Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos SÁBADO 2- -2- -2008 ABC Atracón de picassos: bon appétit! El Museo Picasso de París se renueva. Todos sus tesoros (400 obras maestras) podrán verse en una megaexposición en el Museo Reina Sofía, que el martes inaugurarán los Príncipes de Asturias POR NATIVIDAD PULIDO FOTOS: FRANCISCO SECO MADRID. Aunque la expresión oportunidad única está muy manida y se suele utilizar alegremente, si hay un caso en el que adquiere todo su sentido es éste. Estamos ante una exposición excepcional e irrepetible. Nunca más viajarán a España 400 obras de Picasso. Y no precisamente 400 obras cualquiera, sino las que el artista jamás vendió y le acompañaron hasta su muerte. Eran las mejores, las más preciadas. Francia tuvo la suerte de hacerse con ellas, gracias a la dación que hicieron sus herederos al Estado francés como pago por los derechos de sucesión en 1979, tras la muerte de Picasso. Fue el Estado galo el primero en elegir las obras, antes incluso de hacer el reparto familiar. Son, pues, grandes obras maestras: abarcan todos los periodos de la febril carrera del genio malagueño y todos los lenguajes. Aquella dación estaba formada por unas 3.500 obras (203 pinturas, 158 esculturas, 29 cuadros- relieve, 88 cerámicas, 1.500 dibujos, 30 carnés, 1.600 estampas y unos 15 papiers collés Hoy, la colección del Museo Picasso de París está formada por más de 5.000 obras, nos cuenta su directora, Anne Baldassari, comisaria de la muestra. Aquella primera dación se completó con otra segunda en 1990, tras la muerte de Jacqueline Roque, última esposa del artista, en 1986. Sus herederos pagaron impuestos con 47 pinturas (muchas de la última etapa) 2 esculturas, 40 dibujos, 24 carnés, grabados y cerámicas. A las dos daciones se sumó la donación de 50 obras que hizo en vida Picasso (en 1978) a Francia y que en su día se vio en el Louvre. Es la colección que atesoró de otros artistas que admiraba, como Braque, Cézanne, Matisse o Degas. Esta colección se puede ver ahora en el Museo Picasso de Barcelona. Y a todo ello habría que añadir las adquisiciones (unas 1.500) y las piezas en depósito. De esas 5.000 obras, el Museo Picasso de París sólo suele tener en exposición unas 350, dice Baldassari. Y es que el Hôtel Salé de París, sede del museo en pleno corazón del bohemio barrio de Le Marais, se ha quedado no sólo obsoleto, sino también muy pequeño. Han emprendido una reforma y ampliación de sus instalaciones. De momento, apunta su directora, se está remozando solamente el exterior del edificio, por lo que mantiene abiertas sus puertas, pero la colección permanente casi en pleno está en Madrid. Las piezas se han sustituido en el museo parisino por un puñado de obras muy frágiles que no suelen ver la luz (yesos, dibujos, carnés... y que nunca viajan. En 2009, el museo cerrará durante unos dos años. Esto ha permitido que la colección Picasso emprenda una gira mundial. Nos la relata Anne Baldassari. La primera parada, Madrid, donde permanecerán las 400 obras desde el próximo España ha pagado 3,5 millones de euros por la muestra; una versión más reducida dará la vuelta al mundo La garantía del Estado se ha hecho cargo de los seguros, cuyo valor asciende a 2.000 millones de euros Época rosa En 1905 el azul se torna rosa en la producción de Picasso, el volumen reaparece... También la alegría. A esta codiciada etapa pertenece Las señoritas de Aviñón Sobre estas líneas, otro autorretrato y Los dos hermanos célebre gouache realizado en Gósol en verano de 1906