Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 RELIGIÓN www. abc. es religión SÁBADO 2- -2- -2008 ABC La autoridad en la Iglesia ha de ser cada día más servicio y menos poder Alejandro Fernández Barrajón s Presidente de la Conferencia Española de Religiosos (Confer) Las posturas beligerantes no benefician a la Iglesia subraya el presidente de Confer, quien conversa para ABC con motivo del Día de la Vida Religiosa. En opinión de Fernández Barrajón, la Iglesia española está viviendo un momento muy fuerte de crisis POR JESÚS BASTANTE acompañar y animar los gozos y las esperanzas de nuestro pueblo. Estamos en una sociedad plural y la pluralidad nos parece una riqueza. píritu de comunión de FERE ante todos los obispos. FERE no está en posiciones distintas de los pastores, aunque algunos se empeñan en subrayarlo por intereses ideológicos. Es normal que haya opiniones diversas en el seno de un gran colectivo como es la Iglesia española pero en ningún caso esa diversidad amenaza la unidad de la Iglesia. Yo lamento la decisión de San Pablo CEU de abandonar FERE y, sobre todo, de darle a ese hecho insignificante una relevancia que no tiene. La decisión de San Pablo CEU no contribuye a la unidad y a los intereses de la escuela católica. Esta decisión no afecta a la gran labor que FERE está realizando en favor de la escuela católica desde hace más de cincuenta años. CONFER está con FERE y se siente muy cercana a sus posiciones. ¿Cuál es la situación actual de la Iglesia española? -La Iglesia española está viviendo un momento muy fuerte de crisis. La sociedad ha cambiado mucho en los últimos años y la Iglesia, sin renunciar a sus valores, tiene que apostar por ser una institución de hoy y para los hombres y mujeres de hoy. Cuando prevalece una mirada nostálgica y se quieren buscar respuestas del pasado para los problemas de hoy, la indiferencia hacia la Iglesia puede alcanzar cotas preocupantes. Y algo de esto está pasando. Todo lo que sea imponer, confrontar o adoptar posturas extremas y beligerantes no benefician en nada a la comunidad creyente, más bien la aísla y la sitúa en fronteras cercanas al aislamiento. ¿Cómo se plantea el diálogo, desde Confer, con las instituciones públicas? -La vida religiosa no se sitúa contra nadie. Quiere ser sobre todo puente y camino que une y convoca. No nos sentimos perseguidos ni condenados por nadie y queremos caminar en colaboración con todas las instituciones públicas. -La situación, ¿es similar en otros países de Europa, o España es un caso especial? -En este campo, ¿dónde se sitúa la vida religiosa? -Confer ha apostado por un diálogo cercano y respetuoso con todos. Confer tiene vocación de encuentro, de diálogo, de búsqueda compartida. No estamos por excluir, condenar o ignorar sino por acoger, -España vive un momento original y novedoso por esta situación de cambio brusco. En otros países la credibilidad de la Iglesia es grande y, por ello, de la vida consagrada también. Necesitamos buscar caminos de mayor encuentro y escucha entre nosotros y con la sociedad para no sentirnos desplazados. Una imagen de mayor unidad entre todos los miembros de la Iglesia sería muy beneficiosa. Tenemos que avanzar urgentemente. Desde la calle nos están lanzando in- Fernández Barrajón sonríe con el abrazo de un niño ABC FERE no está en posiciones distintas a los obispos, aunque algunos lo subrayen por motivos ideológicos terrogantes muy fuertes que no podemos ignorar. LA MISIÓN Jesús Higueras RELIGIOSOS: SEÑAL DE VIDA D esde la época de los apóstoles tenemos noticia de cristianos que decidieron consagrarse al Señor, dedicar su vida exclusivamente a Cristo siguiendo los consejos evangélicos de pobreza, castidad y obediencia. El resto de los cristia- nos experimentamos una profunda gratitud por la generosidad de aquellas almas que han dicho sí a la llamada de Dios para construir su Reino en la Tierra. Ellos son los que habiéndolo dejado todo, siguen al Maestro siendo muy libres. La vida consagrada no supone un desprecio a la santidad matrimonial, son dos caminos diferentes para que el hombre llegue al extremo del amor, pero tanto uno como otro son necesarios en la Iglesia. En estos tiempos en que tanto se cuestiona y desprecia a aquellas personas que deciden dar su vida por los demás, es necesario que oremos por los religiosos y las religiosas, tanto los de vida activa como los contemplativos. Hoy se cuestionan muchas veces los carismas fundacionales o se intenta adaptarlos al momento cultural y tal vez en ese proceso se pueda perder el sabor de la primera hora que recibieron los fundadores Ignacio de Loyola, Domingo de Guzmán, Francisco de Asís... Necesitamos que los religiosos sigan siendo en nuestra sociedad esa señal de que hay una vida después de la vida, una llamada de atención de que el mundo no llena, de que los cristianos estamos en el mundo, pero no somos del mundo. Así la Iglesia será ese árbol frondoso con frutos diferentes, pero todos ellos con el objetivo de llevar a la santidad y a la comunión plena con Dios a todos los hombres. -En estos días, estamos volviendo a vivir diferencias entre sectores de la Iglesia, como el caso del CEU y la FERE a cuenta de Educación para la Ciudadanía. ¿Hay riesgos de fractura en la Iglesia española? -Nuestros hermanos de FERE están en la misma línea de los pastores. No hay que olvidar que el presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez, hizo un encendido elogio del trabajo de FERE en el mundo de la enseñanza en la última Plenaria y subrayó el es- -La relación con nuestros pastores es la de un matrimonio bien avenido que hace del respeto mutuo su clave para seguir avanzando. Mientras se respete esta libertad la vida religiosa cultivará unas relaciones estrechas y cordiales con nuestros pastores. La mayoría de ellos agradece y valora la aportación de la vida consagrada en sus diócesis. Benedicto XVI ha dicho que no hay lugar de marginación donde no esté presente la vida consagrada. ¿Cuál es la relación de los religiosos con la jerarquía? -En un mes la Conferencia Episcopal elige sus máximos responsables. ¿Qué balance hace del mandato de Ricardo Blázquez? -El balance de la gestión de Ricardo Blázquez ha sido, a mi juicio, muy valioso para el caminar de la Iglesia en el tiempo presente. Su moderación y capacidad de diálogo, su distancia de los enfrentamientos y crispaciones, su sencillez y cercanía, le han convertido en un auténtico pastor. Los consagrados españoles le estamos agradecidos por su apoyo constante y su cercanía incondicional. -La vida religiosa y consagrada es experta en navegar en medio de tempestades y vaivenes. A pesar de ser menos que hace unos años seguimos siendo un colectivo muy importante, con más de 60.000 miembros y otros 17.000 misioneros. El presente de la vida religiosa es esperanzador aunque no podamos echar las campanas al vuelo. ¿Cuál es el presente y el futuro de la vida religiosa en España? ¿Apuesta por su reelección? -No me toca a mí apostar, pero su reelección sería un motivo grande de gozo para los religiosos. Los religiosos pediremos al Espíritu que el elegido sea un hombre sencillo y cercano, lejos de toda forma de poder y prestigio, dispuesto a servir. Un hombre dialogante y abierto que suscite confianza en los diversos grupos eclesiales. La autoridad en la Iglesia ha de ser cada día más servicio y menos poder.