Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 VIERNES deESTRENO VIERNES 1 s 2 s 2008 ABC Supongo que los nuevos actores me miran como a una criatura prehistórica Sylvester Stallone s Actor y director de John Rambo El actor vuelve a meterse en la piel de uno de los personajes con quienes más se le identifica. La historia está situada veinte años después de la anterior, con John Rambo viviendo en soledad en Tailandia POR FABIÁN W. WAINTAL ¿Se da cuenta de que tiene un lugar reservado en la historia del cine? ¿Cómo cree que perciben su legado los nuevos actores? -Cualquier carrera tiene cimas y valles y uno tiende a volver con aquello por lo que más lo reconocen. A cualquier actor le gustaría decir que es como Daniel Day Lewis, por su variedad de trabajos, pero en ge- ¿Cuándo se le ocurrió que era el momento indicado para volver con una nueva versión de Rambo ¿Por qué ahora? ¡Por favor! Ya sé que los dos nacimos el mismo día, pero no tenemos nada que ver entre nosotros. ¿Cómo reacciona cuando la gente le grita Rambo al presidente George Bush? ¿Mi legado? ¡Dios mío! Supongo que los nuevos actores me miran como una criatura prehistórica que pertenece a cierto género que ya no existe, porque ahora nos hemos vuelto mucho más científicos y menos personales. Sylvester Stallone, en una imagen de Rambo neral sólo nos conocen por ciertas cosas. Y si hay algo que me hubiera gustado retomar, es el final perdido de Rambo porque la última, con el tema de Afganistán, no funcionó. Y la última versión de Rocky tampoco. Por eso quise volver con esas dos películas. ¿No es la más violenta entonces? (Se ríe) Trabajé muy duro para lograrlo... allá de entretener, tal vez pueda salvar al menos un par de vidas, abriendo las conciencias sobre las mujeres violadas o las escenas de piratas que de verdad suceden. Y por eso quise mostrarlo. La gente puede darse la vuelta. Tienen esa opción. Pero esta película tenía que cruzar esa línea. ABC tra es una realidad que no queremos conocer? -La película ha sido clasificada sólo para mayores en Estados Unidos por este motivo. -Hay quienes señalan a esta película como una de las más violentas en los últimos tiempos. -Tratamos un tema real. Mientras hablamos usted y yo hay gente que muere o es torturada. Y esta película lo muestra. Quién sabe si, a través de una película que quiere ir más ¿El cine es más violento que la realidad o la violencia que mues- -Hay vídeos en YouTube sobre Irak. Cuando usan un calibre 50, no dejan un agujerito que duele. Desapareces. Y yo quise mostrar que es horrible cuando la gente pasa por situaciones de gran violencia. Quise mostrar lo brutal que es. John Rambo EE. UU. 2008 93 minutos Género- -Acción Director- -Sylvester Stallone Actores- -Sylvester Stallone, Julie Benz, Paul Schulze Un videojuego de plastilina JOSÉ MANUEL CUÉLLAR Conviene no equivocarse excesivamente con Stallone. Un tipo con media parálisis facial, con talento artístico justito y que ha salido adelante en esto tiene, al menos, un mérito que no es para despreciar. Mejor guionista que todo lo demás, Stallone ha ido dando bandazos en medio de la marea intentando que su barco no se hun- diera. Pero le alcanza la edad y el botox y los anabolizantes desmedidos le han convertido el físico en una caricatura de sí mismo, una especie de muñeco de plastilina al que da bastante grima ver. Casi semiolvidado, Stallone ha recurrido a su tótem para achicar vías de agua e intentar llegar al final con cierta dignidad, así que no se ha estrujado la cabeza y ha tirado por la vía central. En vez de salvar soldados, Rambo salva misioneros y el resto es lo mismo, pero acrecentado al máximo. Para ello, Stallone, director, escritor, actor, creador en suma de todo lo que sale aquí, ha visto en 300 una salida para dotar de cierto tinte novedo- so a su trabajo. Así que las balas aquí son como las que mataron a Kennedy: curvean, dejan secos a tres birmanos de un tiro atravesándolos en canal, revientan cabezas esparciendo sesos y mutilan brazos y piernas salpicando la cámara de sangre por doquier. Rambo ya no usa un cuchillo sino un medio machete que arranca troncos como si los cuerpos fuesen mantequilla, y eso es todo lo que se muestra en tres cuartos de hora finales de batalla brutal. Ese gore en el que Stallone ha convertido la última parte de su película es una explosión desaforada de todo lo que los amantes de este cine esperan, y en ese sentido no se pue- de decir que la película decepcione. Otra cosa es que su valor cinematográfico esté bajo mínimos. Él apenas puede mover un músculo en su máscara machacada por el botox, los diálogos no existen, la trama tampoco y la máxima filosofía que enseña la película es que hay un tipo que está mosqueado con el mundo entero, decepcionado y amargado. En suma, como el resto de la humanidad, sin que los demás nos pongamos a liquidar gente a mansalva. Así que todo se reduce a una parodia de su propio videojuego. Malos cayendo como moscas, mucha frustración volcada en la bala y una salvajada de ketchup salpicando las butacas. -Su padre, por ejemplo, es de pura raza india y decidí no filmar esa parte, pero cuando ve al padre se da cuenta de dónde viene. Y viene de una sociedad mucho más arcaica comparada con el ser humano moderno. Se siente cómodo en la naturaleza, es el lugar al que pertenece. -Después de tantas películas, ¿hay algo de la historia de Rambo que todavía no conocemos? ¿El final coincidió con el último día de rodaje? ¿Cuál es el mensaje que quiere dar con este final? -Sí, fue la última toma. Lo imaginé mirando el camino, pensando que su viaje había terminado. En otros términos, fue como una odisea, con diferentes turbulencias, donde al final todos quieren pensar que pueden volver y tener una nueva oportunidad. Más información sobre el filme: http: www. rambolapelicula. com