Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 5- -2- -2008 Montilla pide, en contra del PSOE, un concierto económico como el vasco 11 Cristianos Socialistas creen injustas las descalificaciones al Gobierno Pese a que hasta el momento todos los improperios y descalificaciones han sido lanzados por el Gobierno y el PSOE, el coordinador del grupo Cristianos Socialistas, Carlos García de Andoin, tachó ayer de injustificadas las descalificaciones de los obispos al Gobierno. A su juicio, los obispos pueden proponer criterios éticos inspirados en el Evangelio para orientar a los católicos, que en todo caso deben votar en conciencia, libre y responsablemente. No obstante- -aclara- la nota (de los obispos) emitida con motivo de las próximas elecciones destila una descalificación global de la acción de Gobierno socialista que creemos injustificada García Andoin subraya que ésta ha sido una de las mejores legislaturas para la Iglesia católica. Es injusta la acusación de falta de libertad religiosa. Sentimos, como tantos católicos, religiosos, laicos, curas e incluso obispos, un profundo malestar. Es preciso corregir el rumbo que algunos quieren imprimir a la Iglesia católica española señala. Un modelo amenazado La vigencia de los acuerdos Iglesia- Estado se ve amenazada tras las declaraciones de destacados responsables del PSOE y el Gobierno hablando de un nuevo modelo de relaciones s El convenio económico podría ser el primer afectado POR JESÚS BASTANTE MADRID. El 3 de enero de 1979, Marcelino Oreja, ministro de Exteriores, y el cardenal Villot, secretario de Estado del Vaticano, suscribían los acuerdos entre la Santa Sede y el Estado Español. Cuatro convenios (sobre Asuntos Jurídicos, Asuntos Económicos, Enseñanza y Asuntos Culturales, y Asistencia Religiosa a las Fuerzas Armadas y Servicio Militar de los Clérigos) que suponían la defunción del Concordato de 1953 y completaban un complejo armazón de libertades que tuvieron su primera piedra en la famosa homilía del cardenal Tarancón en los Jerónimos, que continuó Su Majestad el Rey renunciando, en agosto de 1976, al privilegio de presentación de obispos, y que fue apuntalado por la Constitución de 1978. Casi treinta años después, la vigencia de los acuerdos parece amenazada, a tenor de lo dicho por dirigentes del Gobierno y el PSOE, que ayer alcanzaron su máxima crudeza con las palabras de Blanco: Nada será igual a partir del 9- M Hay que abrir una reflexión en este país sobre algunos aspectos de los acuerdos Iglesia- Estado Aunque la Conferencia Episcopal, como tal, no va a responder a las amenazas de los dirigentes socialistas, lo cierto es que en la Casa de la Iglesia las palabras de Blanco, sumadas a las de Chaves, Bermejo, Guerra o Zapatero, se han entendido como un aviso a navegantes que, en el futuro, podría afectar a cuestiones como la financiación de la Iglesia o a la presencia pública de lo religioso. Y es que, tras las duras acusaciones e insultos vertidos a lo largo de toda la legislatura, se esconde un cambio de modelo en las relaciones con la Iglesia. Un nuevo sistema deseado por los sectores más laicistas del PSOE y del Ejecutivo y que, sin necesidad de derogar el Concordato- -lo que, extraoficialmente, ninguna de las dos partes descarta- sí evidencie una total separación entre ambas instituciones. En los próximos meses, y coincidiendo con la campaña de la Renta, arrancará el nuevo sistema de financiación de la Iglesia, en virtud del cual se eleva el porcentaje de la casilla del IRPF del 0,52 al 0,7 (también lo hace la de otros fines sociales a cambio de que la institución renuncie al llamado complemento presupuestario A su vez, la Iglesia renunciaba a la exención del IVA- -tras una denuncia de la Comisión Europea- -y se comprometía a una mayor transparencia en el destino de estos fondos. En la práctica, y por mucho que ahora lo niegue José Blanco, este sistema ya consagra la autofinanciación de la Iglesia. En primer lugar, porque son los ciudadanos, y no el Gobierno, los que donan voluntariamente parte de sus impuestos a la institución eclesiástica. En segundo término, porque con la eliminación del complemento presupuestario, también se acaba cualquier financiación directa a la Iglesia. Finalmente, porque el modelo del IRPF apenas supone una cuarta parte del presupuesto de la Iglesia católica en España. Carme Chacón, se lanzó contra la Iglesia. Por parte del PP también hubo reacciones. La candidata por Barcelona, Dolors Nadal, tildó de antidemocrática la actitud del PSOE al atacar en tromba a la Iglesia. Nadal afirmó que es sorprendente la falta de convencimiento de valores y de principios democráticos de José Luis Rodríguez Zapatero, quien- -añadió- -no admite la discrepancia a sus políticas. El diputado del Partido Popular Vicente Martínez- Pujalte acusó al PSOE de mandar a la hoguera a los miembros de la Conferencia Episcopal por discrepar públicamente de sus políticas y expresar su preferencia por otros partidos políticos. En declaraciones a Servimedia, Martínez- Pujalte aseguró que las críticas del Gobierno y del PSOE a los obispos PP: Zapatero excomulga y las amenazas de José Blanco de revisar los acuerdos Iglesia- Estado ponen de manifiesto que el partido de Zapatero a quien no piensa como él lo excomulga y lo insulta Parece que quiere pensamiento único y a todo el que no piensa como él, a la hoguera, llámense católicos, llámense víctimas del terrorismo, llámense personas que defienden el todos contra el canon. A todo el que no piensa como él se le insulta, incluso a los afectados de Fórum y Afinsa dijo. Si no les ríes las gracias a Rodríguez Zapatero, te lanzan todas las plagas Lo mismo dijo el número uno por Toledo, Arturo García Tizón, para quien no se trata de que cada uno se haga a su medida una Iglesia determinada Más beneficioso Arranca el nuevo sistema ABC. es Más información de la polémica entre el PSOE y los obispos en www. abc. es Sin duda, el nuevo modelo es beneficioso para ambas partes. Para el Gobierno, porque acaba con la dotación estatal. Para la Iglesia, porque al depender únicamente de sus fieles gana en libertad respecto a posibles presiones por parte del Estado que, como se está viendo, pueden llegar a darse. Empero, la cuestión económica con ser importante, no es la base de los acuerdos Iglesia- Estado subrayan a ABC fuentes episcopales. Los asuntos educativos, así como la defensa a ultranza de la libertad de la Iglesia para participar en la vida pública, se presentan como los grandes retos para el futuro a medio plazo en las relaciones Iglesia- Gobierno.