Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN DOMINGO 3 s 2 s 2008 ABC AD LIBITUM MÁS CRESTA PROVERBIOS MORALES QUE ESPOLONES BLOQUE L debate, según Baura, es la traslación a la política de las viejas peleas de gallos; pero, dado que los de nuestro corral bipartidista y partitocrático suelen tener más cresta que espolones, el debate tiende a ser sustituido por un permanente y ridículo cruce de notas de prensa y declaraciones de parte sin más fin que la anulación de las de la otra parte. Es muy posible que en las elecciones de 1993, en las que Felipe González y José María Aznar se enfrentaron cara a cara en dos ocasiones, el líder del PP perdiera como consecuencia del encuentro en Telecinco y, quizás por eso, en los comicios de M. MARTÍN 1996, 2000 y 2004 el PSOE FERRAND reclamara debates que el PP, con distintos y fútiles argumentos, se negó a celebrar. Ahora, con vistas al 9 de marzo, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy dicen desear un debate, o dos, que nos permita a los ciudadanos tomar conciencia de sus actitudes frente a los problemas que nos envuelven y afligen; pero, ¿realmente quieren debatir cara a cara? Los equipos electorales de los dos grandes partidos- -sus guardaespaldas imagocráticos- -se han enzarzado en un discusión sin sentido sobre el escenario en que debieran producirse los debates. Según el PP, lo suyo es que, como hace 15 años, se sucedan en Telecinco y Antena 3 porque la primera es la televisión con más audiencia y la segunda es, precisamente, la que tiene más audiencia en los informativos Será difícil encontrar razones más livianas para escoger dos cadenas cuyo éxito depende de la cantidad de basura que incluyen en sus programaciones. Desde hace muchos años vengo sosteniendo el cierre y desaparición de las televisiones públicas que emiten en España y que son, nacionales o autonómicas, un pozo de despilfarro, una vía de competencia desleal y una herramienta al servicio de los Gobiernos de turno. No tienen razón de ser en un Estado democrático en el que, aunque sea de boquilla, se cantan la libertad y el mercado; pero, mientras existan, ese debe ser el escenario en el que se generen ese tipo de acontecimientos. Al PSOE le asiste más razón que al PP cuando afirma que los debates deben realizarse mediante una señal institucional El debate sobre el debate que nos ofrecen los dos grandes partidos no tiene ningún sentido y parece la búsqueda de una excusa para que no llegue a celebrarse. Rajoy no lo quiso hace cuatro años y Zapatero, a quien las encuestas le atribuyen ventaja, tiene más que perder de lo que pueda ganar si llega a celebrarse. Instalados los dos líderes en el centro y el Estado de bienestar, los debates que verdaderamente interesan son otros, como el que enfrente a Pedro Solbes y Manuel Pizarro. Aun así, sería una pena democrática que Zapatero y Rajoy no se vean las caras frente a frente, que nos escondan sus espolones. E ministro de la República, soñando desde Méjico con esODÍA haber transcurrido la legislatura sin que el tar por San Isidro, en Madrid El Bloque, por el contraBNG me arrancara una sola mención, ni siquiera rio (y sin pretenderlo) ha suscitado con su chapuza parhonorífica. Pero la necia e infame negativa de sus lamentaria la infortunada reminiscencia de quien fueparlamentarios a la condena formal del Holocausto exira a la vez uno de los pilares intelectuales del primer nage, de mi parte, algunas consideraciones más que las decionalismo gallego y uno de los más venenosos voceros dicadas al caso- -espléndidas y atinadísimas- -por Herdel antisemitismo español del siglo XX: Vicente Risco. mann en su columna de ABC, el pasado jueves. Los nacionalismos de anteguerra, sin excepción- -inEs innegable que, como sostiene Hermann, el Bloque ha cluyendo, claro está, el nacionalismo español de cruzado su Rubicón hacia la orilla de la vergüenla derecha- evolucionaron en poco tiempo del za, donde acampa la chusma antisemita del preantijudaísmo religioso de raíz cristiana al antisente. Que esa categoría sea más numerosa de lo semitismo moderno, bajo la influencia del antique cabría esperar seis décadas y media después semitismo finisecular francés, difundido con radel exterminio de los judíos de Europa no debepidez por Europa durante los años del affaire Drería suponerles a los nacionalistas gallegos un yfuss (y cuya huella se advierte claramente en consuelo, porque con su gesto han hundido y los escritos de Sabino Arana Goiri) y por el efecmancillado lo mucho de respetable que tenía el to deletéreo de los Protocolos de los Sabios de galleguismo histórico, arrastrándolo hacia el JON Sión, la famosa falsificación de la policía secreta vertedero moral de la humanidad. JUARISTI zarista que produjo una paranoia de masas en Las izquierdas nacionalistas parecen empetorno al mito de la conspiración judía internacional. ñadas en deslucir los escasos atisbos de limpieza y deLos Protocolos proponían un antisemitismo de síntesis cencia que sobrevivían en las tradiciones de los nacionaque arrastró a buena parte de las derechas católicas eslismos clásicos. En el vasco se dieron más prisa que en pañolas, desarmándolas intelectualmente ante la ofensilos otros, pero nadie quiere quedarse rezagado en esta va criminal del antisemitismo neopagano de los nazis. competición estúpida, bajo el signo de Procusto, cuya En el año 1932, marcado por la bronca entre laicistas y cameta es la nivelación entrópica de la memoria en la initólicos a propósito del artículo 26 de la nueva constituquidad del presente. Hace unos días, en Gara, el improvición republicana, se publicaron en España cinco ediciosado historiador oficial de ANV- -un tal Renobales (el nes de los Protocolos (dos, en Bilbao) y José Antonio ordenador protesta, como es lógico, y escribe RenovaAguirre Lecube, futuro lendakari del Gobierno vasco y les) -sacaba de nuevo a pasear las sombras de los teórigran esperanza blanca, por entonces, de la coalición cacos ancestros de lo que hoy no es más que un apéndice de tólica- el O Connell español del canónigo Pildain- -ETA, enmascarado tras las siglas de un pequeño partido no tuvo empacho en suscribir sus tesis. De esto hace ya democrático y autonomista del período republicano. Pemuchos años, y el PNV se ha distanciado con prudencia ro ni el erudito médico vergarés Justo Gárate, ni el periode esa zona oscura de su pasado, aunque de vez en cuandista barojiano José Olivares ni el arquitecto Tomás Bildo le asome aquí o allá el pelo de la dehesa (por ejemplo, bao Hospitalet, figuras destacadas de la auténtica ANV cuando el senador Anasagasti me moteja de neojudío la del pasado lejano, tenían nada que ver con el nacionaEl BNG se ha empeñado en volver por do solía ir Risco. O lismo mafioso y asesino de ETA, ni tampoco con el naciopeor: porque los negacionistas actuales niegan, como su nalismo cutre y ventajista de Ibarreche. Los tres formanombre indica, el hecho del Holocausto. El Bloque lo reron parte de lo mejor de la España peregrina y murieron conoce, pero le debe parecer bien. Qué asco. en español y republicano (mi tío abuelo Tomás Bilbao, P ¿Y no le pareció reaccionaria la Iglesia española entonces, cuando estaba contra la guerra de Irak, y ahora que está usted en época electoral, sí?