Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 1 s 2 s 2008 DEPORTES 101 Un jugador podrá cancelar su contrato unilateralmente con una indemnización La sentencia del caso Webster normaliza los traspasos, despidos y rescisiones unilaterales de contratos. La FIFA pierde la tutela sobre las transferencias J. Á. MADRID. Otra vuelta de tuerca en la normalización de las relaciones entre los clubes y los jugadores. El caso Webster se ha convertido en una prolongación de la Ley Bosman El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) resolvió ayer que un jugador puede rescindir unilateralmente su compromiso con un club mediante el pago de una indemnización según el valor residual de su contrato, en función de si se encuentra o no dentro del periodo protegido (los tres primeros años de contrato) y si ha existido una renovación del mismo. El TAS trató la demanda presentada por el club escocés Heart of Midlothian y su antiguo jugador Andy Webster con respecto a la ruptura de contrato de éste después del periodo protegido. El 4 de abril de 2007, la Cámara de Resolución de Disputas de la FIFA (CRD) resolvió declarar culpable a Webster por ruptura de contrato sin causa justificada fuera del periodo protegido. En consecuencia, sentenció al jugador a pagar una indemnización de 625.000 libras esterlinas al Heart of Midlothian (antes la FIFA estableció una multa de 5 millones) El TAS la ha reducido ahora a 150.000 libras esterlinas, que corresponde al valor residual del contrato laboral entre Webster y el Heart of Midlothian. Webster fue traspasado al Heart en 2001 y firmó un primer contrato hasta el 30 de junio de 2005 aunque antes de esa fecha acordó con el club prorro- El mercado de invierno, con 26 inscritos en Primera, más corto y barato J. M. CUÉLLAR MADRID. En total han sido veintiséis los nuevos jugadores inscritos en Primera división al cierre anoche de un mercado invernal con escaso movimiento, poco presupuesto y nombres que no han sido muy sonados. Ever Banega, un chaval de 19 años que fue suplente de Gago en Boca hasta que este se marchó al Madrid, ha sido la estrella de unas adquisiciones que han ido perdiendo fuerza conforme transcurrían los años. La razón es clara, no es tanto porque los clubes no tengan dinero, que también, sino porque la experiencia de anteriores temporadas en este caso no ha sido muy buena. Los clubes buscan refuerzos y los jugadores que encuentran son, o bien de futbolistas descatados en sus clubes de origen por no haber completado cinco partidos o de otra Liga en la que tampoco han cuajado en sus equipos. Así que vienen y solucionan pocos problemas a cambio de un desembolso que, generalmente, supone un esfuerzo extra para los clubes que lo realizan. Racing, Almería, Villarreal y Valladolid han sido los equipos que más jugadores han traído, tres. Entre los andaluces se pueden ver a Iriney, Guillherme y un viejo conocido de la afición, Paunovic. Los cántabros apuestan por Pablo, Damichón y Orteman. En total, en Primera división son 26 los jugadores inscritos: 12 españoles, 6 comunitarios y 8 extracomunitarios. En Segunda, los inscritos son 51, con 32 españoles, 10 comunitarios y 9 extracomunitarios. Si un futbolista lo rescinde en los tres primeros años (periodo protegido) será sancionado con una inhabilitación de cuatro meses y el club comprador no podrá fichar nuevos jugadores en los dos primeros periodos de mercado siguientes Si lo hace en el cuarto, está obligado a pagar una parte proporcional de la compra más los años de su compromiso restantes. Si amplía contrato, se pierde la indemnización por la compra y comienza otro periodo de protección gar su compromiso hasta el 30 de junio de 2007. En abril de 2005, el equipo volvió a proponer a Webster una ampliación hasta 2009, pero no hubo acuerdo entre las partes. La noticia ha sido acogida de buen agrado en el seno del Sindicato Internacional de Jugadores (FIFPro) cuyo presidente es el español Gerardo González Movilla. Éste señaló a ABC que el laudo del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) es una buena base para De 5 millones a 650.000 libras Bosman supuso un precedente en el mundo del fútbol normalizar el sistema de traspasos, despidos y rescisiones de contratos. Ya había establecida una base en conversaciones con la FIFA, pero faltaba por determinar los valores de dicha rescisión Si un juez lo máximo que penaliza a un club por el despido de un jugador es con el pago de lo que queda pendiente en su contrato, a la inversa debe ser igual. El equilibro debe ser igual y cualquier otra situación en beneficio del colectivo REUTERS La FIFA y Blatter se mostraron consternados por el fallo MADRID. Otro golpe bajo para la FIFA. De nuevo los Tribunales de Justicia asestan un duro golpe al máximo organismo mundial futbolístico. Una vez conocida la resolución la FIFA dio su versión a los medios de comunicación a través de su presidente, Joseph Blatter: La decisión adoptada por el TAS el 30 de enero de 2008 es sumamente perjudicial para el fútbol, y es una victoria pírrica para aquellos jugadores y sus agentes que contemplan la idea de rescindir contratos antes de haberlos cumplido El TAS no tomó debidamente en consideración la especificidad del deporte tal y como lo estipula el artículo 17, apartado 1, del Reglamento sobre el Estatuto y el Traspaso de Jugadores. Debido a esta desafortunada decisión, los intereses a corto plazo del jugador en cuestión han sido más importantes que el principio de estabilidad contractual, que fue acordado en 2001 con la Comisión Europea como parte del nuevo reglamento de transferencias y volvió a poner orden en el sistema de transferencias agregó. de jugadores sólo es posible con una negociación con FIFPro añadió. Este fallo va a permitir una normalización en el sistema de traspasos para intentar conseguir que bajen las cantidades y que haya menos riesgos para la estabilidad adujo. Un ejemplo. Un club compra un jugador por 5 millones, con un contrato de cinco años a un millón por año. Si quiere romper de manera unilateral en los tres primeros años (periodo protegido) el jugador sería sancionado con una inhabilitación de cuatro meses y el club comprador no podría fichar nuevos jugadores en los dos primeros periodos de mercado siguientes. Si lo hace en el cuarto, el jugador estaría obligado a pagar la parte proporcional de los dos años de la cantidad de la compra, más los dos años de su contrato. Si en este mismo periodo amplía el contrato se da por finalizada la indemnización por la compra y comienza un nuevo periodo de protección de tres temporadas. LAS NUEVAS CARAS Getafe: Gavilán. Racing: Pablo, Damichón y Orteman. Murcia: Rosinei y Kabous. Valencia: Ever Banega y Maduro. Almería: Iriney, Guillherme y Paunovic. Barcelona: Pinto. Español: Javi Ruiz y Ewerthon. Villarreal: Marco Rubén, Felipe y Eguren. Recreativo: Marco Rubén (cedido por el Villarreal) Mallorca: Scaloni. Valladolid: Sergio, Aguirre y Manchev. Athletic: Armando. Deportivo: Wilhelmsson y Antonio Tomás. Osasuna: Astudillo.