Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA Precampaña electoral s Informe sobre la influencia del nacionalismo LUNES 4 s 2 s 2008 ABC Los nacionalistas tienen el triple de poder en el Congreso que el primer partido de la oposición Con sólo 33 escaños obtenidos en las elecciones generales de 2004, el nacionalismo multiplicó su influencia real en el Parlamento M. CALLEJA MADRID. Que los nacionalistas gozan de un poder en el Congreso que sobrepasa de largo su representación parlamentaria es algo conocido y asumido por los dos grandes partidos, el PP y el PSOE, que son los únicos que pueden formar gobierno en España, pero que se ven obligados a pactar con los grupos minoritarios si no consiguen mayoría absoluta. ¿Pero hasta dónde llega la influencia real de estos pequeños partidos? Según un informe del Gabinete de Análisis Demoscópicos al que ha tenido acceso ABC, el poder efectivo de los nacionalistas ha triplicado al del PP en la legislatura recién acabada. La influencia real de los partidos en un Parlamento y su capacidad de conformar mayorías ganadoras se mide con el índice de poder efectivo o índice de poder de Banzhaf, que fue el profesor estadounidense que lo divulgó a escala mundial. Este índice, que se cuantifica matemáticamente, es usado en grandes instituciones internacionales como la ONU y el Parlamento Europeo para hacer una mejor distribución de poder. En España, este índice sirve para comprobar la capacidad de los partidos de formar coaliciones que alcancen los 176 diputados requeridos para sacar adelante la mayoría de las leyes, incluidos los presupuestos de cada año. En un sistema como el español el poder real no lo otorgan los votos, ni siquiera los escaños obtenidos, sino que es la capacidad de formar esas mayorías y de influir en sus decisiones. Con los 164 escaños que consiguió el 14 de marzo de 2004, el PSOE encabeza ese índice, con un 51,6 por ciento. En segundo lugar se encuentra el PP, con 16 escaños menos y con una influencia muchísimo menor: 10,6 por ciento. Lo más llamativo es el índice de poder efectivo, o influencia, que han tenido los nacionalistas en su conjunto: 33,7 por ciento. Tres veces más que el PP, lo que da una idea muy clara de lo que ha sido la última legislatura. No hay que olvidar que los nacionalistas han tenido un total de 33 escaños, menos del 10 por ciento del Congreso de los Diputados, frente a los 148 del principal partido de la oposición (42,3 por ciento) CiU sería la tercera formación con más poder efectivo en las Cortes: un 10 por ciento, sólo seis décimas menos que el PP, pese a tener 138 diputados menos que los populares. Algo parecido ocurre con ERC, que con sólo ocho diputados en el Congreso tiene un índice de poder del ocho por ciento. Este panorama podría repetirse en los próximos años, si se mantienen los resultados ajustados que reflejan las encuestas. En esta situación cada voto será fundamental para decidir el partido ganador, pero también para establecer cómo gobernará durante la próxima legislatura y qué grado de dependencia tendrá de los partidos minoritarios y nacionalistas. Variaciones muy pequeñas en el voto pueden provocar grandes alteraciones en el poder efectivo de cada partido. No es lo mismo un acuerdo polí- EL PODER EFECTIVO DE LOS PARTIDOS En porcentaje 60 50 51,6 46,9 42,6 37,7 33,7 42,3 40 30 20 10 10,6 5,0 1,4 IU Índice de poder efectivo 4,3 10,6 9,6 0 PSOE Voto válido Escaños PP Nacionalistas El poder real Resultado de las Elecciones Generales de 2004 Votos PSOE PP CiU ERC EAJ- PNV IU CC BNG CHA EA NA- BAI PA Resto de partidos Blanco Voto válido 11.026.163 9.763.144 835.471 652.196 420.980 1.284.081 235.221 208.688 94.252 80.905 61.045 181.868 639.490 407.795 25.891.299 votos 42,6 37,7 3,2 2,5 1,6 5,0 0,9 0,8 0,4 0,3 0,2 0,7 2,5 1,6 100,0 Escaños 164 148 10 8 7 5 3 2 1 1 1 0 0 0 350 escaños 46,9 42,3 2,9 2,3 2,0 1,4 0,9 0,6 0,3 0,3 0,3 0,0 0,0 0,0 100,0 poder efectivo 51,6 10,6 10,0 8,0 6,7 4,3 3,5 2,2 1,1 1,1 1,1 0,0 100,0 Los nacionalistas, con más poder que nunca Si observamos la evolución del índice de poder efectivo de los grupos políticos- -que mide la capacidad de un partido de conformar coaliciones ganadoras y su influencia en el Congreso- -se comprueba que nunca, en la historia de la democracia española, los nacionalistas habían tenido un valor tan alto como en la pasada legislatura: un 33,7 por ciento. En 1996, con el PP como partido ganador, el índice de poder de los nacionalistas fue del 20 por ciento; en 1993 llegó al 17 por ciento; en 1979, al 13, y en 1977 llegó al 16 por ciento. Con las mayorías absolutas de 1982, 1986, 1989 y 2000, el índice de poder efectivo de los nacionalistas, como es lógico, se quedó a cero. tico con un solo partido, como puede ser CiU, que con cuatro o cinco grupo diferentes. En las pasadas elecciones, las de 2004, el partido más castigado en el índice de poder efectivo fue el PP. Pero en el escenario actual es el que se encuentra en mejor posición de salida para recuperar ese poder real, principalmente a costa del PSOE, según se explica en el informe demoscópico. El PSOE es, hoy por hoy, el más vulnerable a cualquier cambio de voto Una pequeña variación del voto de los populares puede dejar al PSOE con mucho menos poder efectivo que haya entre su electorado y entre el del PP. Un ligero ascenso del voto a los populares supondría una merma significativa de poder efectivo del PSOE, que tendría que forzar aún más las alianzas parlamentarias para poder conseguir mayorías. Esto le obligaría- -en caso de seguir siendo el partido ganador- -a un mayor entendimiento con el PP. El peligro para el PSOE es real, ya que, como informó ABC, en caso de empate de votos, el PP podría conseguir hasta ocho diputados más que sus adversarios socialistas. En esa situación, el poder efectivo de los populares doblaría al del PSOE, al tener posibilidad de conformar el doble de coaliciones ganadoras. Es cierto que no todas las coaliciones matemáticamente posibles son viables desde el punto de vista polí- tico: Rajoy nunca pactaría con ERC, y Zapatero tendría muy difícil recabar el apoyo de ese partido y de CiU a la vez. Un retraimiento del voto conservador, por leve que fuera, causaría que el índice de poder real del PSOE se disparara. Los populares lo saben, de ahí que la movilización electoral en la campaña es clave. Izquierda Unida también se encuentra bien situada, ya que lo que pueda perder en representación parlamentaria puede recuperarlo en capacidad de conformar coaliciones ganadoras con el PSOE. El caso de IU es especial, ya que tiene tres diputados menos que ERC, pese a tener el doble de votos. Todos los resultados electorales: http: www. mir. es Movilización electoral ABC