Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo décadas, dejaron de ensayar sus misiles en los años 80 precisamente para no saturar el inmenso basurero espacial en torno al planeta. Un mes más tarde, el 19 de febrero de 2007, una etapa- -del tipo Briz- M- -de un cohete ruso Protón lanzado un año antes en una misión fallida, y que había quedado en órbita con todo su combustible, explotó por la elevada temperatura derivada del rozamiento con la atmósfera. Un millar de grandes fragmentos más, de entre 1 y 10 centímetros, dando vueltas en torno a la Tierra. Ahora, estos días, es de nuevo un viejo satélite el que ha encendido la alarma. Se trata de un artefacto espía lanzado por los Estados Unidos. No se sabe mucho de él, no en vano es un espía. Sólo que pesa 9.072 kilos y que, fuera de control, está perdiendo altura en su órbita y a finales de este mes la fuerza de la gravedad le hará caer irremisiblemente. O no, porque lo más probable es que explote en mil pedazos en una órbita baja, como hizo el tanque de combustible ruso. Tres estaciones de seguimiento de la NASA, en colaboración con las Fuerzas Aéreas de EE. UU. siguen su órbita metro a metro. Tienen la tecnología y los medios, como hemos visto, para destruirlo en vuelo, pero estiman que no será necesario, ya que el riesgo de que caiga, y más en una zona habitada, es casi nulo. DOMINGO 3- -2- -2008 ABC La marabunta de la basura espacial A finales de este mes, un satélite espía estadounidense fuera de control podría caer sobre la Tierra, aunque probablemente se desintegre en la atmósfera s Más de 120.000 fragmentos de naves y satélites, de más de un centímetro, orbitan nuestro planeta POR S. BASCO MADRID. Hace poco más de un año, el 11 de enero de 2007, los chinos lanzaron un misil balístico de rango medio desde su centro espacial de Xiang Space. Ascendió como lo que era, como un cohete, y a una órbita de baja altitud- -865 kilómetros- -impactó contra un viejo satélite meteorológico, el Feng Yun 1 C, que en una décima de segundo quedó convertido en 2.000 fragmentos de entre 5 y 10 centímetros de lado, 35.000 de alrededor de un centímetro y cerca de un millón de pedacitos de más o menos un milímetro. Esa era la misión encomendada al misil antisatélites. En esa décima de segundo, el volumen de desechos espaciales orbitando en torno a la Tierra aumentó en cerca de un 15 por ciento. Estados Unidos y Rusia, que dominaban esa tecnología balística desde hacía tres La NASA denomina basura espacial (Space Debris) a cualquier objeto artificial, grande o chico, que pulule por el espacio y que ya no esté operativo. Suelen ser restos de satélites o cohetes fuera de uso, material no operativo liberado en operaciones espaciales y fragmentos debidos a explosiones o colisiones de ingenios espaciales. Las últimas estimaciones de la Agencia Espacial estadounidense cifran, aproximadamente, el número de objetos catalogados en órbita mayores de 10 centímetros en unos 10.500; entre uno y 10 centímetros habría alrededor de 110.000; mientras que los menores de un centímetro serían unos 35 millones. Al ritmo de 120 lanzamientos de cohetes anuales, la población de fragmentos de riesgo crece cada año en unos 200. La mayor parte de esta basura espacial se sitúa, obviamente, en las órbitas más transitadas. Es decir, las órbitas LEO (Low Earth Orbit) de baja alti- Medio siglo de carrera espacial BASURA ESPACIAL TIPOS Y ÓRBITAS DONDE SE ENCUENTRA Es cualquier objeto artificial sin utilidad que orbita la Tierra. A finales de 2003 había unos 10.000 objetos catalogados. No obstante, se estima en más de 120.000 el número de objetos mayores de un centímetro Y es que después de medio siglo de carrera espacial acumulando desechos sobre nuestras cabezas, sólo ha quedado acreditado un caso de alto riesgo, cuando en 1997, en Oklahoma (EE. UU. una mujer resultó alcanzada en un hombro por una lámina de 10 x 13 centímetros. Se comprobó que era parte de la cubierta exterior del tanque de combustible de un cohete Delta II. La mujer no resultó herida de consideración. SITUACIÓN DE LAS ÓRBITAS Dependiendo de la función que realicen, los satélites se mueven en diferentes órbitas Polar Satélites de observación astronómica De baja altitud LEO Órbita elíptica Satélites espía Satélites espía Satélite Telstar Geoestacionaria GEO Satélites de comunicaciones Satélite Cosmos (radiactivo) Satélites meteorológicos TAMAÑO DE LOS RESTOS ESPACIALES (Ejemplos de piezas a tamaño real) km Restos de lanzamientos Estación Espacial Internacional 00 0- 2 EO 0 L 70 ita b Ór km km 00 ria 6.0 3 iona stac eoe ita g Órb Pese al pequeño tamaño de la mayor parte de los fragmentos, las vertiginosas velocidades a las que están sometidos hacen que sean una seria amenaza para cualquier misión espacial 40 0 Satélites espía Diámetro Cantidad 1 cm 35.000.000 (microbasura) Satélites de observación 100.000 km Órbita geoestacionaria Daños del impacto Erosión en la superficie del satélite