Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 2 s 2 s 2008 Colección Bichos CIENCIAyFUTURO 83 Los blindados de la noche Los escorpiones estaban aquí hace 420 millones de años, 200 millones de años antes que los dinosaurios. Han pasado todos los exámenes de la evolución, y la extinción parece no tener sentido para ellos POR FERNANDO LÓPEZ- MIRONES Hay unos animales que llevan mucho tiempo acostumbrados al éxito total. No muestran ningún síntoma de envejecimiento como grupo, y algunos de sus miembros han llevado el comportamiento innato y automático al más alto grado de perfección. Muchos de ellos ni siquiera tienen nombres, salvo los científicos, y ocupan el mundo entero menos los polos, habiéndoseles encontrado en los Andes a 5.000 metros de altura y en profundas cuevas a 800 metros de profundidad. Son seres blindados, pero su principal sentido es el tacto. Son venenosos, depredadores implacables, pero sensibles a la mínima vibración del terreno. Han pasado todos los exámenes de la evolución, y la extinción no tiene sentido para ellos. Estaban aquí hace 420 millones de años, 200 millones de años antes de que aparecieran los dinosaurios. No hay otros seres que puedan competir con sus facultades. Resisten meses sin comer ni beber en absoluto, y hasta 3 años y tres meses sólo bebiendo. Pueden ser congelados y descongelados sin morir. Son inmunes a niveles altísimos de radiactividad. Aguantan sumergidos en agua hasta 48 horas sin asfixiarse y su capacidad de resistencia térmica va desde bajo cero hasta los 47 C de un desierto. Pero su peor récord es sin duda el de matar más de 5.000 personas al año en todo el mundo. Estamos ante los escorpiones. El poeta francés Mallarmé dijo de ellos que la eternidad no les cambia En general, el veneno más poderoso lo posee la familia Buthidae, 1,4 miligramos mataría a 14 cobayas. El Androctonus, que vive en el Sahara, produce la muerte en siete horas a un hombre adulto si no es tratado con antitoxinas. Pero, curiosamente, los escorpiones son relativamente resistentes a su propio veneno, siendo la dosis necesaria para matar a un escorpión la misma que mataría a cinco cobayas. En España vive el Buthus occitanus, muy similar en aspecto al Mesobuthus martensi o escorpión dorado de Manchuria. Puede matar a niños o individuos débiles o alérgicos, pero no a humanos adultos sanos. En algunos lugares de España le llaman mataparientes o revientaperros contándose también de él que era el arma utilizada por las esposas descontentas con sus maridos para librarse de ellos. Durante todo el año son solitarios, pero en primavera se buscan para procrear. Al encontrarse, el macho y la hembra comienzan un largo baile agarrados por sus pinzas que puede durar noches enteras. Entonces él deposita en el suelo una cápsula adhesiva con su Mataparientes en España Son venenosos, depredadores implacables, pero sensibles a la mínima vibración del terreno Cuando el macho y la hembra se encuentran para procrear, inician un baile agarrados por sus pinzas líquido seminal, y trata de colocar a la hembra sobre ella para que se le pegue al abdomen y se dispare un d i s p o s i t ivo que deja salir el esperma. Cuando lo ha conseguido, el El escorpión dorado de Manchuria debe su nombre al color amarillo macho debe tratar de escapar, porque la cena nupcial suele ser él mismo. La hembra mantendrá la gestación más de un año, y llegando agosto dejará salir a unas cuarenta crías, réplicas diminutas de sus padres, que se apresuran a reunirse en una pelota sobre el suelo, tras lo cual peregrinan ordenadamente a la espalda de su madre. Durante los siguientes siete días permanecerán allí arriba mientras ella se abstiene de cazar y comer para no ponerlos en peligro. Tras su primera muda, con 15 milímetros, se pasean bajándose del dorso de su madre quince días más, antes de independizarse. Durante esta etapa, su madre no podrá evitar el comerse a alguno que pase por delante de sus quelíceros. Así son los escorpiones; cada noche, en cualquier lugar de nuestro mundo, se activan millones de mecanismos hidráulicos para mover sus tanques de alta tecnología, y salen de caza los acorazados de la noche. Colección Bichos Una obra editorial única ABC MADRID. Descubra la obra más completa dedicada a insectos, arañas y otros bichos. Esta exclusiva obra editorial te desvelará los secretos mejor guardados de todos estos animales combinando diversión y rigor científico. El trabajo de expertos biólogos, entomólogos y educadores, y una cuidada selección de fotografías e ilustraciones la convierten en una obra ideal para pequeños y mayores. En la sección Cómo son puede descubrir sus características exteriores e interiores, con ampliaciones de las ilustraciones para conocer todos sus secretos. Mitos y leyendas le acercará a las supersticiones que envuelven a los protagonistas de esta colección. Dónde viven le enseñará las selvas, altas montañas, bosques, desiertos y demás lugares por donde ya se han extendido estos animales, y Cómo viven le llevará por un sorprendente viaje al interior de las colonias de insectos. Pero aún hay más. Conocerá los mayores récords del mun- Danzas de amor y muerte Todavía la ciencia desconoce la finalidad exacta de varios de sus órganos, o por ejemplo por qué algunos de ellos son fluorescentes ante la luz ultravioleta, y ésta fluorescencia perdura en sus fósiles durante cientos de millones de años. También es increíble su abanico de comportamientos. Bailan danzas de amor y muerte antes de convertirse en madres protectoras y pueden vivir hasta ocho años, una longevidad increíblemente larga para un invertebrado. do, que precisamente están en manos de estos bichos, algunos de apariencia frágil e inofensiva. Pero no lo son tanto, y menos si de lo que se trata es de acceder a las hembras. En Ataque y defensa verá qué estrategias usan para ello. Y, por último, los bichogramas: ponga a prueba sus conocimientos con una serie de preguntas y juegos. Sin duda, toda su familia y amigos se sorprenderán al conocer el entomólogo que llevaba dentro sin saberlo. ABC le hará descubrir, por tanto, auténticas maravillas de la naturaleza y estremecer- se aprendiendo sobre sus venenos o hábitos agresivos. Una colección que ha sido posible gracias al apoyo del Museo de Historia Natural de Londres, que reúne una de las más prestigiosas colecciones de historia natural del mundo, con más de setenta millones de especímenes, y el Museo de Ciencias Naturales de Madrid, uno de los más prestigiosos de esta materia y que pertenece al CSIC. Nunca habrá imaginado- -ni deseado- -estar tan cerca de un escorpión o de una avispa gigante como ahora. No podrá oír el chasquido de sus pinzas ni el zumbido de sus alas, pero los tendrá al alcance de su mano.