Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA La política exterior VIERNES 1 s 2 s 2008 ABC César Alonso de los Ríos Merkel elude desearle a Zapatero la misma suerte que a Rajoy en el 9- M El jefe del Ejecutivo aboga por más regulación europea para prever las crisis financieras LUIS AYLLÓN PALMA DE MALLORCA. Ángela Merkel aseguró ayer en Palma de Mallorca que coopera con mucha amistad con José Luis Rodríguez Zapatero, pero esa sintonía no le llevó a desearle de todo corazón que tenga éxito en las elecciones del 9 de marzo, como había hecho el día anterior con Mariano Rajoy en París, junto a Nicolas Sarkozy. A Zapatero le pareció normal la actitud de la canciller, con quien acababa de presidir la cumbre germano- española, y seguramente no esperaba grandes elogios de la persona de la que dijo que había fracasado, cuando pensó que el socialdemócrata Schröder había ganado los últimos comicios en Alemania. Sobre el apoyo dado al líder del PP, la jefa del Gobierno alemán señaló que había hablado con Zapatero de las elecciones en España y recordó que pertenecen a distintas familias políticas: Yo tengo que aceptar- -dijo- -que su corazón lata más por la socialdemocracia en Alemania y él tiene que aceptar que me siento más vinculada al PP, pero cooperamos con mucha amistad Por su parte, el presidente del Gobierno afirmó que cada uno tiene su familia política, y por encima de eso está lo que nos une, Europa y se mostró convencido de que la canciller coincide con él en que lo mejor para España será lo que digan el 9- M los electores, lo mismo que él piensa que lo mejor para Alemania será lo que decidan los ciudadanos alemanes. Y en cualquier caso, también tuvo su foto con la mujer que, pese a su último tropezón en las elecciones de Hesse, sigue apareciendo como uno de los motores más activos de Europa. Más allá de sus diferencias, tanto uno como otro son conscientes de la importancia de mantener unas buenas relaciones entre Alemania y España y de hacerlo ver así a la opinión pública. Ayer, Zapatero, durante la entrega del Premio Nuevo Economía Forum a la canciller, recordó el apoyo que los gobiernos y el pueblo alemán han dado siempre para que España se incorporara a la UE. Mientras, Merkel es consciente de que debe contar con España para cuestiones que se debaten hoy en el seno de la Unión. Ayer, nuevamente agradeció a LOS CÓMPLICES l juego de partidos es un juego de complicidades. El votante de Zapatero ha estado a favor de la legalización de Acción Nacionalista Vasca y ahora está por la ilegalización. ¿Son tan simples los doce millones de votantes socialistas como para no darse cuenta de que la razón del cambio está en las elecciones? Porque el giro que ha dado Zapatero a su política antiterrorista es obvio, y el oportunismo, clamoroso. ¿Ha pretendido con ello engañar a los suyos? Tan sólo eliminar dificultades en ese juego de complicidades entre el partido y el lectorado. Zapatero dijo que Otegi era un hombre de paz y sus seguidores lo quisieron ver así. Convenía. Por supuesto, las huestes progresistas sabían que el Gobierno venía manteniendo encuentros conversaciones negociaciones con ETA. Y disimularon. Pudieron sospechar que, aun después de la T 4, ZP siguió negociando con ETA y, aun ahora, la inmensa mayoría de quienes van a votarle saben que reanudará las negociaciones con ETA si gana las elecciones. Y lo justificará. Porque la izquierda siempre ha estado con la tesis de que el futuro del País Vasco debe ser decidido exclusivamente por los vascos. Y que si esa es la condición de la paz, habrá que cumplirla. Aunque deba construirse a costa de España. Hace unos días pude comprobar en un coloquio con estudiantes hasta qué punto a algunos de ellos ni les interesaba la verdad, ni atendían a los hechos, ni a la Historia. Tenían el partido tomado y podían llegar a decir que no es cierto que el Estado español tenga cinco siglos de vida o que es un acto totalitario enseñar castellano en Cataluña o que España no debe ser sentida como Nación por los horrores que han cometido o consentido una parte de los españoles. Es un caso de complicidad extrema, montada en este caso sobre la ignorancia y la osadía. Una predisposición a aceptar lo que sea. Entonces ¿la complicidad le permite todo a la dirección de un partido? En absoluto. La dirección debe ser consciente de los desgastes. El juego tiene límites. En nuestro caso, Zapatero puede llegar a pasarse con la cuestión nacional. Quizá todavía, no ahora. E Zapatero, Merkel y el canónigo de la Catedral de Palma, junto al retablo cerámico obra de Barceló Zapatero, su actitud positiva para la reforma del Tratado Constitucional europeo, y también expresó su sintonía al abordar la relación con el Mediterráneo, buscando una mayor presencia de la UE, frente a los planteamientos de Sarkozy. Los objetivos por aumentar el peso de las energías renovables y mejorar la lucha contra el cambio climático son también coincidentes- -pondrán en marcha proyectos conjuntos en África- -pero las discrepancias, sin embargo, se mantienen a la hora de hablar del futuro de Kosovo y de Turquía. No hubo, en cualquier caso, grandes novedades en esta cumbre, lo que viene a confirmar que la falta de asuntos sobre los que tomar decisiones comunes fue uno de los motivos que llevaron al retraso en su celebración, que debía haber tenido lugar en septiembre pasado. De todos modos, como se es- EFE Buenas relaciones España y Alemania mantienen sus discrepancias respecto a la secesión en Kosovo y la integración de Turquía en la UE peraba, la cumbre de ayer incluyó también un debate sobre las turbulencias financieras en Estados Unidos y su repercusión en las economías europeas. La canciller alemán tuvo ocasión de explicar a Zapatero lo tratado en la reunión de Londres a la que el primer ministro británico no le invitó. Ayer, el jefe del Ejecutivo reconoció esa cierta desaceleración económica que se está registrando y expresó, en coincidencia con Merkel, la necesidad de que la UE adopte nuevas medidas, una mayor transparencia y una regulación más poderosa para anticiparse a los problemas financieros