Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA Precampaña electoral s Las propuestas de los partidos DOMINGO 3 s 2 s 2008 ABC Y ahora... Alianza de Hogares Rodríguez Zapatero suma alianzas. A la de civilizaciones añadió ayer, en Zaragoza, la de los hogares, para democratizar la energía Y para calmar la sed del Levante, propone innovación POR ROBERTO PÉREZ ZARAGOZA. Alcaldes, concejales y cargos públicos del PSOE copaban ayer el entregado aforo que recibió al presidente del Gobierno. Recién estrenada la precampaña, la carrera ya sin interrupciones hasta las urnas del 9 de marzo, ayer tocaba Zaragoza. El lugar, el Auditorio de la capital aragonesa. Y el marco de celebración, la VIII Convención Municipal. Zapatero tuvo de teloneros al presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) Pedro Castro; al alcalde de Zaragoza; Juan Alberto Belloch; y al presidente regional y líder del PSOE aragonés, Marcelino Iglesias. Durante tres cuartos de hora, Zapatero se explayó con insistencia en el concepto de la sostenibilidad en el desarrollo económico con respeto al medio ambiente y la lucha contra el cambio climático. Y unió la sostenibilidad a su vocación por fomentar alianzas. La de las civilizaciones que abandera dejó paso ayer a términos como la coalición de ciudades en España, para que este país esté en el liderazgo del desarrollo de la energía sostenible y seamos modelo en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero Llamó a la movilización para el ahorro energético y lanzó una nueva idea programática para lograrlo, también con la alianza como fórmula: abogó por una gran alianza por las energías renovables, por los hogares sostenibles y por la democratización de la energía Zapatero se mostró convencido de que es posible una revolución en el campo energético, aprovechando fuentes como la fuerza del viento o los rayos del sol. Su planteamiento se sostiene en lo que calificó como oferta ambiciosa lograr 500.000 viviendas renovadas desde el punto de vista medioambiental en las que se produzca energía renovable. Viviendas que garantizarán, según la tesis de Rodríguez Zapatero, una red en cada ciudad, y de ciudad a ciudad, de energía renovable Dibujó, como objetivo a cumplir, un futuro con hogares que no sólo produzcan energía sino que también la almacenen para después distribuirla. Algo que, según la visión del líder de los socialistas, democratizará enormemente el control de la energía, que históricamente ha sido determinante para el reparto del poder económico y del poder político En su mitin de ayer, Zapatero también habló de agua. Aunque sin citar explícitamente los trasvases, se refirió a ellos como soluciones que han quedado para otro tiempo que, a juicio del presidente del Gobierno, están reñidas con un país desarrollado como es España. Son soluciones que pueden ser útiles para otros países que no tienen nuestro grado de desarrollo y de modernidad No detalló las alternativas concretas a los trasvases para garantizar el agua allí donde escasea, pero se mostró seguro de que la clave pasa por la innovación Zapatero abogó por tener la valentía de apostar por la innovación en materia energética y de agua. Y tengo esa valentía y esa decisión subrayó. Insistió como prioridad en el concepto de la sostenibilidad: Cuando se tienen muchas prioridades no se abarca ninguna. La mía es clara: la sostenibilidad, y eso incluye la movilidad sostenible, la vivienda sostenible, el barrio sostenible afirmó. Respecto a su controvertida promesa de los 400 euros para asalariados y pensionistas, Zapatero ya no se refirió a ella como abono monetario, sino como un compromiso de rebajar impuestos en el IRPF No ahorró elogios al presente de la economía española frente a los augurios de algunos Y habló de un PP con posiciones cada día más cerradas, más excluyentes la derecha cada vez más derecha que tiene una tendencia a poner siempre obstáculos a la igualdad Expresó su seguridad en una amplia victoria del PSOE el 9 de marzo. Y vaticinó que al PP le vamos a ganar con una sonrisa amplia, sin contestar sus insultos En vez de trasvases, innovació El presidente del PP, Mariano Rajoy, ayer en un acto electoral en Valladolid FERNANDO BLANCO Rajoy dice que Zapatero se pelea con unos y otros para no hablar de la crisis económica Transmite a todos los candidatos del PP al Congreso y el Senado que esto pinta bien s El presidente del Gobierno es un riesgo para los bolsillos de los españoles JOSÉ LUIS MARTÍN VALLADOLID. Los cabeza de lista del Partido Popular al Congreso y al Senado de toda España se reunieron ayer en Valladolid para arropar a Mariano Rajoy, quien eligió la capital castellana para presentar oficialmente las candidaturas de su partido, cuya calidad elogió con vehemencia. El presidente de los populares aprovechó la ocasión para resumir ante su equipo las principales líneas programáticas de cara al 9- M y comparó la España de los últimos cuatro años con la que él ofrece si entra en La Moncloa. No hay color Aunque su intención no era avivar la polémica tensión entre el Gobierno y los obispos, tácitamente tocó el asunto al reprochar a Rodríguez Zapatero su actitud por querer pelarse con unos y con otros como una maniobra de distracción para evitar responder a los asuntos que sí importan como la crisis económica. No quiere oír hablar de precios, ni de empleo ni de economía le recriminó el candidato a sucederle en el Gobierno, quien auguró que los socialistas no van a hacer nada para mejorar esta situación porque consideran que todo está bien Tras recordar la pasividad del Ejecutivo central en las cuestiones económicas que más interesan al ciudadano, le espetó un frase lapidaria: Zapatero es un serio riesgo para el bolsillo de los españoles Por contra, explicó que mejorar la situación económica del país será el eje de su programa electoral con un objetivo final: reducir los impuestos y luchar contra el desempleo. Esto tiene arreglo sentenció. En este sentido, insistió en conseguir la igualdad para que trabajen el mismo número de hombres y de mujeres y que cobren el mismo sueldo Pido el voto a los de izquierdas Optimismo económico Rajoy desgranó algunas de sus promesas electorales, pero no como una retahíla de ocurrencias, que es lo que hemos visto en España con el PSOE sino un compromiso serio y sólido con los españoles. Tan eufórico y confiado se veía ayer rodeado de su gente y consciente del malestar existente dentro de una parte del electorado socialista, que el candidato popular llegó a pedir el apoyo a los votantes de izquierdas y auguró que esto pinta bien También reclamó el voto de todos los que creen que no tiene sentido refundar constantemente nuestra convivencia Y es que