Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 CULTURAyESPECTÁCULOS DOMINGO 3 s 2 s 2008 ABC Bradomín inédito Ve la luz la correspondencia inédita de Ramón del Valle- Inclán: 144 cartas de un archivo de más de 800, que edita su nieto Joaquín del Valle- Inclán, y Espasa. ABC publica un sabroso texto inédito de Valle a Madariaga, que ha quedado fuera del volumen ANTONIO ASTORGA MADRID. A este español de rostro quevedesco, negra guedeja y luenga barba, don Ramón María del Valle- Inclán, le persiguió la censura como a Edgard Allan Poe los cuervos. Primo de Rivera lo describió como extravagante ciudadano y el tópico sobrevivió al tiempo, paradigma de la cortina de humos de paja que ha ocultado su personalidad. Ahora su nieto, Joaquín del Valle- Inclán Alsina, rinde homenaje a su padre con la edición, que Espasa saca a la luz, de un epistolario inédito (fechado entre 1895 y 1935) y la publicación de los textos Sevilla La muerte bailando Bradomín expone un juicio La marquesa Carolina y Bradomín Las cartas inéditas, de las que ABC reproduce una que no ha sido incluida en el volumen pero bastante sabrosa (dirigida por él a Salvador de Madariaga desde Roma) desmienten la extravagancia que le impuso Primo, en cuya época fue encarcelado por negarse a pagar una multa. Cuatro días en celda a la carta, cuyo menú desvela en una misiva: Tortillas y rosbif fiambre. Emparedados de queso, mermelada y ternera. Café en termo. Frutas buenas. Naranjas, plátanos y manzanas. Latas o botes para tener repuesto de azúcar, té y café. Jerez y sidra. Cerillas buenas. Servilletas La idea- -cuenta Joaquín del Valle- Inclán Alsina a ABC- -era homenajear a mi padre, Carlos del Valle- Inclán, hijo de don Ramón, que se dedicó toda su vida a coleccionar obras y objetos de su progenitor. Todas las cartas de ValleInclán él las fue comprando y recuperando desde imprenta, amigos, regalos... Logró hacer una excelente colección, y no sólo de cartas, sino de libros, fotografías... Tras el fallecimiento de don Carlos pensamos hacer una pequeña selección para un lector medio, para que se lea amablemente como literatura; no para especialistas. Para que se viese un poco la enorme tarea que don Carlos de ValleInclán realizó a lo largo de toda su vida El epistolario cubre desde los años 1895 a 1935: Se ha procurado que la selección de cartas fuese una representación de los hechos más importantes de la biografía de don Ramón, de modo que se le puede seguir desde que llegó a Madrid, siendo un joven desconocido, cómo va triunfando, sus problemas con el teatro, la retirada a Galicia a la finca de La Merced, el regreso a la capital de España, la estancia en Roma como director de la Academia de Bellas Artes, y el fallecimiento en Santiago Valle se cartea con Benito Pérez Galdós, Barinaga, Leopoldo Lugones, Miguel de Unamuno, Armando Palacio Valdés, Ignacio Zuloaga, Antonio Machado- -entusiasmado tras la lectura de Lámpara maravillosa Corpus Barga, Ernesto Giménez Caballero, Fernando de los Ríos, Salvador de Madariaga, Rafael Dieste, Manuel Aznar, Cipriano de Rivas Cherif, Ramón Menéndez Pidal, Manuel Azaña o el Conde De Romanones. El Archivo Valle- Inclán Alsina, en Pontevedra, atesora cinco mil originales, cuartillas manuscritas. Y una obra inédita, sin publicar, inacabada, que don Ramón tituló El beato estrellín de la cual se publicaron dos o tres páginas en los años cincuenta. La obra versa sobre un hombre al que el diablo le roba su figura humana, y él lo ve en la tierra cometer los actos más infames. Es como una lucha entre el bien y el mal. Es ese dualismo que Valle plantea muchas veces de que sólo los actos buenos permanecen y de los malos, en cambio, es el tiempo lo que no permanece: para él, lo demoniaco, lo malvado, mientras que la divinidad El beato estrellín sería lo permanente, lo eterno. Es complicado de leer al estar inacabado señala su nieto. Cuatro generaciones de Valle- Inclán han guardando, celosamente, con pasión de amanuense como don Joaquín, tesoros de la estirpe, pero sólo hasta hace dos generaciones se ve una voluntad de Archivo: Una parte es genealógica, de la familia y ramas asociadas, que viene del siglo XVI. Otra corresponde a la Biblioteca de don Ramón, y todas las cartas, papeles, objetos, manuscritos, cuadros, muebles, ropa, que se conserva de Valle- Inclán. Y la tercera parte sería la Biblioteca de Obras sobre don Ramón, traducciones y estudios Valle- Inclán no deja apenas inéditos de larga extensión, porque él vivía de publicar: Un inédito grande no lo hay, ni creo que exista- -admite su nieto- Puede haber algún poema, eso sí hay que comprobarlos uno por uno, alguna variante en algún texto, eso sin ninguna duda, pero un gran inédito, es decir una novela importante, desde luego que no. Incompletos nos podemos encontrar desde un poema Al Señor importante que no está acabado, a algunos capitulillos que tenía sueltos, algunas partes de Ruedo Ibérico pero hablamos de ocho, diez cuartillas... Tenemos la intención