Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 MADRID SÁBADO 2 s 2 s 2008 ABC AL DÍA Ignacio Ruiz Quintano OLIVÁN M ás razón que un santo lleva Quino: la vida debería ser al revés. La vida, dice Quino, debería empezar muriendo, y así ese trauma quedaría superado. Después te despiertas en un hogar de ancianos, mejorando día a día. Después te echan del hogar de ancianos porque estás bien, y lo primero que haces es cobrar tu pensión. Después, en tu primer día de trabajo, te dan un reloj de oro. Trabajas cuarenta años hasta que seas bastante joven como para disfrutar del retiro laboral. Entonces vas de fiesta en fiesta, bebes, sexeas no tienes problemas. Después te preparas para empezar a estudiar. Después empiezas el cole, jugando con tus amigos, sin obligaciones, hasta que seas bebé. Los últimos nueve meses los pasas flotando tranquilo, con calefacción central, roomservice etcétera. Y al final abandonas este mundo en un orgasmo. Es la historia que me viene al pelo para recordar a Juan Antonio Franco Oliván, que fue mi primer jefe en el oficio, y, dicho sea de paso, el mejor jefe, que es el que enseña y divierte. En el verano del 80 yo era un becario en el periódico de Fernández Flórez y Julio Camba destinado, para rebajar cualquier estilo literario, al retoque de los teletipos de la agencia Contelsa con las cotizaciones de las Bolsas extranjeras, y Oliván era mi jefe: el jefe con el sentido del humor más agudo que he conocido. La estatua del fundador, a cuyas espaldas trabajábamos en la sección económica de la Redacción de Serrano, hizo mucho por nosotros: nos pegábamos al fundador como Cannavaro al delantero centro- -o como Cary Grant a la Katherine Hepburn sin faldas de La fiera de mi niña y, así parapetados, podíamos hacer chistes de todo el mundo. Pocas pegas pondría hoy Oliván al ideal de vida de Quino. Y a mí me gustaría ser un grande funebrista como Ruano para poder decir que, en días como hoy, uno entiende que la vida no es más que un valor entendido, y que, cuando van fallando aquellos que nos servían para entenderla y compararla, nos entra el miedo enorme de la soledad y de tener un como idioma prebabélico, que no sirve ya para comunicar con los más jóvenes: Es la víspera larga de la muerte de cada uno lo que vemos en la muerte de cada otro El edificio de la futura Fiscalía presenta formas circulares revestidas de vidrio y es obra del estudio ICA Arquitectura ABC Tres jóvenes arquitectos madrileños proyectan el nuevo edificio de la Fiscalía El inmueble, una lámpara de vidrio alumbrará el Campus de la Justicia desde 2011 MIGUEL OLIVER MADRID. Además de Norman Foster, Richard Rogers o Zaha Hadid, por ejemplo, la Consejería de Justicia, que dirige Alfredo Prada, ha seleccionado a un joven estudio de arquitectura madrileño (ICA Arquitectura) para proyectar el edificio de la Fiscalía del nuevo Campus de la Justicia de Valdebebas. Sus autores (Iñaqui Carnicero, Ignacio Vila y Alejandro Vírseda) lo definen como una gran lámpara de vidrio El edificio, que tendrá una superficie de 15.000 metros cuadrados, contará con ocho plantas de altura. Su estructura aparece horadada por una serie de patios en doble altura que perforan la fachada en las cuatro orientaciones y permiten que la luz del sol acceda desde el corazón del edificio, consiguiendo que todos sus usuarios tengan luz natural y vistas al exterior. Esta iluminación permitirá, por ejemplo, que dentro del mismo inmueble se puedan plantar hasta árboles, como ayer explicaban los autores del proyecto. Los patios interiores van rotando noventa grados a medida que se asciende, de tal forma que cada planta del edificio se caracteriza por un tipo de luz relacionada con la posición del sol y por unas vistas que enmarcan algunas de las mejores perspectivas del Campus Prada, al igual que el fiscal superior de la Comunidad de Madrid, Manuel Moix, alabaron el proyecto y lo destacaron por su funcionalidad, flexibilidad y solemnidad Está previsto que el edificio se inaugure en 2011- -el año que viene comenzarían las obras- cuyo objetivo es reagrupar en un mismo recinto todas las sedes judiciales de este servicio público de la Administración regional, que actualmente se encuentran dispersas. El aspecto exterior del edificio, tal vez, sea la nota diferenciadora con respecto a las demás construcciones que se levantarán en este desarrollo. Frente al resto, el proyecto de la Fiscalía tiene uno de los diámetros más pequeños. El vidrio será el elemento que predomine. La limpieza- -comentan los arquitectos- ligereza y elegancia de este material reproducirá durante el día la luz cambiante, y por la noche la irradiará Por cristales no será. Habrá de todos los tipos y todas las formas. Traslúcidos, transparentes, casi opacos, y con sus cualidades, brillos, reflejos y tallas, que darán al edificio una seña de identidad que lo hará singular ante los demás. Los despachos de los fiscales irán en el perímetro del cilindro, mientras que el espacio interior lo ocuparán los despachos de las secretarías. Limpio, elegante y ligero Más información sobre el proyecto: http: campusjusticiamadrid. com