Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 3 s 2 s 2008 Precampaña electoral s La campaña del Gobierno y PSOE contra la Iglesia ESPAÑA 15 El Gobierno lleva al Vaticano su pelea con la Iglesia mientras continúan sus ataques En una entrevista oficiosa el embajador Francisco Vázquez expresó el malestar por algunos aspectos concretos del comunicado de los obispos españoles P. CERVILLA L. AYLLÓN MADRID ZARAGOZA. Los socialistas no parecen dispuestos a ceder un ápice en su ofensiva contra la Iglesia y, a pesar de proclamar que respetan la libertad de expresión de la jerarquía eclesiástica, no apean de su discurso la expresión de su malestar por la postura de la Iglesia ante las próximas elecciones. Si el jueves era la vicepresidenta primera del Gobierno quien trasladaba al presidente de la Conferencia Episcopal Española, monseñor Ricardo Blázquez, su disconformidad, ayer fue el ministro de Asuntos Exteriores quien desveló que han hecho llegar al Vaticano su rechazo ante la postura de la Iglesia. El cauce elegido para llevar hasta la Santa Sede una ofensiva sin precedentes contra la Iglesia ha sido el del embajador de España, Francisco Vázquez, quien, cumpliendo órdenes de Moratinos, mantuvo ayer una entrevista oficiosa con el sustituto de la Secretaría de Estado del Vaticano, Fernando Filoni. Vázquez no utilizó el canal adecuado para expresar una protesta formal, que sería el secretario para las Relaciones con los Estados, Dominique Mamberti. En esa reunión- -según aseguró a ABC un portavoz de Exteriores- -el embajador transmitió el sentimiento de malestar del Ejecutivo por algunos aspectos concretos del comunicado de la Conferencia Episcopal El propio Moratinos manifestó ayer sentirse indignado y perplejo ante los criterios electorales de los obispos, informa Efe. Este episodio ha venido a poner de manifiesto la convulsiva reacción del Ejecutivo y del PSOE ante la nota emitida por la jerarquía de la Iglesia, en la que se aconsejaba a los católicos no respaldar a partidos que negocian políticamente con los terroristas. Moratinos vuelve a posicionarse en el difícil equilibrio que mantiene el Ejecutivo socialista que, aunque proclama su deseo de mantener un mejor nivel de la relación con la Santa Sede asegura no entender, como católico, esta postura Además, arremete contra la Iglesia acusando a su jerarquía de ser integrista, neoconservadora, que ni siquiera puede representar al sentimiento de la mayoría de los católicos españoles El titular de Exteriores también puso el énfasis en el aspecto más polémico de la nota, como es la negociación con los terroristas, afirmando que no se puede identificar, como católico, con alguien que utiliza políticamente el terrorismo para dividir a todos los demócratas españoles, olvidando que muchos representantes católicos han participado, como en el caso de España o siguen participando como en el caso de Colombia, en negociaciones teniendo como interlocutores a grupos terroristas En lo que parece un meditado reparto de papeles, la cara moderada de las críticas correspondió ayer al presidente del Gobierno quien sólo aludió al hecho de que los ciudadanos quieren un país donde nadie les imponga ninguna creencia, salvo lo que es la creencia de cada uno y el respeto a la de todos informa Roberto Pérez. En este mismo rol de tibieza, De la Vega afirmó ayer en Oviedo que el Gobierno, a pesar de las discrepancias, seguirá res- José Blanco Dirigente del PSOE Mariano Rajoy y el cardenal Antonio María Rouco Varela tienen en común la R de retrógrado y de retroceso Miguel A. Moratinos Ministro de Asuntos Exteriores La jerarquía de la Iglesia católica en España es integrista, fundamentalista y neoconservadora Manuel Chaves Presidente del PSOE Los obispos se arriesgan a que la derrota del Partido Popular sea entendida también como su derrota Rodríguez Zapatero, en un mitin del PSOE ayer en Zaragoza EFE Monseñor Sánchez pide a Zapatero que no use a los obispos para agitar a las masas ABC MADRID. El obispo de Guadalajara- Sigüenza y ex portavoz de la Conferencia Episcopal, José Sánchez, pidió ayer al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que no utilice a los obispos para agitar a las masas. En un mitin de campaña electoral hacer chacota de los obispos recabando el aplauso de gente entregada puede tener efectos muy perjudiciales para el equilibrio del país advirtió Sánchez en una entrevista a la Cadena Ser recogida por Europa Press. El prelado se pronunció, además, sobre varios aspectos del comunicado de la jerarquía eclesiástica, como el terrorismo, afirmando que no hay una contradicción en criticar la negociación con ETA, ya que no juzgamos ningún hecho, damos doctrina pura, y el que se sienta aludido cosa suya es En relación a las acusaciones de Rodríguez Zapatero sober que los obispos han entrado en campaña, reconoció que los prelados se sienten vapuleados por el presidente del Gobierno. Nos han insultado con los peores epítetos que hay en el peor de los diccionarios aseguró. Sánchez acusó al presidente del Gobierno de poner un sambenito a un grupo significativo como es el de los obispos y advirtió de que poner sambenitos en la Historia ha traído pésimas consecuencias para el país En este sentido, aseguró que los obispos no quieren entrar de ninguna manera en la campaña electoral, y criticó que el presidente del Gobierno hiciera dicha afirmación. No tiene razón y no puede decir eso en un mitin agitando a las masas expresó. Finalmente, pidió que no se desvirtúen las manifestaciones de los obispos como intervención en campaña electoral a favor de un partido porque ni ha sido su intención ni es la realidad Nerviosismo socialista petando y colaborando con la Iglesia Quién no parece seguir esta tesis es el presidente de su partido, Manuel Chaves, que advirtió a los obispos que uniendo sus voces a las del PP se arriesgan a que la derrota de este partido sea entendida también como la derrota de la Conferencia Episcopal En la nueva andanada, el presidente andaluz cree que la Iglesia, a la que calificó de imprudente, quiere retrotraerse a épocas pasadas, que nos recuerdan a su apoyo al franquismo También utilizó el recurso del franquismo José Blanco, número dos del partido, que ayer aseguraba que si no nos calló Franco, no nos van a callar los obispos En la andanada tuvo tiempo para ampliar el catálogo de descalificaciones, calificando a monseñor Rouco Varela de retrógrado y a los demás obispos de tener una doble moral porque se quejan por el divorcio y a Cascos le volvieron a casar cuando se separó El segundo matrimonio fue en realidad civil ABC. es El documento completo de los obispos españoles en www. conferenciaepiscopal. es