Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 DEPORTES XLII Superbowl DOMINGO 3 s 2 s 2008 ABC Los dos equipos que se juegan la Superbowl posaron juntos ayer para la Prensa en el estadio que albergará esta noche el partido REUTERS La final que paraliza Estados Unidos Dos históricos del fútbol americano, los New England Patriots y los New York Giants, se juegan esta noche la Superbowl en Arizona s Sólo en EE. UU se calcula que 100 millones de personas verán la gran final de la NFL, que será retransmitida a 223 países POR MIGUEL ÁNGEL BARBERO MADRID. Paralizar un país y tener a medio mundo pendiente de un espectáculo deportivo es lo que consigue cada año la Superbowl estadounidense, el duelo final que enfrenta a los campeones de las dos conferencias de la NFL, la Nacional y la Americana. El Supertazón como se le conoce en los ámbitos latinos, es algo más que un partido de fútbol americano. Organizado a lo grande, tiene la virtud de reunir a los norteamericanos este domingo de febrero como si de la Navidad o el día de Acción de Gracias se tratare. Es una fiesta nacional y nadie osa a hacerle sombra. De hecho, otras grandes organizaciones como la NBA o la PGA evitan celebrar partidos o torneos de golf en los horarios cercanos. Contra cien millones de espectadores sentados delante de la televisión es lógico que nadie quiera competir. Cuando los anunciantes pagan dos millones de euros por anuncios de treinta segundos es porque obtienen una repercusión absoluta, tanto dentro como fuera de sus fronteras. La señal se transmite a 223 países (entre ellos España, a las doce de esta noche, en Digital Plus) y también modifica otro tipo de costumbres, como las corridas de toros vespertinas del vecino mejicano o, sin ir más lejos, la programación de la radio española: el único domingo en el que no se emite el programa líder de la radio taurina en España Los Toros es éste. Estados Unidos 14 toneladas de bocadillos, 5 de patatas fritas, 3 7 de tortitas de maíz, 1 7 de palomitas y 1 1 de frutos secos. En el país de la comida basura, este espectáculo tenía que batir también todos los registros. La fiesta que se ha preparado en el estadio de la universidad de Arizona es espectacular. Ya el recinto impresiona, con su cubierta retráctil que permite jugar al aire libre o a cubierto en función del calor del desierto y con su césped natural extraíble que es un icono de la arquitectura deportiva moderna. Y si las jugadas de sus ídolos no lo consiguen, seguro que las actuaciones previstas (Alicia Keys, Tom Petty, Bon Jovi... levantarán a los 60.000 privilegiados que han conseguido las cotizadas entradas. Por lo que se refiere a lo meramente deportivo, nadie pone en duda el favoritismo de los New England Patriots. Los bostonianos son el equipo de la década (han ganado ya tres títulos desde que cambió el siglo) y llegan en pleno récord victorioso. Han concluido la temporada regular con un inmaculado balance de 16- 0 y, si repiten esta noche, igualarán la marca perfecta de Miami en 1972: acabar el año si conocer la derrota. Para ello cuentan con el mejor entrenador, Bill Bellichick, y al mejor pasador, Tom Brady, como estandartes del bloque más compensado. Enfrente llegan los New York Giants, el mejor cuadro defensivo, que pese a estar más castigado por las lesiones lleva diez triunfos seguidos fuera de casa. Las apuestas mandan 12- 0 para los primeros, pero si no toman ventaja al principio quizá puedan sentir la urgencia de hacer historia. Y ahí los neoyorquinos pueden sacar provecho. Los Patriots podrían ganar el título sin perder un solo partido, pero se enfrentan a la mejor defensa de la Liga El deporte más popular con la historia más corta Dentro de las muchas curiosidades que rodean a la Superbowl, destaca que es el acontecimiento deportivo más seguido en Estados Unidos pese a ser el más joven de todos. La Superbowl nació en 1966, cuando las dos ligas principales de fútbol americano decidieron medir a sus campeones en un oficioso campeonato mundial. Cuatro años después fue cuando tomó auténtico carácter unitario, al Como se puede suponer, un hecho de esta relevancia da pie a todo tipo de estudios y especulaciones. Por citar sólo uno de ellos, el realizado por el New England Journal of Medicine, se calcula que durante la emisión se consumirán sólo en los 14 toneladas de bocadillos fusionarse la Nacional y la Americana en la NFL actual. Entonces se conservó la nomenclatura para las conferencias y se elevó a esta última cita a la categoría de partido del año, como demuestran las cifras. A lo largo de la historia ha habido mucha igualdad entre los equipos, pero se puede hablar de claros dominadores en las distintas décadas. En la actual lo son los Patriots (tres títulos) aunque previamente lo habían hecho los Packers (dos en los 60) los Steelers (cuatro en los 70) los 49 ers (cuatro en los 80) y los Cowboys (tres en los 90)