Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 ECONOMÍAyNEGOCIOS Empresas DOMINGO 3 s 2 s 2008 ABC Enrique Serbeto Adicción a los mercados Jérôme Kerviel, el joven trader de Société Générale, apostó 50.000 millones de euros a que las bolsas de Londres, Frankfurt y el Eurostoxx 50 subirían s Dos semanas después, los mercados se hundieron POR MARIO SÁNCHEZ GUILLÉN MADRID. La historia del supuesto fraude que Jérôme Kerviel causó en Société Générale (SG) que le hizo perder 4.900 millones de euros, tiene todos los ingredientes de una buena película de espionaje. Aunque el caso ya está en manos de la justicia, y aunque la defensa de Kerviel siempre ha sostenido que su única motivación era hacer ganar dinero a la empresa lo cierto es que por el número de actividades que se dice que realizó, difícil sería pensar que actuó de buena fe. La acusación también parecía, en cierto modo, exculparle, asegurando que para él invertir en riesgo era como una droga, una adicción ces en orden a nivel electrónico o informático, pero no real. SG acusa también al empleado de hacerse con los códigos de acceso de compañeros y falsificar documentos. Kerviel habría utilizado la identidad de un gran banco para cerrar operaciones ficticias en su nombre. Con un sistema que su programa de e- mail tenía, hacía pasar sus correos electrónicos por los de este gran banco confirmando los negocios ficticios con SG en nombre de esta entidad. Según el banco, estas prácticas venían arrastrándose desde finales de 2005. Sin embargo, otras fuentes apuntaron a ABC que muy malo tendría que ser el departamento de auditoría para permitir actuar así durante dos años por lo que tendría sentido pensar en que sus superiores hicieron la vista gorda Pero Kerviel cruzó la línea entre el riesgo y la inconsciencia. Apostó 30.000 millones por el alza del Eurostoxx 50, 12.000 millones por la del Dax de Fráncfort y otros 2.000 por la subida del FTSE londinense. Pero días después, los mercados se hundieron y las actividades de Kerviel con ellos. Cuando SG descubrió el pastel, hubo de rescindir los contratos de futuros adquiridos, lo cual le costó las pérdidas que ha tenido. La historia de Kerviel es difícil de creer, pero casos como éste están a la orden del día, también en España. Desde el área de Investigación del Frau- GANAR A ITALIA Y A FRANCIA n el año 2000 se aprobó un ambicioso plan de reforma económica que se bautizó como estrategia de Lisboa y cuyo objetivo era el hacer en 2010 de la Unión Europea la economía más competitiva del planeta Desde entonces, el plan se ha revisado cerca de media docena de veces, siempre para rebajar sus ambiciones, haciendo como el atleta que ve que no puede saltar tanto y decide bajar la barra. Cuando se aprobó, todos los gobiernos y la Comisión Europea se llenaron la solapa de medallas. No esperen que nadie en Bruselas se atreva ahora a cargar con el peso de admitir que todo ha sido un estrepitoso fracaso. Otrosí. El pacto de estabilidad y crecimiento, que era el instrumento diseñado para garantizar la quietud en los mecanismos financieros y evitar tensiones inflacionarias cuando se puso en marcha la moneda única, ha sido laminado por el pragmatismo de vía estrecha de casi todas las grandes economías, con el visto bueno de la Comisión Europea. Un tal Pedro Solbes, que debía ser el garante en la Comisión que presidía alguien llamado Romano Prodi, fue el primero en sonreír mientras el pacto era dinamitado por un presidente francés llamado Jacques Chirac y un canciller socialdemócrata que ahora trabaja para Vladimir Putin. Con un poco más de realismo, los gobiernos, el español el primero, dejarían de decir tonterías sobre las estadísticas de renta per cápita y a tomárselo como si fuera una carrera de motos. Que hayan visto una de las chapuzas de Eurostat que nos deja empatados con Italia ¡con la Italia de la crisis política endémica! y ya cantan victoria, como si en los años de prosperidad que hemos vivido no hubiese tenido nada que ver la lluvia de fondos europeos y la llegada masiva de emigrantes. He oído decir, aunque me resisto a creerlo, que el presidente Zapatero ha prometido alcanzar incluso a Francia. Pues que se prepare a construir centrales nucleares, para empezar, porque con lo de los 400 euros no le pueden salir las cuentas. Y si no quiere que le pase como en el objetivo de Lisboa, que hable con Luis, a ver si de una vez ganamos a Francia, aunque sea al fútbol. E Daniel Bouton, presidente de Société Générale de de Ernst Young España, Ricardo Noreña, asegura que actuaciones como esa son tan comunes en España como en EE. UU. y Europa. Según dijo, a su departamento llegaron unos 30 casos de fraude de empresas españolas en 2007, algunos de ellos, muy grandes Del total, un 40 corresponden al sector financiero. Pero a la mayoría de las empresas les interesa que los casos se solucionen sin salir a la luz. EPA Operaciones paralelas Kerviel llevó a cabo diversas tácticas, pero la principal sería, supuestamente, realizar operaciones paralelas desde su puesto de corredor de Bolsa. Según apuntan fuentes expertas en mercados, Kerviel podría haber utilizado la estrategia de igualar cada pérdida real que registraba el banco con un ingreso ficticio que hacía que las cuentas cuadraran. Así, cada vez que la auditoría interna registraba las cuentas, se encontraría con todos los balan- Ángel Pacheco cesa como director general de Vivienda a petición propia ABC MADRID. El director general de Arquitectura y Política de Vivienda, Ángel Rafael Pacheco, ha cesado en su cargo, según recogía ayer el Boletín Oficial del Estado, informa Efe. Este cese, que se produce a petición propia, se trató el pasado viernes en el Consejo de Ministros. El cese fue propuesto por la ministra de Vivienda, Carme Chacón, y según indica la publicación, hasta que se designe un nuevo titular sus funciones serán desempeñadas por el secretario general de Vivienda, Javier Ramos. Según el Ministerio de Vivienda, Pacheco ha sido concejal y teniente de alcalde en varias legislaturas en el ayuntamiento de Casar de Cáceres. En febrero de 1987 fue nombrado jefe de gabinete de la consejería de Presidencia y Trabajo y, posteriormente, ocupó diversos cargos en la Junta de Extremadura, desde los que participó en la gestión de políticas de vivienda autonómicas. Los expertos coinciden en la dificultad de que una persona sola realice un desfalco de tales dimensiones ABC. es El caso del empleado infiel de Société Générale en: abc. hoyinversion. com OTROS ROSTROS CONOCIDOS DEL CAPITALISMO DE CASINO Nick Leeson Barings Bank, 1995 Charles Keating Lincoln Savings Loans, 1987 Michael Milken Drexel Burnham, 1989 Un caso casi idéntico al de Kerviel. Hizo perder 1.200 millones de dólares al Barings Bank cuando tenía 28 años. También perdió el dinero apostando por futuros. Amigo del candidato republicano John McCain, realizó operaciones con su empresa de seguros que costaron 2.000 millones a los contribuyentes estadounidenses. Pasó de hombre de éxito de Wall Street al abismo cuando se descubrieron sus métodos, por los que tuvo que pagar 1.000 millones de dólares.