Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 2 s 2 s 2008 INTERNACIONAL 33 Cinco heridos en el tiroteo de la Japón reactiva la pena Embajada israelí en Mauritania de muerte con tres Varios hombres atacaron con armas automáticas la legación diplomática al grito de Alá es grande LAURA L. CARO CORRESPONSAL JERUSALÉN. Al menos cinco personas resultaron heridas en el ataque con armas automáticas que individuos tocados con turbantes perpetraron en la madrugada de ayer en Nuakchot contra la Embajada de Israel en Mauritania, al grito en árabe de Alá es grande Los heridos, tres de ellos de nacionalidad francesa, se encontraban en las inmediaciones del edificio, situado junto a uno de los pocos restaurantes de la capital frecuentado por diplomáticos occidentales, y que se cree también era objetivo de los disparos. El ataque, tachado por el Ministerio de Exteriores hebreo de acto terrorista se registraba un mes después de que, el pasado 24 de diciembre, cuatro turistas galos fueran asesinados por un grupo que se dijo ban ayer que la organización fundamentalista esté tras lo sucedido en Nuakchot, dada la escasa sofisticación del atentado y habida cuenta de que los autores no intentaron asaltar la sede diplomática. El incidente no afectó a ningún empleado local o israelí de la Embajada, que se encontraba cerrada, y coincide con un momento en que la oposición mauritana reclama la ruptura de relaciones diplomáticas con Israel establecidas en 1999, una exigencia endurecida últimamente a raíz del boicot del Estado judío a Gaza. Desde Nuakchot, el ministro de Comunicación, Mohamed Vall Uld Cheij, condenó ayer el ataque y aseguró que las autoridades harán todo para detener a los culpables que consiguieron huir. Israel, a través de su portavoz de Exteriores, destacó la importancia de sus vínculos con Mauritania, único país árabe junto a Jordania y Egipto con el que mantiene relaciones diplomáticas completas, y cuyas tropas reciben entrenamiento de Estados Unidos. nuevas ejecuciones PABLO M. DÍAZ CORRESPONSAL PEKÍN. Mientras el resto de países desarrollados, salvo Estados Unidos, han desterrado de sus leyes la pena de muerte, Japón no sólo se resiste a seguir el ejemplo, sino que ha reactivado las ejecuciones en los últimos tiempos. Tras el ahorcamiento de tres presos en diciembre, otros tres reos fueron ajusticiados ayer en lo que supone el menor intervalo de tiempo desde hace quince años. Se trata de Takashi Mochida, de 65 años y condenado a muerte por asesinar en 1997 a una mujer que le había denunciado por violación; Masahiko Matsubara, de 63 años y autor de dos crímenes; y Keishi Nago, de 37 años y sentenciado a la pena capital por apuñalar a su cuñada y a su sobrina. Esta es la segunda vez que el Gobierno japonés desvela la identidad de los ejecutados, ya que antes sólo avisaba a los presos minutos antes del ahorcamiento y no se lo comunicaba a sus familiares hasta después de su muerte. MAURITANIA ID SA EN HA TA RA L ARGELIA Nouadhibou MAURITANIA Tidjikdja Rosso Nuakchot Néma Selibabi SENEGAL N 0 Km 400 ÁFRICA vinculado a Al Qaida, lo que provocó la suspensión del rally Dakar por temor a nuevas amenazas. No obstante, fuentes de seguridad en Jerusalén duda- MALI Fdêrik Pero el hecho de que Tokio haya optado por una mayor transparencia no significa que vaya a abandonar la pena de muerte. Más bien al contrario, ya que el ministro de Justicia, Kunio Hatoyama, aseguró que para casos extremadamente violentos, la sociedad apoya que se lleven a cabo ejecuciones Esta reactivación de los ahorcamientos, un método bastante brutal y medieval para un país tan avanzado y tecnológico como el imperio del Sol Naciente, ya le ha valido a Japón las críticas de numerosos grupos defensores de los derechos humanos, como Amnistía Internacional, y hasta de la Unión Europea. A pesar de tales denuncias, el Ejecutivo nipón sigue empeñado en suprimir las moratorias de facto que algunos ministros budistas, contrarios a la pena máxima, habían impuesto en el pasado. La ley de la horca seguirá imperando, por tanto, para el centenar de presos que hay en la actualidad en el corredor de la muerte en Japón. OCÉANO ATLÁNTICO O C C