Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 2 s 2 s 2008 INTERNACIONAL 35 El Ejército turco se opone a los planes de permitir el velo en la Universidad El Gobierno islamista reformará la Constitución en esa materia, pese a su coste político ENRIQUE SERBETO CORRESPONSAL BRUSELAS. El intento del Gobierno de Tayip Erdogan de levantar la prohibición del velo en las universidades ha vuelto a resucitar el enfrentamiento que llevó a la crisis política en Turquía y la convocatoria de elecciones anticipadas en la primavera pasada. Con la fuerza que le dio la abultada victoria que obtuvo su partido, el islamista AKP (Partido de la Justicia y el Desarrollo) Erdogan ha logrado un pacto con un pequeño partido nacionalista para formar una mayoría aplastante de cuatro quintos de los votos del Parlamento para promover una reforma de la Constitución. Pero en cuanto se anunció este paso, las fuerzas laicas han vuelto a la efervescencia, empezando otra vez por los militares. Todos los elementos de la sociedad turca saben qué es lo que piensa el estamento militar en el caso del pañuelo islámico. Si dijera algo no sería más que resaltar lo obvio dijo el martes pasado el general Yasar Büyükanit, jefe del Estado Mayor. Los militares habían vuelto a mencionar el espectro de una intervención traumática cuando lo que quería Erdogan era ser elegido presidente de la República y cuando después propuso la candidatura de Abdulah Gül, pero perdieron el pulso en las urnas. Ahora Gül es el jefe del Estado y aparece en las fotografías oficiales con su esposa al lado, cubierta con un pañuelo como manda la tradición religiosa, cuando hace solo unos meses los milita- Francisco de Ándres ERDOGAN SE VA DE ROSITAS l islamismo light y democrático es posible. Para probarlo, ahí está el partido islamista del primer ministro turco, Tayip Erdogan, cofundador junto a Rodríguez Zapatero de la Alianza de Civilizaciones. El AKP de Erdogan dijo, al llegar al poder, que sería capaz de llevar a cabo su programa de reformas islamistas atravesando suavemente el cristal del Estado secular levantado en 1923 por Ataturk, sin romperlo ni mancharlo, y todo indica que lo está logrando. El pacto para permitir el velo de las mujeres en las universidades es el primero de una serie de pasos que el partido islamista en el poder prevé para dar coherencia democrática al sistema político turco. El 99 por ciento de la población es musulmana, y en su inmensa mayoría respalda el uso de costumbres religiosas como el velo femenino, en todos sus patrones de costura. El socio de Zapatero en la Alianza de las Civilizaciones tiene muy claro su objetivo político: recuperar las raíces de la civilización musulmana en la península de Anatolia. Pero no tiene tan claro su compromiso formal de diálogo con la civilización cristiana. Y lo malo es que Tayip Erdogan se va de los foros de la Alianza sin que nadie le pida cuentas. Los últimos informes de los organismos de derechos humanos destacan las dificultades cada vez mayores que atraviesa la minoría cristiana turca, miembro de una civilización mucho más antigua que la musulmana y en grave peligro de extinción. La crónica de sucesos (varios asesinatos de sacerdotes, iglesias atacadas) podría ser, efectivamente, obra de una minoría fanática, con la connivencia de algunas dotaciones policiales. Pero las acciones conscientes del Gobierno por ningunear la actividad secular de la iglesia turca no cuentan con ninguna coartada. Erdogan se niega a reconocer el Patriarcado de Bartolomé I, cabeza de 200 millones de ortodoxos. Exige que su sucesor sea ciudadano turco, haciendo muy difícil la continuidad de esa institución de Constantinopla. Niega el derecho de las iglesias cristianas a restaurar los templos desportillados. Erdogan no habla de ninguno de estos problemas en Madrid. Y regresa a Ankara de rositas. E Un grupo de turcos se manifiesta frente al Parlamento de Ankara contra el uso del velo islámico res se negaban a invitarlo a actos oficiales, precisamente para negar el acceso a su esposa a un edificio oficial. La perspectiva de que se apruebe una reforma constitucional que permita a las estudiantes vestir el pañuelo en las universidades ha provocado también una reacción en los propios establecimientos educativos: Los rectores de universidad gritan ¡cuidado con el lobo! ironizaba ayer el pro gubernamental Zaman hablando de la propuesta de levantar la prohibición. Los responsables de la Universidad de Estambul han publicado un comunicado en el que aseguran que los planes que eliminan la prohibición del velo son una violación de los principios del secularismo, van en contra del espíritu de la Constitución aunque se disfracen de defensa de la libertad religiosa La disputa por el pañuelo, en efecto, puede acabar siendo mucho más pasional en Tur- REUTERS quía que la crisis de la presidencia de la República, aunque desde el punto de vista legal o político, los adversarios de Erdogan ya no pueden hacer nada para frenarle legalmente. El levantamiento de la prohibición era una promesa electoral hecha hace seis años y lo que sucede ahora no tiene más que una explicación, que Erdogan tiene muy claros cuáles son sus objetivos, independientemente de lo que quieran pensar los que se resisten a verlo. Berlín rechaza enviar tropas al conflictivo sur de Afganistán, como le pide Washington EFE BERLÍN. El Gobierno de Berlín rechazó ayer la petición de Estados Unidos de enviar tropas de combate al sur de Afganistán, y explicó que no considera cambiar el mandato vigente para su misión internacional en ese país, que no contempla esa posibilidad. No se piensa modificar el mandato del Parlamento para la misión en Afganistán afirmó el portavoz del Gobierno, Ulrich Wilhelm, acerca de la petición formulada por EE. UU, y recordó que esa solicitud se ha dirigido a otros aliados no sólo a Alemania. El ministro de Asuntos Exteriores, Frank- Walter Steinmeier, expresó asimismo su negativa a la petición formal en ese sentido, dirigida por el secretario de Estado de Defensa, Robert Gates. El territorio de acción del ejército alemán está reducido al norte del país y en eso nos quedamos dijo Steinmeier, quien recalcó que no tendría sentido reducir el contingente en esa zona, cuya misión es estabilizar la región. La petición por parte de Gates fue filtrada ayer por varios medios alemanes, entre ellos el rotativo Süddeutsche Zeitung y el semanario Der Spiegel pero hasta ahora el gobierno alemán no había informado de su existencia. Según el rotativo muniqués, el ministro de Defensa, FranzJosef Jung, recibió la petición de Gates pidiendo refuerzos. Esa demanda estadounidense será tratada durante la próxima reunión informal de los ministros de Defensa de la OTAN en la capital de Lituania la semana que viene. Según el rotativo, Gates exigía que Alemania envíe más tropas a Afganistán y que unidades de elite como paracaidistas y helicópteros de combate se sumen a la operación bélica que se está llevando a cabo al sur de Afganistán y en la frontera con Pakistán. El Parlamento germano ha aceptado un mandato, que limita la presencia alemana en Afganistán a 3.500 hombres.