Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 4- -2- -2008 MADRID 43 20 de diciembre El chalé de Moreno. Una banda albanokosovar asaltó la vivienda del productor José Luis Moreno, que fue apaleado, en Boadilla del Monte. 22 de diciembre Chanel. Cuatro encapuchados se llevaron en un rápido asalto 12 relojes valorados en 230.00 euros. Ese mismo día hubo otro robo en una joyería de Aluche. 31 de diciembre Monte Real. Cuatro encapuchados asaltaron, con gran violencia, este hotel de lujo. Utilizaron mazas y lograron un botín de unos 6.000 euros. 9 y 12 de enero Tres bancos. Se juntaron un atraco en la sucursal de la Caixa en San Blas, un asalto a la sucursal de Caja Castilla- La Mancha y un alunizaje en un banco de Velilla. 31 de enero Furgón en la M- 40. Una banda de encapuchados asaltaron a punta de pistola un furgón en la M- 40. Robaron la furgoneta con su cargamento de relojes de marca. Dormitorio de mafias La Policía Nacional ha detectado que redes delictivas extranjeras utilizan Madrid como cuartel general, aunque salen a delinquir fuera, incluso al extranjero. En la capital de España hay localizadas dos bandas así, colombianas y especializadas en asaltos a joyerías POR CARLOS HIDALGO MADRID. Que a España y, en mucho casos, concretamente a Madrid vienen mafias extranjeras a delinquir y, tan pronto como han cometido el palo regresan a su país no es un misterio. Lo curioso, a estas alturas del partido, es el caso inverso: las mafias, normalmente extranjeras, asentadas en las grandes ciudades españolas pero que salen de nuestras fronteras para cometer sus palos. La Policía Nacional viene detectando este fenómeno desde hace un par de años. Sobre todo, estas redes delictivas tienen como cuartel general Madrid y Barcelona. En el caso de la capital de España, hay detectadas dos mafias. Y son casi siamesas. Se trata de grupos muy similares al desmembrado en el transcurso de la operación Gold culminada recientemente en el barrio madrileño de San Fermín. Los trece miembros de la banda del Frijol apodo de su cabecilla, fueron cayendo casi como fichas del ajedrez. Estas bandas son muy parecidas. Algunos de sus integrantes ya vienen rodados de su país de origen, Colombia. Era el caso del Frijol quien había integrado las huestes del ejército urbano de Don Hugo en el barrio de Quiroga, en Bogotá. La Brigada Central de Crimen Organizado de la Dirección General de la Policía sigue los pasos de estos grupos delictivos, que suelen ser bastante peligrosos. Suelen trabajar, a través de Europol, con otras policías europeas, como también ocurrió en la operación Gold El modus operandi de estas mafias suele ser el siguiente. Se asientan en Madrid, donde algunos de sus componentes ya presentaba algunos antecedentes. Buscan un piso, pero van cambiando de domicilio, para pasar desapercibidos y complicar el trabajo a los investigadores. Luego, eligen un país de destino para robar. Se trasladan allí, con pasaportes falsos, y pueden permanecer en Alemania, Bélgica u Holanda, por ejemplo, dos, tres, cuatro y hasta cinco meses, indican las fuentes consultadas. Una vez allí, suelen contactar con gente de la colonia de colombianos del país al que se han dirigido, para que les den alojamiento. Luego, se buscan la vida cuáles son los comercios- -generalmente, joyerías y bancos- -donde quieren dar los palos preparan el plan y la logística necesaria. Una vez cometido el golpe, regresan a nuestro país, donde encuentran la manera de dar salida al material robado. Por eso, se está controlando cada vez más a los peristas y receptadores de la mercancía. La Policía no ha detectado que, por ejemplo, en el caso de la banda del Frijol sus tentáculos llegaran hasta el mundo del narcotráfico. El éxito de la operación Gold ha puesto de relieve este nuevo modus operandi de las mafias internacionales. La elección de los países a los que se trasladan viene dado por la legislación vigente allí; es decir, de que sea más o menos blanda con según qué tipo de delitos. La capacidad operativa de esas Policías es también un factor que tienen en cuenta a la hora de desplazarse a un país o a otro. En definitiva, eligen el país con más oportunidades. Las joyerías se han convertido en uno de los blancos preferidos de los delincuentes cuenta el testimonio del vigilante que se encontraba en el lugar robado. Por fortuna, este empleado no sufrió daños pero sí fue maniatado y su cabeza cubierta con una chaqueta. Se investiga, asimismo, si los ladrones accedieron al edificio por el portal o por el garaje. Todo indica que el negocio asaltado debía de tener cámaras de vigilancia pero fuentes policiales han indicado que, con toda seguridad, fueron inutilizadas previamente. Los propietarios del local prefieren no dar demasiados datos sobre su identidad y su ubicación. Ayer mismo, uno de los empleados mostraba un silencio absoluto, incluso sobre las tareas de reparación de la puerta y las cajas fuertes. Realizada la correspondiente denuncia de los propietarios en la comisaría del distrito de Moncloa- Aravaca, la investigación también se centra en dar con el paradero de las numerosas piezas sustraídas. ¿Dónde acaban? Dada la experiencia de robos similares, los expertos temen que salgan al extranjero. Así parece ocurrir en la mayoría de los casos porque, además, existen redes especiales y peristas que dan salida a todos estos valiosos objetos. El secretario general del Gremio de Joyeros, Armando Rodríguez, ha denunciado, una vez más, lo que considera la pasividad del Gobierno de la Nación ante la delincuencia. Cuando se está tratando de eludir el índice de criminalidad que existe en Madrid no hay más que echarse a la calle para ver lo que está ocurriendo. No se ha modificado la Ley de Enjuiciamiento Criminal y sigue parado el intento de endurecer el Código Penal. Esto no es una urgencia para el Gobierno añade Rodríguez. Nuestro gremio sufre la delincuencia con mayúsculas aunque se oculte. Una delincuencia que deja muertos, heridos, negocios que se arruinan, familias y empleados sin futuro concluye. JAVIER PRIETO La moda de vivir en Alcalá y delinquir en la capital El caso inverso de las mafias asentadas en Madrid y que salen de España a delinquir se da en la localidad de Alcalá de Henares. El propio comisario de la ciudad complutense, Jesús Figón, reconoció el pasado mes de enero que se tienen pruebas de que la localidad está siendo utilizada por mafias criminales como ciudad dormitorio Eso sí, estos grupos se esconden en Alcalá y delinquen en la capital o en otros municipios de la Comunidad de Madrid. Además, la presencia de estas mafias podría haber repercutido en los índices de delincuencia que se registran en Alcalá de Henares, según los datos oficiales. Dar salida al material Negocios que se arruinan