Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 MADRID JUEVES 31 s 1 s 2008 ABC El PP denuncia que el plan de Cercanías de Zapatero es el cuarto que presenta De llevarse a cabo, el proyecto afectaría a las líneas C- 1, C- 3, C- 5, C- 7 y C- 8 C. F. MADRID. El plan de Cercanías de 5.000 millones de euros que José Luis Rodríguez Zapatero llevará a cabo si vuelve a ganar las elecciones generales, fue ayer motivo de duras críticas desde el PP. Zapatero lo hizo público en la presentación de la candidatura del PSOE al Congreso por Madrid. El proyecto, que de llevarse a cabo afectará a las líneas C- 1, C- 3, C- 5, C- 7 y C- 8, e incluirá la creación de una nueva línea transversal suroeste- noroeste y un total de veinte estaciones nuevas no parece, apuntan desde la Comunidad, nada nuevo bajo el sol. De hecho, según Ignacio González, vicepresidente primero del Ejecutivo regional, sería la cuarta vez que el PSOE presenta un proyecto de infraestructuras para Madrid, y un desprecio del jefe del Ejecutivo hacia los madrileños, a los que pretende engañar El primero- -dijo en referencia al Plan Madrid que presentó Rafael Simancas en junio de 2004- -nos lo creímos y llegamos a pensar que el Gobierno de la Nación, como es su obligación, iba a realizar una importante inversión en la región. Con el segundo que presentaron- -añadió en alusión al Plan de Infraestructuras de marzo de 2005 que protagonizó la ministra Magdalena Álvarez- llegamos incluso a dudar. El tercero de los planes, que presentaron los socialistas con una inversión de 2.000 millones antes de las elecciones autonómicas, ya nos pareció un despropósito. Pero ya lo de hoy, el cuarto, nos parece una broma pesada Este, igual que los anteriores, no ha aparecido ni siquiera pintado en los presupuestos para 2008 Simancas en la presentación de los compromisos para las autonómicas, que incluían las Cercanías E. AGUDO mos trasladado al Ministerio de Fomento, la extensión de la C- 1 desde San Sebastián de los Reyes al Molar; la prolongación de la línea C- 5 desde Humanes a Griñón, la C- 7 hasta Soto del Real desde Colmenar Viejo y la C- 8 desde Cabezuela a Guadarrama A su vez, el Gobierno de Aguirre solicita la extensión de la C- 4 al hospital de Parla y la creación de una línea circular entre Coslada, el Ensanche de Vallecas y Berrocales, llegando a Villaverde, la unión de las líneas C- 2 y C- 3 a través del nuevo Ensanche del Este; y la construcción de una derivación para la nueva línea Majadahonda- Moncloa, alternativa a las C- 10 y C- 7, proyectos todos ellos de los que el PSOE nuevamente se olvida Según González, habría que destacar también que el Plan de Cercanías que acaba de anunciar Zapatero nace con una asignación presupuestaria pero sin plazo en el tiempo, una costumbre que viene siendo habitual en el Ministerio de Fomento con proyectos como, por ejemplo, los carriles BusVAO en las nacionales Por todo esto, el portavoz del Ejecutivo regional recomendó al PSOE y a su secretario general que tomen buena nota de lo que dice y hace Madrid. Unos hacen lo que cumplen y otros ni hacen ni dejan hacer señaló, en alusión a la parálisis de inversiones y a las zancadillas que el Gobierno ha dedicado a Aguirre en materia de infraestructuras Más información en las páginas de España Plan para Madrid En cualquier caso la Comunidad, a través de la Consejería de Transportes e Infraestructuras, ha solicitado en un sinfín de ocasiones al Ministerio de Fomento un plan urgente de inversiones y ampliaciones en Cercanías recordó González. Por ejemplo, prosiguió, la Comunidad siempre ha considerado urgente, y así se lo he- El proyecto nace con una asignación presupuestaria sin plazo en el tiempo apunta la Comunidad CABALLO DE BATALLA Las Cercanías madrileñas se han convertido en un claro motivo de enfrentamiento entre el Gobierno central y la Comunidad durante los últimos meses MERCEDES CONTRERAS MADRID. Las Cercanías madrileñas se han convertido en motivo de enfrentamiento entre el Estado y la Comunidad autónoma, tanto desde el punto de vista de la gestión como de la inversión, durante los últimos meses. José Luis Rodríguez Zapatero anunció a principios de octubre pasado un Plan de Cercanías para Madrid y Esperanza Aguirre, que dudó de que se llevara a cabo este Plan al no estar recogido en los Presupuestos Generales del Estado para 2008, insistió en su teoría de que el Ejecutivo no ha invertido un sólo euro en obra pública en Madrid desde 2005 Si dos meses antes de nada había servido la reunión entre ambos políticos para tratar de acordar el traspaso de la gestión de las líneas a la Comunidad, pese a lo concedido a Cataluña, tampoco sirvió para mucho el último encuentro que mantuvieron la presidenta regional y la ministra de Fomento, en los últimos días de octubre. Magdalena Álvarez sólo quiso hablar de carreteras y en el aire se quedó el Plan de Cercanías que llevaba Esperanza Aguirre en su cartera. Se aseguró que el consejero de Infraestructuras negociaría ese tema con el secretario de Estado pero, la realidad, es que en ese mismo día la presidenta ya apuntó el motivo. Un pajarito nos dice- -aseguró- -que la intención de Fomento es anunciar próximamente un Plan de Cercanías a bombo y platillo con Zapatero No acertó en la fecha, pero sí en el fondo. Pensando que la red de Cercanías necesitaba un impulso, que debía ser acometido por Fomento a través de Renfe y Adif, como titulares de su competencia, se había diseñado ese Plan Específico del que nada quiso saber la ministra de Fomento. Por si acaso y por si se mantenía la misma tónica, Aguirre fue tajante y se mostró decidida a abordar en solitario las mejoras que consideraba necesarias en la red de Cercanías dado su incremento de viajeros. En Madrid se concentra el 54,3 por ciento de la utilización de la red nacional y su crecimiento ha pasado de 22,3 millo- nes de viajes en 1989 a 135,3 millones en la actualidad. Cuatro ejes Las líneas maestras del Plan de la Comunidad, con una inversión total de 4.359 millones hasta el año 2012, eran estas: la risa así como la construcción ya prevista de nuevas vías sólo para Cercanías entre San Cristóbal y Aranjuez. Nuevas estaciones. El Plan de la Ampliación de la red. Cifraba las necesidades en 2.780 millones para construir más de 85 nuevos kilómetros. Se pretendía prolongar la línea C- 5 a Griñón y Navalcarnero; la C- 1 a San Sebastián de los Reyes y El Molar; y la C- 7 de Colmenar Viejo a Soto del Real. También se contemplaba adaptar y poner en servicio la línea contorno de Hortaleza desde Torrejón de Ardoz y San Fernando de Henares a Chamartín, así como unir las líneas C- 2 y C- 3 a través del nuevo ensanche del Este. Una nueva línea Majadahonda- Moncloa, junto al comienzo efectivo de la línea a la T- 4 y la terminación del segundo túnel de Comunidad preveía una inversión de 475 millones. Parte de ellos se destinaban a la construcción de 16 nuevas estaciones en las ampliaciones de líneas, así como la remodelación de otras 11 y la construcción de un número indeterminado de estaciones en líneas ya existentes. Ello acompañado del impulso a las estaciones de Sol y Alonso Martínez. cía una dotación de 800 millones para la realización de un contrato- programa por un periodo de 5 años. Gestión de Cercanías. Estable- Aparcamientos disuasorios. El Plan incluía 304 millones para construir 31 aparcamientos que disuadieran al conductor de usar su coche.