Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 1 s 2 s 2008 VIERNES deESTRENO 91 Una escena de Monstruoso una película que ha creado una imaginativa campaña de promoción ABC La pingüe estrategia del terror Hoy llega a las pantallas españolas Monstruoso primera película de Matt Reeves, y que ha protagonizado una singular campaña publicitaria a través de internet y llena de enigmas, que fueron caldo de cultivo para muchas especulaciones POR JAVIER CORTIJO MADRID. No puede negar el productor J. J. Abrams su condición de mago manipulador del espectador, ni tampoco Monstruoso su deuda con El proyecto de la bruja de Blair Por algo ambas cintas prendieron la mecha promocional mediante la misma vía: internet. Naturalmente, hoy por hoy el caldo de cultivo para sembrar expectaciones pasa sin excusas a través del todopoderoso oráculo YouTube. El sagaz Abrams colgó, el verano pasado, un tráiler (más bien teaser de un par de minutos con el plato fuerte de su futura película: el shock de la población ante algo que decapita la Estatua de la Libertad y arroja su cabeza en mitad de la calle. La apariencia de vídeo doméstico y la sola presencia de una fecha (1- 18- 08) añadieron más leña al fuego de la especulación. La reacción no pudo ser mejor. Nadie sabía nada de la película, ni siquiera teníamos título, lo nunca visto. Queríamos que todo permaneciera en secreto y que se descubriera poco a poco, como las películas de antes explicaba Abrams, director de Misión imposible 3 creador de series de culto como Alias y Perdidos y admirador confeso de John Carpenter, al que quiso homenajear emulando el cartel apocalíptico de 1997: Rescate en Nueva York Evidentemente, la estrategia comercial dio su fruto: los foros y blogs cinéfilos eran un polvorín especulando sobre la naturaleza de la ¿película? Pero no solo la comunidad friqui se frotaba los ojos. Medios tan serios y respetables como USA Today Entertainment Weekly The Guardian o Time Out también lanzaban palos de ciego: que si era una secuela de Godzilla (de hecho, Abrams detalló que se le ocurrió la idea al comprobar que no había muñecos del monstruo para comprar a su hijo en un viaje familiar a Japón) que si era un parásito o robot gigantesco, que se trataba de la más ambiciosa traslación al cine de alguna obra de Lovecraft... Y el zascandil Abrams aumentó el coro de iluminados con la web oficial del proyecto, www. 1- 18- 08. com, que contenía más acertijos y pistas inventadas para generar ansiedad, incluyendo falsos datos del rodaje bajo nombres como Cheese o Slusho Tanto fue el clamor a escala universal que hubo que adelantar el estreno en algunos países. El resultado no se hizo esperar: en su primer fin de semana en Estados Unidos, el anunciado 18 de enero, Monstruoso recaudó cuarenta y seis millones de dólares, dieciséis más de lo que costó. Una estrategia para enseñar en los manuales de cine. Más información sobre la película: http: www. cloverfieldmovie. com i ntl es Monstruoso EE. UU. 2007 85 minutos Género- -Terror Director- -Matt Reyes Actores- -Lizzy Caplan, Jessica Lucas, T. J. Miller La amenaza sin barba J. C. Ni siete años ha considerado Hollywood como plazo prudente para que el imaginario colectivo yanqui no se traumatizara con la profanación de otro de los tótemes neoyorquinos. Quizá ver la Estatua de la Libertad convertida en María Antonieta y a su cabeza jugar al gua con los ciudadanos sea un impacto algo travieso comparado con las Torres Gemelas desplomándose grotescamente como dos polos de limón gigantes en el desierto. Pero es precisamente esa sensación de comodidad ante la ficción imposible con la que ha coqueteado el género de terror a lo largo de sus últimos 200 años de vida, aunque el cine haya encontrado una perversa variante: el falso documental y su doble hélice de realidad y fantasía. Una tendencia que popularizó El proyecto de la bruja de Blair que alcanzó un solvente grado de maestría con REC y que ahora se amplifica gracias a la histeria colecti- va (las ordenadas huidas de los neoyorquinos ante lo que consideran sin duda un ataque terrorista es lo más real de la función) en Monstruoso Pese a todo, es inevitable recordar que la sombra del filme de Balagueró y Plaza es muy alargada, tanto como un Godzilla a la española capaz de mojarle la oreja y partirle las piernas al bicharraco de marras. La estructura elegida por Mat Reeves también es modelo de relato terrorífico clásico: una amplia (y a veces fastidiosamente trivial, aunque ayude a conectar con su presunto público adolescente) introducción donde reina la normalidad antes de que haga acto de apari- ción el macro- caos; después, la alocada huida entorpecida por los absurdos impulsos del galán para salvar a su dama en apuros y, finalmente, un desenlace casi de western, con el monstruo mirando cara a cara y obscenamente a la videocámara que le descubre, y que nos lo descubre. Monstruoso juega en corto y le sale bien: 85 minutos de miedo desconocido (nunca se desvela el origen del mal) en estado puro son ideales para pasar un buen mal rato y salir a la calle con una reconfortante sensación de irrealidad palomitera. Al fin y al cabo, ninguno de los colosos destrozones llevaba barba ni turbante.