Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 1 s 2 s 2008 INTERNACIONAL 33 Kostunica no apoyará al proeuropeo Tadic en las presidenciales SIMÓN TECCO CORRESPONSAL LIUBLIANA. El primer ministro de Serbia, Vojislav Kostunica, rechazó apoyar la candidatura de Boris Tadic en la segunda vuelta de las presidenciales, que se celebrarán este domingo. No apoyaremos a Tadic, ni a Nikolic. Nuestro mensaje es que cada cual decida solo por quien votar afirmó Vojislav Kostunica. Hubiésemos deseado apoyar en los comicios a nuestro socio en la coalición (de Gobierno) Boris Tadic, pero como no aceptó nuestra propuesta, no lo podemos hacer dijo el primer ministro. La semana pasada Kostunica condicionó el apoyo a Tadic al rechazo del Acuerdo de Asociación y Estabilización con la UE, si esta última insiste en enviar a Kosovo su misión. Esa condición la rechazó Tadic argumentando que no ve conexión alguna entre la adhesión de Serbia a la UE y la independencia de Kosovo. Calificada por muchos observadores de absurda la decisión de Kostunica pone en peligro el futuro de la coalición de Gobierno y complica la reelección del proeuropeo Tadic, a quien las últimas encuestan le adjudican uno o dos puntos de ventaja sobre su contrincante, el ultranacionalista Tomislav Nikolic, candidato del Partido Radical y ex aliado de Milosevic. En el caso de una victoria de Nikolic, los albanokosovares, con el apoyo de la UE y Estados Unidos, proclamarán la independencia de Kosovo lo antes posible, ya que nadie vería provecho alguno en dilatar por más tiempo esta decisión, sostienen fuentes diplomáticas occidentales, especialmente porque se espera una respuesta contundente de Belgrado y Moscú. El padre Marcial Maciel celebra la misa en Roma, el 15 de agosto de 2005 AFP Fallece el fundador de los Legionarios de Cristo Marcial Maciel vivía retirado desde que Benedicto XVI lo apartó del ministerio público en 2006 por abusos sexuales JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL ROMA. La larga y fructífera vida del padre Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo y del movimiento Regnum Christi, concluyó el pasado miércoles en Estados Unidos a los 87 años de edad, según informó ayer el director general de la orden religiosa, Álvaro Corcuera, en una carta a todos los miembros y amigos de ambas instituciones. Según su sucesor al frente de la Legión de Cristo desde el año 2005, el padre Maciel partió hacia su último destino eterno el día 30 de enero en Estados Unidos acompañado de una imagen de la Virgen de Guadalupe, ante la que había recibido la ordenación sacerdotal en 1944, como expresamente había pedido. El padre Corcuera anunció que los funerales se celebrarán en un clima de oración, de forma sencilla y privada pues lo que todos queremos ahora es el silencio que contempla y agradece, sufre y confía con el gozo del que cree y espera, en medio del dolor que no se puede comunicar con palabras Desde que Benedicto XVI le apartase del ministerio público en mayo del 2006 como sanción por antiguos episodios de abuso sexual de seminaristas y jóvenes sacerdotes entre 1943 y principios de los años sesenta, el padre Maciel llevaba una vida estrictamente privada en su ciudad natal de Cotija de la Paz, en el estado mexicano de Michoacán. Tanto el interesado como la Legión de Cristo habían acatado con docilidad la decisión del Papa, tomada para dejar claro ante el mundo que la Iglesia desea erradicar por completo el estigma de los abusos sexuales. La sanción al sacerdote mexicano no era ni la primera ni la más grave impuesta por Benedicto XVI al máximo responsable de una orden religiosa, pues ya en julio de 2005 había prohibido al padre Luigi Burresi, fundador de los Siervos del Corazón Inmaculado de María, no sólo el ministerio público sino también impartir sacramentos a cualquier persona, incluso en privado. El fundador de la Legión fue víctima a lo largo de su vida de muchas acusaciones falsas. Las que dieron pie a la sanción del Papa eran, por desgracia, veraces. Pero, aun así, según varias fuentes vaticanas, resulta mucho menos claro que el padre Maciel fuese consciente de la gravedad de los hechos. En todo caso, el Vaticano ha reiterado su gran estima y agradecimiento a los Legionarios de Cristo, la orden religiosa fundada por Marcial Maciel el 3 de enero de 1941 en la Ciudad de México, cuando era tan sólo un seminarista de 20 años y tenía a su alrededor trece amigos todavía mas jóvenes que él. La orden del padre Maciel, quien recibió la ordenación sacerdotal en 1944, fue aprobada por el obispo de Cuernavaca en 1948 y por la Santa Sede en 1965. Al margen de los episodios personales, la Legión de Cristo y el movimiento apostólico Regnum Christi han demostrado un gran dinamismo evangelizador y prestan un extraordinario servicio a la Iglesia y a la sociedad con 17 universidades, 40 centros de educación superior y más de 200 colegios. Los Legionarios de Cristo suman tres obispos, unos 750 sacerdotes y casi 2.500 aspirantes, novicios y religiosos en fase de formación en centros abiertos en 20 países. A su vez, Regnum Christi reúne a unos 70.000 miembros procedentes de 40 naciones. La presencia de la Legión y de Regnum Christi es especialmente fuerte en México, EE. UU. y España, pues el padre Maciel visitó muy pronto nuestro país y empezó a enviar a sus seminarista a estudiar a la Universidad Pontificia de Comillas desde 1944. Gran dinamismo Los funerales se celebrarán en un clima de oración, de forma sencilla y privada dijo ayer su sucesor Más información en www. legionariesofchrist. org index