Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA DOMINGO 3 s 2 s 2008 ABC Nadie habla a Sarkozy sobre Iberdrola Ni el presidente del Gobierno ni el líder de la oposición han querido tratar con el todopoderoso Sarkozy las negociaciones de ACS con la francesa EDF para la adquisición de la compañía eléctrica de esta naturaleza pero, como los miembros del equipo económico del PP se manifiestan sólo en privado y a escondidas, otros que se pueden escuchar terminan avalándolo como un motivo posible. Lo anoto porque alguno de ellos- -del mejor equipo económico según el candidato popular- -ha dicho (y se ha oído) que, al fin y al cabo, Iberdrola es una empresa excesivamente controlada por el PNV a través de la BBK (segundo accionista de la compañía con casi el 8 del capital) y que, en esas circunstancias, se arregle como pueda. Como esto sí que es pasmoso, uno tiende a pensar que no es posible, que se trata sólo de un enfado particular y que lo del mitin de Sarkozy puede tener fundamento. Claro que el presidente del Gobierno, en la reunión tan cordial de la cumbre hispano- francesa, pudo pensar, siguiendo el guión de este paradójico escenario, que no era cosa de envalentonarse ni con lo de las empresas que deben ser campeones nacionales ni con una larga cambiada sobre el mercado distorsionado por el carácter público de EDF. Al fin y al cabo estaban allí ultimando acuerdos sobre la lucha contra el terrorismo y la inmigración ilegal, eficaces y que además daban carta de naturaleza a las buenas relaciones internacionales del Gobierno español, y no parecía el momento, incluso a costa de la falta de transparencia, de incordiar a Sarkozy con el asunto de Iberdrola. Un Rodríguez Zapatero que, además, en cuanto tuvo problemas con los trenes de alta velocidad, se reunió en La Moncloa con un grupito reducido de empresarios entre los que estaba el presidente de ACS. Como si hubiese buenos y malos empresarios, como si los problemas no fueran de Fomento, sino de algunos contratistas. Así que nadie aquí replica a Sarkozy, responsable todopoderoso de una administración que controla EDF, y no precisamente para no turbar su luna de miel. Es, más bien, reflejo de nuestra posición de debilidad política en Europa, ya sea desde el punto de vista gubernamental como desde la vertiente de influencia y preocupación de la oposición. Germán Yanke l Partido Popular se ha quejado de que el Gobierno, y en concreto el presidente Zapatero, haya faltado a la debida transparencia acerca de lo que supiera, a través de Nicolas Sarkozy- -presumiblemente en la última cumbre hispano- francesa- de las negociaciones de ACS con la francesa EDF para la adquisición de Iberdrola. La operación, negociada pero aún no puesto en marcha, ha sido inteligentemente definida por el presidente de esta compañía no como compraventa sino como su troceamiento que es lo que tendría que ocurrir después y que, como ha ocurrido, hace que accionistas, clientes e instituciones de distinto signo político (como los gobiernos regionales de Extremadura, Castilla y León y Valencia) subrayen su oposición. Pero el PP, como partido, parece, a un lado el recurso dialéctico de reprochar falta de transparencia, ponerse de lado en esta cuestión que, no sólo por las desinversiones futuras, sino por el carácter de empresa pública de EDF, tiene su evidente importancia política. Desde luego, la posición de los populares nada tiene que ver con la activa y contundente que en su momento tuvieron con las OPA sobre Endesa. Hay que tener en cuenta, además, que esta misma semana Mariano Rajoy se ha entrevistado en París con Nicolas Sarkozy y que, aunque el presidente francés estuviera nervioso en una jornada tan cercana a su boda, el asunto podría haber estado en la agenda. Y no es que no haya habido transparencia sobre lo tratado sino que, al parecer, no se habló del asunto. Una de las explicaciones que se oyen estos días en el entorno del PP es que, como se pretende que el recién casado esté en el mitin de cierre de la campaña electoral, tampoco es cosa de incomodarle o ponerle más nervioso ahora. Aunque sea difícil entender el silencio de Rajoy, puede parecer pasmoso un argumento estratégico E La mayoría de los pantanos están por debajo del nivel de 2007. En la imagen, un embalse del Ebro ABC Las reservas de agua de España, en su menor nivel de los diez últimos años Las cuencas hidrográficas sufren el déficit de lluvias del otoño S. N. MADRID. Cuando ha transcurrido el primer mes de 2008 y, a pesar de que comienzan a llegar la primeras lluvias, España se encuentra con una reserva de agua embalsada bastante inferior a la media de los últimos diez años en casi todas sus cuencas hidrográficas. A 29 de enero del presente año, el total de agua embalsada era de 23.772 hectómetros cúbicos, lo que supone el 43,90 por ciento de su capacidad total de embalse, que se eleva a 54.148 hectómetros cúbicos. La media de agua embalsada en 2007 a nivel nacional fue de 55,57 por ciento, es decir seis puntos por encima de los parámetros actuales, lo que viene a demostrar que las lluvias del pasado otoño no han sido tan copiosas como se esperaba, para situarnos al menos en torno a la media de los diez últimos años, que fue de 27.280 hectómetros cúbicos, o sea, un 50,38 por ciento de la capacidad total de acopio de agua en nuestro país. Resulta relevante el dato de que, mientras en los últimos años el déficit, prácticamente endémico, se registraba en la cuencas del sur y de Levante, se constata ahora que las del norte de España sufren unas mermas en sus reservas de agua muy superiores a las habituales. En Galicia, el descenso es bastante sensible, como consecuencia de que ha tenido el otoño más seco desde 1958. En Cataluña, la Generalitat Campeones nacionales AGUA EMBALSADA A 29- 1- 2008 En porcentaje Cuenca Actual 51,33 45,93 51,44 66,67 52,34 23,24 43,68 21,25 17,63 26,99 44,31 43,90 Media 2007 77,53 59,34 77,59 47,62 71,49 48,11 58,88 14,29 11,78 29,59 48,24 55,57 Media 10 años 55,46 54,46 58,98 70,48 58,22 45,20 49,05 21,54 14,53 38,12 56,86 50,38 Duero Ebro Norte País Vasco (interna) Galicia (costa) Cataluña (interna) Tajo Júcar Segura Med. Andaluza Atl. Andaluza TOTAL Las cuencas del norte llegó a plantear la necesidad de llevar agua en barco a Barcelona, ante la perspectiva de que la escasez afecte al consumo. Las alarmas saltaron porque en la cuenca interna de Cataluña los embalses están al 23,24 por ciento de su capacidad. También la cuenca del Ebro comenzó el año con menos reservas. El pasado día 29 el agua embalsada era del 45,93 por ciento, cifra sensiblemente inferior al 54,46 por ciento de media de la última década. Como siempre, las cuencas más deficitarias son las del sur y Levante. En la atlántica de Andalucía los embalses están al 44,31 por ciento y en la vertiente mediterránea al 26,99 por ciento del total de su capacidad, en ambos casos por debajo de las medias del año pasado y de los últimos diez años. En la cuenca del Segura las últimas lluvias se han dejado sentir algo más que en otras zonas, de modo que a 29 de enero el agua embalsada suponía el 17,63 por ciento de la capacidad total de embalse, más de seis puntos por encima de la media de 2007 y más de tres sobre la última década. Las cifras, sin embargo, siguen reflejando el déficit endémico que arrastra la cuenca del Segura, que tendrá que seguir dependiendo de una desalación que no termina de paliar esa carencia; del trasvase del Tajo, o de un hipotético trasvase del Ebro, que el Gobierno y los populares de la Comunidad Valenciana vuelven a reivindicar como solución. Más información sobre las reservas de agua en http: www. embalses. net ABC