Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 4- -2- -2008 Fútbol s 50 años de la tragedia del Manchester DEPORTES 87 En el tercer intento de despegue, el avión no logró altura y se estrelló contra una casa deshabitada Murieron veintitrés personas, ocho de ellas jugadores; Charlton y Busby se salvaron para liderar el renacimiento Diez días después, con suplentes, el equipo ganó 3- 0; cayó ante el Milán en Europa y fue finalista de Copa miento del Man El terror que Charlton sufrió en el suceso aceleró la calvicie que acompañó a su aura como figura internacional. Viollet, rápido y habilidoso, pudo continuar su carrera como uno de los mejores goleadores de la entidad. Foulkes, duro hasta la irritación, consolidó su eficacia como uno de los defensas más eficaces en el fútbol aéreo. También salvó la vida Johnny Berry, el indocumentado que provocó el retraso de una hora en Belgrado. Y Harry Gregg, cuyo nombre trascendió al mundo por salvar la vida de dos pasajeras, la señora Vera Lukic y su hija Venona. La tragedia supuso un shock que trascendió mundialmente al deporte. Pero la vida debía continuar. Y la Liga inglesa, también. Con un once plagado de reservas y de chavales de la cantera, el Manchester reanudó la competición dos semanas más tarde. Y mantuvo su tendencia triunfal. La sembrada durante los tres años anteriores. Dirigidos por Jimmy Murphy, sustituto provisional de Busby, los diablos vencieron 3- 0 al Sheffield. En aquel partido, la información de las alineaciones que se entregó a la prensa no presentó el once del Manchester. La lista se encontraba en blanco. Lógicamente, el rendimiento del equipo descendió paulatinamente esa temporada. Sin embargo, el equipo sacó carácter de su dolor y supo alcanzar la final de la Copa de Inglaterra. La perdió frente al Bolton. Con esa misma garra afrontó las semifinales de la Copa de Europa frente al Milán. Venció 2- 1 en Old Trafford, para caer por 4- 0 en San Siro. El Real Madrid le vengaría en la final. Con Busby y Charlton al mando, el Manchester tardó un lustro en volver a ser el de antes. La historia merece capítulo aparte. Charlton: ¡Había tantas risas cuando subimos al avión. Jugadores de aquel mítico Manchester United rememoran el terrible accidente EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Bobby Charlton, a sus 70 años, y otros de los jugadores supervivientes de la tragedia han rememorado estos días ante la Prensa aquel mítico equipo y las circunstancias del terrible accidente: cho: Me resulta difícil hablar de ello incluso ahora. Pero quiero contar a la gente qué bueno era aquel equipo. Era casi seguro que íbamos a ser el primer equipo inglés en ganar la Copa de Europa. La gente no me cree a veces cuando cuento lo buenos que eran Duncan Edwards, Tommy Taylor, David Pegg, Eddie Colman, Billy Whelan... Cuando ves las antiguas imágenes en blanco y negro crees que todo es lento y pesado, pero les aseguro que tenían un increíble talento ¡Todo el mundo estaba tan feliz! Nos habíamos clasificado para la siguiente ronda y, cuando entramos en el avión, ¡había tantas risas! Pero entonces el avión avanzó a lo largo de toda la pista. Normalmente tienes idea de cuándo debe despegar, y yo pensaba aquí hay algo que no es correcto Había unos centímetros de nieve, medio fundida, en la pista. Agaché mi cabeza y me abracé. Atravesamos la valla y dimos contra una casa. Después de esto hay un vacío... Sobre los que sobrevivimos, sólo puedo decir que tuvimos suerte. Era la familia de Matt Busby. Probablemente, él sufrió la pérdida más que ningún otro, porque él nos había juntado a todos aquellos jugadores, había engatusado a los padres de muchos de ellos para que firmaran por el Manchester United y se los había llevado a Europa contra los deseos de la Asociación de Fútbol En la temporada 1956- 57 perdimos en Bilbao por 4- 3, pero en la vuelta ganamos 3- 0. Entonces jugamos contra el Borussia Dortmund: ganamos 3- 2 en casa y empatamos 0- 0 fuera. En las semifinales recibimos del Real Madrid la mayor lección que puedes tener en el fútbol, cuando ellos tenían a Di Stéfano y Gento. Creíamos que éramos lo bastante buenos como para derrotarles, pero la lección fue severa Al siguiente, 3- 0 con suplentes chester había sido derrotado fuera del césped. No sólo el Manchester, la selección inglesa perdió a varios de sus baluartes. En la retaguardia, a Byrne, uno de los mejores defensas de la historia, por su potencia, colocación y serenidad. En ataque, a Taylor, catalogado como el mejor rematador de cabeza del mundo. Y como futbolista de futuro, a Edwards, la promesa de Inglaterra. Su muerte, a los 21 años, impidió comprobar si se convertiría en uno de los mejores jugadores del planeta. Bobby Charlton, interior dere- Kenny Morgans, extremo dere- cho: Cinco horas después del accidente, dos reporteros alemanes volvieron al avión y me encontraron. Todavía estaba allí. Había quedado bajo una rueda cuando el avión se estrelló. Me llevaron al hospital y no me desperté hasta el domingo por la mañana. El doctor vino, se sentó a mi lado y me dijo los nombres de los jugadores que habían muerto. No podía creerlo Harry Gregg salvó a dos mujeres AP Colman, David Pegg, Roger Byrne y Geoff Bent. Quince días más tarde perdió la vida un octavo miembro de la saga Busby, Duncan Edwards, producto de las heridas sufridas en el accidente. El buen fútbol había muerto sin jugar. El Man- Menos mal que referentes como como Busby, Bobby Charlton, Viollet y Foulkes sobrevivieron- -los dos primeros, malheridos- -para levantar al club de las cenizas. Matt Busby fue hospitalizado y, contra todo pronóstico, superó las secuelas físicas de la tragedia y volvió a dirigir a la plantilla en la temporada 58- 59. Bobby Charlton fue uno de los nueve futbolistas supervivientes. Se convertiría en el líder en el césped, en busca del renaci- no debimos subir al avión. El tiempo era terrible. Tan pronto como comenzamos a intentar despegar comprendimos que algo estaba pasando. El avión iba votando y algunos de nosotros nos golpeamos la cabeza. Estaba convencido de que no despegábamos. Era algo estúpido. Nunca debimos haber despegado. Nunca. Jimmy Murphy me hizo capitán cuando volvimos. Fue difícil seguir adelante. Teníamos algunos buenos jugadores, pero no todos estaban en completa forma. No sé cómo demonios pude continuar. Simplemente encontré algo de fuerza. Tenía que seguir adelante Bill Foulkes, central: Creo que Albert Scanlon, extremo: Siempre creíamos que podíamos marcar un gol extra si era necesario. Los jugadores del Arsenal lo pueden decir. Unos cuantos de ellos estaban atontados después de que les ganáramos por 5- 4 en Highbury el sábado anterior a Belgrado. Eramos un espectáculo dor: La de los Busby Babes es una gran historia, muestra la convicción y el compromiso de Matt (Busby) con los jóvenes jugadores. Este año, la Copa de Europa tiene un significado especial en este momento de emociones. Sería un maravilloso tributo a aquel gran equipo Alex Ferguson, actual entrena- Estado en el que quedó el avión tras impactar contra una casa, al salirse de la pista ABC Alex Ferguson, actual entrenador: Este año, la Copa de Europa sería un maravilloso tributo a aquel gran equipo