Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 31 s 1 s 2008 ECONOMÍA 41 España creció en 2007 un 3,8 pese a la ralentización del último trimestre El Gobierno asegura que las estimaciones del Banco de España están en línea con las suyas y confirman una desaceleración pausada de la economía española Y. GÓMEZ, M. NÚÑEZ MADRID, BRUSELAS. La economía española creció un 3,8 el año pasado, una décima menos que en 2006, pese a la ralentización del último trimestre, en el que el PIB aumentó a un ritmo anual del 3,5 según las estimaciones del Banco de España, que destaca la tendencia ligeramente descendente del crecimiento español en el pasado ejercicio. La entidad que dirige Miguel Ángel Fernández Ordóñez asegura en su último boletín económico que detrás de la suave desaceleración de la actividad en el cuarto trimestre, en el que el PIB creció en términos interanuales un 3,5 tres décimas menos que en el trimestre anterior, hay una moderación en el ritmo de crecimiento de la demanda interna, hasta el 3,6 y una mejora del sector exterior que sólo habría restado tres décimas al crecimiento del PIB. Añade el citado boletín que se ha iniciado un proceso de desaceleración del crédito concedido a empresas y familias, lo que permite pronosticar, a su juicio, una evolución más sostenible del endeudamiento del sector privado. Por todo ello, asegura que la economía española cuenta con suficientes resortes para poder afrontar la previsible desaceleración en los próximos trimestres, de manera que discurra a través de una senda gradual Pese a todo, reconoce que estas perspectivas están rodeadas de mayor incertidumbre que en el pasado, debido al alcance y a la duración que está empezando a mostrar el episodio de turbulencias financieras que afecta a la economía mundial desde el pasado verano. Respecto a la inflación, la autoridad monetaria asegura que el repunte hasta el 4,2 en 2007 constituye un elemento de preocupación ya que aunque se deba a factores, en principio, temporales puede terminar generando efectos permanentes El secretario de Estado de Economía, David Vegara, aseguró ayer que las estimaciones de crecimiento del Banco de España son similares a las cifras que maneja el Gobierno y confirman una desaceleración pausada de la economía española Respecto a la evolución de la inflación, Vegara, que participó ayer en el Foro del Pequeño Accionista, organizado por el IESE e Inforpress, reconoció que es difícil prever buenas Fernando Cortés EVOLUCIÓN DEL CRECIMIENTO ECONÓMICO Variación anual 5,0 4,5 4,0 3,5 3,0 2,5 2,0 1,5 1,0 0,5 ZAPATERO YA 5,0 4,0 ESPAÑA 2,7 1,9 ZONA EURO 0,9 0,8 1,7 1,4 3,0 3,2 3,9 2,7 3,8 HABLA LINGALA 3,5 a perspectiva de otros cuatro años con Moratinos hablando lingala, la lengua bantú del Congo, y dirigiendo la política exterior española hace que se me ponga el pelo verde sólo de pensarlo. La culpa, ya lo sé, no es del ministro, que hace lo que le mandan, sino de su jefe, empeñado en situar a nuestro país tan al margen de todo que da la impresión de que terminaremos cayéndonos por el fondo del escenario. Por lo pronto, ya nos han dejado fuera de la cumbre en la que los líderes europeos, invitados por Gordon Brown, abordaron los efectos y posibles soluciones de la crisis financiera internacional. Puede que el premier británico decidiera no convocar a Zapatero después de oírle decir 164 veces seguidas que en España no pasa nada y que eso de las hipotecas subprime es un asunto de tiburones bursátiles y economías hiperliberales, como la norteamericana. No es que Sarkozy y sus amigos descubrieran la pólvora en la reunión del martes, pero, pese a todo, es imprescindible estar en ese tipo de foros, porque es en ellos donde un país se gana parte del respeto de sus socios y vecinos. Tampoco es necesario que Zapatero llegue al extremo de poner los pies encima de la mesa de George Bush, como hizo su antecesor. Bastará, simplemente, con que se esfuerce un poco más de lo que lo ha hecho hasta ahora, sobre todo porque lo que está en juego no es su prestigio personal, sino los intereses del país al que él representa. Por ejemplo, en esa reunión, Zapatero, con su conocido dominio del francés, hubiera podido decirle a Nicolás Sarkozy, así, en confianza, que no le hace ninguna gracia que una empresa pública francesa- -como es EDF- -esté enredando para comprar Iberdrola. Claro, que a lo mejor resulta que al presidente sí le gusta esa perspectiva, visto lo que pasó en su día con Endesa. En aquella ocasión, no tuvo ningún inconveniente en entregar la mayor eléctrica española, en bandeja de plata, a una compañía italiana, también con fuerte participación pública. Cualquier cosa con tal de llevar la contraria a Manuel Pizarro, que aunque entonces todavía no era candidato del PP, ya era un personaje de lo más recalcitrante. 3,6 L 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 Variación interanual 3,8 4,0 3,7 3,0 2,0 1,0 0 Crecimiento trimestral 3,9 4,0 4,1 4,0 3,8 3,5 2006 I II III IV I 2007 II III IV Almunia cree que los países con superávit, como España, pueden aumentar el gasto para revitalizar la actividad noticias en los dos o tres próximos meses lo que deja entrever que el dato adelantado del IPC que se conocerá hoy podría reflejar un nuevo repunte de los precios. Por su parte, el comisario europeo de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, aseguró ayer en Bruselas que hay catorce países europeos, entre ellos España, que han hecho los deberes en materia de política fiscal, o lo que es lo mismo, tienen superávit en sus cuentas públicas con lo que se pueden permitir un cierto aumento del gasto público. El comisario explicó que este aumento del gasto público es un estabilizador automático que está previsto en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, el germen del euro, y que permite que cuando los ingresos fiscales se reducen por una desaceleración de la actividad económica inyectar más liquidez en la economía para revitalizar el consumo. Descartó que este aumento del gasto se tradujera en déficit público, ya que tendría un carácter puntual. Informe completo en http: www. bde. es Los comercios vendieron en Navidad un 1,9 menos Y. G. MADRID. Las ventas del comercio al por menor cayeron en diciembre, en plena campaña navideña, un 1,9 respecto al mismo periodo de 2006, según los datos hechos públicos ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) Estadística explica que las ventas de productos alimenticios cayeron un 1,8 ligeramente por debajo de las de productos no alimenticios, que se redujeron un 1,9 Las caídas afectan no sólo al pequeño comercio, sino también a las grandes superficies. Así, las ventas en locales de más de 2.500 metros cuadrados se redujeron en diciembre un 1,4 y la caída fue mayor para la distribución de alimentos, un 2,5 que para el resto de productos, un 0,5 Por comunidades autónomas, sólo Baleares y CastillaLa Mancha lograron aumentar sus ventas, mientras las mayores caídas se registraron en Murcia, un 4,8 y Cataluña, un 4