su rival termine cosechando al final más delegados. Sin que ninguno de los dos candidatos llegue a sumar los 2.025 delegados necesarios para asegurarse la nominación presidencial de los demócratas. Tanto Hillary como Barack ya tuvieron un aperitivo de estos resultados contradictorios al término de los caucus celebrados el mes pasado en Nevada. Jurisdicción en la que la ex primera ganó nominalmente pero al final del recuento, el senador Obama obtuvo un delegado más que su rival. Resultado que dejó a ambas campañas polemizando sobre quién realmente era el ganador de la cita electoral de Nevada. Para complicar todavía un poco más la ecuación ganadora de los demócratas existen también casi 796 superdelegados con asiento y voto en la convención nacional convocada para agosto. Puestos que se reparten automáticamente, sin ningún proceso electoral, entre altos cargos, miembros del comité nacional y otras luminarias del partido como Bill Clinton. Se supone que estos superdelegados deberían votar en sintonía con sus respecti- Entre estrellas. Barack Obama (a la izquierda) junto a Robert de Niro y Caroline Kennedy vos Estados pero su independencia les ha convertido en un objetivo bastante codiciado. Hillary Clinton, aprovechando su conexión directa con el establishment del Partido Demócrata, ha venido realizando una agresiva campaña para ganarse el respaldo de este segmento. Y según el conteo realizado por la agencia Associated Press, ha conseguido una considerable ventaja de dos contra uno entre los tres centenares de superdelegados que se han comprometido hasta la fecha. La campaña de Barack Obama se ha apresurado a recalcar que estos votos privilegiados solo serán relevantes si la nominación presidencial queda pendiente de ser decidida en la convención nacional en agosto. Este escenario de una convención abierta una especie de fabuloso unicornio para los aficionados a la política de Estados Unidos, no se ha visto nunca desde el año 1952. Pero antes de retroceder medio siglo, Obama y Hillary tendrán oportunidad de dirimir sus diferencias en unas cuantas consultas adicionales, como la prevista el 4 de marzo, con la participación de grandes Estados como Ohio y Texas, o la fijada el 22 de abril REUTERS La paradoja de Nevada ENCUESTAS DE ÁMBITO NACIONAL DEMÓCRATAS 46 %44 Hillary Clinton 46 %33 Barack Obama Mike Gravel 1 %1 %27 de enero Mitt Romney Mike Huckabee 18 %18 ABC Fuente: Gallup REPUBLICANOS 43 %29 John McCain 24 %21 Incertidumbre hasta agosto donde está en juego Pensilvania. Por lo que respecta a los republicanos, con menos inclinación a repartir sus delegados de forma proporcional, no existe la misma sobredosis de incertidumbre que experimentan los demócratas. El senador John McCain aparece consolidado en estados que aplican la fórmula de que el ganador, aunque sea por un voto, se lo lleva todo como Arizona, Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut y Delaware. Mientras que su rival Mitt Romney, salvo en Utah, solo tiene cierta ventaja en estados con pocos delegados. Lo que sitúa a los republicanos de California, que adjudican sus delegados por distrito parlamentario, en una situación de especial influencia. ABC. es 4 de febrero Especial Quién es quién en las elecciones de EE. UU. en abc. es internacional