Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA LUNES 4 s 2 s 2008 ABC La reforma penal de tráfico hace agua Un imprudente queda impune en las diligencias previas por la ambigüedad de la norma s Supuestos como circular por la acera o en sentido contrario no aparecen de manera explícita en el texto legal POR SEGUNDO SANZ MADRID. Apenas lleva en vigor unas semanas y la hermenéutica ya está empezando a pasar factura a la reforma del Código Penal en materia de tráfico. Los jueces, encargados de interpretar la ley, se encuentran ante una norma, cuya ambigüedad les obliga a archivar causas abiertas contra verdaderos conductores imprudentes. Es el caso, por ejemplo, del titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Barcelona, el magistrado Josep María Miquel Porres, que ha archivado las diligencias practicadas contra un individuo que circulaba a gran velocidad por la acera. El magistrado sostiene que esta conducta no aparece contemplada ni en el artículo 379.1.2- -influencia de alcohol- -ni en el 380- -exceso de velocidad en vía urbana- Así entiende, según se señala en el auto, que la nueva legislación normativiza el concepto de temeridad manifiesta estableciendo dos supuestos: uno, circular a más de 60 km hora de la velocidad permitida por vía urbana y dos, con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 miligramos litro. Sin embargo, precisa el juez, no hay dato alguno que permita deducir lógica y racionalmente que han concurrido estas circunstancias, considerando por tanto la conducta descrita como atípica por falta de alguno de sus elementos Los hechos, relata el auto, ocurrieron en Barcelona el 11 de enero, cuando el imputado colisionó con un vehículo estacionado, para acto seguido darse a la fuga. A continuación, las cámaras de seguridad de un centro comercial registraron cómo tras chocar contra la parte posterior de un autobús, dio marcha atrás y se subió a la acera circulando por la misma a una velocidad excesiva y obligando a tres peatones a saltar hacia la calzada para no ser atropellados Posteriormente, bajó de la acera y prosiguió por la barcelonesa Gran Vía hasta llegar a la calle Llacuna. El magistrado, que envió el pasado año cartas a distintos medios de comunicación advirtiendo de los errores que contenía el texto legal, desestimó esta semana el recurso de reforma presentado por la Fiscalía. El Ministerio Público consideraba que la interpretación del instructor entra en evidente contradicción con el ánimo que inspira el legislador aunque reconoce que la redacción de los artículos puede considerarse como poco acertada llevando en algún caso a suscitar dudas interpretativas, sobre todo, entre personas ajenas al ámbito jurídico Frente a ello, el juez responde que toda disposición legal, sea del orden que sea, no puede suscitar duda alguna e invoca al mismo tiempo al principio in dubio pro reo (en caso de duda, a favor del reo) El recurso de apelación, ya anunciado por la Fiscalía, quedará ahora en manos de la Audiencia Provincial de Barcelona, que tardará meses en resolver. Una decisión favorable al criterio del juez Miquel Porres, y al de otros magistrados que adopten la misma posición en futuros casos, podría llevar a las autoridades a corregir la norma, algo que ya ocurriría en la próxima legislatura. El fiscal de Sala coordinador en materia de Seguridad Vial del Ministerio Público, Bartolomé Vargas, declaró a ABC que el artículo 380, además de los supuestos de rebasar los límites de velocidad y alcohol, también encierra otras conductas como las que recoge el citado auto del responsable del Juzgado de Instrucción número 4 de Barcelona. Los dos supuestos no afectan a la generalidad de casos que pueden englobarse en el concepto abstracto de temeridad manifiesta, donde caben otras conductas distintas a las expresamente contempladas y basadas en graves irregularidades de los comportamientos del conductor de acuerdo con la doctrina jurisprudencial hasta ahora vigente afirma. Asimismo, fuentes de la Fiscalía, que participaron recientemente en Madrid en el primer encuentro entre los 70 fiscales de Seguridad Vial que hay en España, señalaron que el juez Miquel Porres realizó Explosión de gas en Murcia Una explosión de gas procedente de una bombona de butano provocó ayer daños importantes en dos plantas de un edificio de viviendas de Murcia. Como consecuencia de la explosión una mujer de 33 años resultó herida leve y fue dada de alta a lo largo del día. En la imagen, estado en el que quedó parte del edificio. Interpretación restrictiva Los preceptos, a debate Art. 380. 1. El que condujere un vehículo a motor o un ciclomotor con temeridad manifiesta y pusiere en concreto peligro la vida o la integridad de las personas será castigado con las penas de prisión de 6 meses a 2 años 2. A los efectos del presente precepto se reputará manifiestamente temeraria la conducción en la que concurrieren las circunstancias previstas en el apartado primero (velocidad superior en 60 km h en vía urbana o en 80 km h en vía interurbana a la permitida) y en el inciso segundo del apartado segundo del artículo anterior (una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro, o en sangre superior a 1,2 gramos por litro) Art. 381. 1. Será castigado con las penas de prisión de 2 a 5 años, multa de 12 a 24 meses y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores durante un período de 6 a 10 años el que, con manifiesto desprecio por la vida de los demás, realizare la conducta descrita en el artículo anterior. una interpretación muy restrictiva de la norma. Aplicando el criterio de dicho magistrado, otras conductas que quedarían impunes serían saltarse un semáforo en rojo o un paso de cebra- -con posibilidad de atropello- ir trazando eses o en sentido contrario. Para esta última circunstancia, apuntó Bartolomé Vargas, se podría aplicar el artículo 381 del Código Penal, que alude a un manifiesto desprecio por la vida de los demás castigado con penas de prisión de dos a cinco años. La Fiscalía ha asegurado que en aquellos casos en los que la condena pueda ser prisión o multa económica y trabajos en beneficio de la comunidad (art. 379) si existe reincidencia del imputado solicitará la pena de cárcel o incluso un ingreso efectivo del mismo en un centro penitenciario. Antes de que el Congreso de los Diputados aprobara en octubre, con el voto en contra del PP y la abstención de IU y PNV la reforma del Código Penal en lo relativo a tráfico, surgió el debate en torno a si la modificación que se iba a llevar a cabo de la norma era suficiente o se estaba perdiendo una oportunidad para avanzar en esta legisla- Cajón de sastre Una resolución de la Audiencia de Barcelona podría derivar en una nueva modificación del Código Penal ción. Aunque finalmente se endurecieron las penas para quienes sobrepasen los límites de velocidad y alcohol, algunos conceptos se mantuvieron igual de imprecisos, entre ellos el de conducción temeraria manifiesta o el citado manifiesto desprecio por la vida de los demás que fueron conservados como cajón de sastre de habituales conductas imprudentes al volante. El juez decano de Madrid, José Luis González Armengol, afirma que la reforma penal de tráfico, que pretendía la objetivación de los dos supuestos antes señalados- -conducir ebrio y romper el velocímetro- no ha abordado aún el tipo penal de conducción temeraria el cual, añade, está abierto a muchas posibilidades de comisión del delito. Desde el PP, el diputado Federico Souvirón ya justificó el voto en contra del PP, argumentando que se trataba de una reforma emprendida a toda prisa, sin diálogo con enmiendas que sólo han venido a taponar las vías de agua para que el barco no naufragara antes de hacerse a la mar Más información sobre la legislación penal en noticias. juridicas. com