Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
2 2 08 TENDENCIAS Bajo el ambicioso signo de la rata TEXTO: PABLO DÍEZ CORRESPONSAL EN PEKÍN Nuevo año chino Guiado por el signo de este roedor despreciado en Occidente, pero admirado en Oriente por su inteligencia y astucia, comienza durante la madrugada del próximo jueves el Año Nuevo Lunar chino unque en Occidente se considera repulsiva y asquerosa, la rata no tiene tan mala imagen en Oriente. Millones de personas en Asia, especialmente en China, darán la bienvenida durante la medianoche del jueves al Año Nuevo Lunar, que esta vez se corresponde con la rata. El calendario lunar cuenta con su propio horóscopo, basado en doce figuras de animales encabezadas, precisamente, por la rata, el primer animal en llegar a la fiesta convocada, en tiempos inmemoriales, por el Emperador de Jade, gracias a su astucia e inteligencia. Cuenta la leyenda que, batiéndose con otras especies más poderosas y veloces, como el tigre o el dragón, la rata se las ingenió para cruzar un río a lomos del buey, del que saltó cuando hubo llegado a la orilla para ser la primera en la cita con el Emperador y, desde entonces, en el horóscopo chino. El almanaque astrológico, al tener su origen en el calendario lunar, varía cada año su arranque entre finales de enero y mediados de febrero. A tenor de dicho calen- A dario, las seis décadas que componen su siglo se dividen en ciclos de doce años, representados por un animal que determina la personalidad de los nacidos bajo su signo. China entra esta semana en el año 4705 (4706 según otras versiones) con la rata de tierra. Y es que el calendario chino también tiene cinco ascendentes basándose en el yin y el yang y en los elementos básicos del universo: metal (oro) agua, madera, fuego y tierra. En la antigua astronomía china, todos ellos servían para denominar a los planetas, por lo que el metal (oro) estaba ligado a Venus; la madera a Júpiter; el agua a Mercurio; el fuego se asociaba a Marte y la tierra con Saturno. De esta manera, la posición de tales planetas, en conjunción con el sol, la luna y los cometas, determina el carácter de una persona al nacer, que además se ve condicionado por el momento exacto del alumbramiento. El antiguo sistema zodiacal chino también divide el día en períodos de dos horas que se corresponden con cada uno de sus doce animales, por lo que la hora de la rata va desde las once de la noche hasta la una de la madrugada. Aunque el centro y sur del gigante asiático se encuentran sumidos en el caos por un fuerte temporal de nieve, el más grave en medio siglo, los chinos se preparan para tirar la casa por la ventana. De hecho, el colapso que sufre el país se debe, en buena medida, a los cientos de millones de personas que, en autobús, tren o coche, vuelven por estas fechas a sus hogares para celebrar las fiestas con su familia. La mayoría son emigrantes de las provincias más pobres que trabajan en las grandes ciudades o en las fábricas de la industrializada costa china. Del Año de la Rata esperan do- ce meses plenos de oportunidades, prosperidad y riqueza. Y es que la rata es un animal que tiene fama por su inteligencia, tesón y ambición, por lo que los nacidos bajo su signo, resolutivos, sagaces y capaces de sobreponerse a las adversidades, pueden convertirse en empresarios de éxito. Frente a estas cualidades, tienen grandes defectos como la cobardía, la debilidad, la promiscuidad y la avaricia, lo que no les impide hacer gala de una deslumbrante sociabilidad y don de gentes. Especialmente buenas, sobre todo en el terreno amoroso, son sus relaciones con dragones, monos y bueyes, pero deben evitar a toda costa a los caballos. Son ratas los nacidos en 1996, 1984, 1972, 1960, 1948, 1936, 1924, 1912 y 1900, entre los que destacan el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el príncipe Carlos de Inglaterra, y los actores Antonio Banderas, Cameron Díaz, Samuel L. Jackson y Sean Penn. En el terreno histórico, importantes figuras como Mozart, Shakespeare, Monet o el primer presidente de Estados Unidos, George Washington, también nacieron bajo el influjo astrológico de este roedor. En definitiva, no se avergüence de ser una rata, olvide los prejuicios y a disfrutar de un feliz Año de la Rata. Por todo lo alto Nombres famosos Un artesano retoca la cabeza de una marioneta para las fiestas REUTERS