Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 DEPORTES Fútbol s 50 años de la tragedia del Manchester LUNES 4 s 2 s 2008 ABC El Manchester United rinde homenaje en su estadio, Old Traford, a los jugadores de la temporada 57- 58: ocho de ellos fallecieron en el accidente aéreo de Múnich 6- 2- 1958, el fútbol murió a las 15.04 El miércoles se cumplen 50 años de la tragedia del Manchester. Había eliminado al Estrella Roja y el avión repostó en Múnich. La pista estaba helada. El avión no pudo despegar dos veces y al tercer intento se estrelló. Murieron ocho jugadores POR TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN MADRID. Era el equipo que podía tutear al Real Madrid de Di Stéfano, Gento y compañía, que arrollaba en Europa. Un conjunto, el Manchester United, creado por Matt Busby, un técnico que marcó escuela. Nombrado para el cargo después de la II Guerra Mundial, este entrenador se convirtió en héroe por aplicar una política sorprendente en el fútbol inglés. Seleccionó a los mejores juveniles del Viejo Trafford para ascenderlos al primer equipo. Su revolución triunfó. Campeón de Liga en 1956 y en 1957, los diablos rojos aspiraban a conquistar la Copa de Europa en 1958, con permiso de don Santiago Bernabéu. El día 6 de febrero de ese año, los británicos confirmaron su candidatura. Empataron en Belgrado ante el Estrella Roja (3- 3) y se clasificaron para las semifinales (5- 4 en total) en las que debían enfrentarse al Milán. Un accidente revolucionó su destino. La tragedia comenzó a gestarse desde el mismo aeropuerto de Belgrado. El vuelo 609 de la British Airways salió una hora tarde porque Johnny Berry, uno de los nuevos valores de Busby, perdió el pasaporte. Por fin, el Airspeed Ambassador, matrícula G- Alzu, despegó, camino de Múnich, única escala técnica antes de aterrizar en Manchester. Nunca llegaría a casa. El avión repostó en Múnich y allí se unieron tres problemas que fueron mortales. ¿Por qué no desistió la expedición y se quedó a dormir en Múnich? ¿Por qué esa necesidad de partir a toda costa? Hoy no se entiende tanta ansiedad por vencer a los elementos. Hacía mucho viento. La pista estaba helada. Y las alas del Ambassador cargaban nieve. El capitán Thain hizo un primer intento de despegue. El avión no cogió altura, pues las ruedas resbalaban en la pista. Lo mismo sucedió en la segunda ocasión. Y a la tercera fue la vencida. Eran las 15.04 p. m. Thain forzó la máquina y el avión no ganó altura suficiente porque el aguanieve del final de pista produjo una desaceleración mortal. El aparato se estrelló en un terreno anexo al aeropuerto, contra una casa deshabitada. Fallecieron veintitrés de los cuarenta y cuatro pasajeros, veintidós de ellos en el acto. Entre éstos, siete de los babys de Busby: Tommy Taylor, Liam Whelan, Mark Jones, Eddie El equipo renació en 1963 y se consagró en Europa en 1968 Busby recuperó el mando del equipo unos meses después de la tragedia, para comenzar desde cero la campaña 58- 59. Reconstruyó al United en torno a la dirección de Charlton, un epicentro al que fue sumando nuevas estrellas que serían clave en el renacimiento. En 1962 fichó a Dennis Law, un compendio de fuerza y calidad que recibió el Balón de Oro en 1964. Llegó Brian Kidd, un delantero con un sensacional disparo. Y en 1963 debutó George Best, el quinto Beattle un genio del fútbol, dotado de todas las virtudes para ser un número uno. Con esta columna vertebral, el Man regresó a los éxitos en 1962, al conquistar la Copa de Inglaterra. Los jóvenes talentos iban cuajando y la progresión fue imparable. El equipo ganó la Liga en 1965 y en 1967, y ya avisaba en la Copa de Europa, su cuenta pendiente desde 1958. La asignatura la aprobó por fin en 1968, de la mano de Charlton y de Best, al golear al Benfica 4- 1.