Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 ESPAÑA www. abc. es JUEVES 31- -1- -2008 ABC Sarkozy y Merkel dan un espaldarazo a Rajoy y desean de corazón su victoria El líder del PP participa en París en un acto junto a los dos líderes europeos s Aznar también estaba en la capital gala CRISTINA DE LA HOZ ENVIADA ESPECIAL PARÍS. El presidente de la República francesa, Nicolás Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, dieron ayer un espaldarazo público a la candidatura de Mariano Rajoy durante un acto celebrado en París. El líder del PP se sumó a la clausura de un debate sobre el futuro de la UE organizado por la formación política que lidera Sarkozy, Unión para un Movimiento Popular (UMP) Fue en este escenario donde el mandatario francés dijo desear un gran éxito electoral a la persona con quien comparte familia política europea. También lo hizo Merkel al expresar su anhelo de que el PP va a volver al Gobierno, cosa que deseo y apoyo con todo el corazón al tiempo que se refirió a Rajoy como su amigo La foto que ayer reunió a Rajoy, Sarkozy y Merkel (arropados por otros dirigentes europeos, como Francois Fillon, presidente del Gobierno de Francia; Gianfranco Fini, ex ministro de Exteriores italiano y líder de la Alianza Nacional, o Jean Pierre Raffarin, ex primer ministro francés) ofreció un espectacular contraste con la clamorosa ausencia del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de la convocatoria que el pasado martes reunió en el número 10 de Downing Street de Londres a los principales mandatarios europeos para hablar de la crisis financiera. De hecho, se puede decir que tanto Sarkozy como Merkel estaban recién aterrizados de su viaje a la capital británica, donde les convocó el primer ministro británico, Gordon Brown, junto al ya saliente presidente del Gobierno italiano, Romano Prodi, y al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso. La de ayer fue la contrafoto de la que no se produjo el martes en Londres, aunque se tratara en puridad de un acto de partido. Con anterioridad a su intervención pública, Rajoy tuvo ocasión de explicar a Sarkozy y Merkel tanto su análisis de la situación española y la marcha de la campaña electoral, así como sus propuestas de futuro. También los dos mandatarios europeos tuvieron ocasión de explicarle las líneas generales de lo tratado en Londres, cosa que es previsible que hoy explique la canciller alemana a Zapatero en el transcurso de la cumbre hispanoalemana, que se celebra en nuestro país. Además, Rajoy se desplazó por la tarde hasta el Elíseo, donde volvió a reunirse con Sarkozy por espacio de unos veinticinco minutos, aunque a esa hora el líder del PP ya se había hecho la foto que compensaba todo su viaje a París. Curiosamente, también se encontraba en la capital francesa el ex presidente del Gobierno José María Aznar, aunque éste no se dejó ver en ningún acto público ni hubo confirmación de si había tenido algún encuentro bien con Sarkozy o con Rajoy, quien, por su parte, adelantó su vuelo a París a la tarde del martes en lugar de acudir en la misma mañana de ayer, tal y como tenía previsto en un principio. A los parabienes que recibió Rajoy de sus colegas europeos se sumaron, además, las ácidas críticas que un vehemente Sarkozy dirigió contra el Ejecutivo español a cuenta de la política de inmigración. No hubo una alusión explícita, directa, aunque como tal se puede considerar el hecho de que hablase de países vecinos Asumida la inmigración como uno de los grandes retos a que debe enfrentarse la política europea, Sarkozy denunció que asistimos a regularizaciones masivas sin que se nos pida nuestra opinión, y esta no es la Europa que quieren los europeos, hay que preguntar a los vecinos El líder francés, que planteó esta cuestión como uno de los ejes de la presidencia francesa de la Unión junto a cuestiones como la política Ácidas críticas El presidente de la República francesa arremete de nuevo contra la política de regularizaciones masivas de Zapatero El candidato popular dice esperar que, como en Francia hace un año, soplen vientos de cambio en España el 9 de marzo de seguridad y de defensa común o la agricultura, defendió la necesidad de alcanzar un pacto europeo de inmigración, de tal modo que cuando un país acepta un refugiado político, eso deber servir para todos los países, y cuando lo rechaza, también También marcó distancias con respecto a España y a otros La contrafoto de Londres Fini propone a Aznar como presidente de la UE C. H. PARÍS. El acto de la UMP en París tuvo bastante sabor español, porque además de la presencia e intervención de Rajoy, se habló de otros políticos de nuestro país, en concreto de José María Aznar. Resulta que el ex ministro de Asuntos Exteriores con Silvio Berlusconi y líder de la Alianza Nacional, Gianfranco Fini, consideró que Aznar sería buen candidato para que asumiera la presidencia de la Unión Europea una vez entre en vigor (a partir del 1 de enero del año 2009) el Tratado de Lisboa. Se trataría de una presidencia estable, de dos años y medio de duración, y no rotatoria cada seis meses como hasta ahora, cuyo mandato podría alargarse para dos años y medio más. A juicio de la mayor parte de los países de la Unión, quien asuma esta responsabilidad debería tener experiencia de Gobierno. Otro de los nombres que se han venido barajando en los cenáculos europeos ha sido el del ex primer británico Tony Blair. Precisamente ayer, en una entrevista que publicaba con Ana Botella el diario italiano La Stampa ésta negaba que su esposo echara de menos la política activa porque él siempre ha querido llevar vida de intelectual: leer, estudiar, escribir, pronunciar conferencias al tiempo que recordó el ahínco con que se puso para estudiar y aprender inglés. países de la Unión (incluido el propio Rajoy) cuando abogó por excluir a Turquía de la UE- quiero ser amigo de Turquía, pero no tiene sitio en la familia europea dijo tajante- -o cuando apeló a las raíces cristianas de Europa. En este sentido, dijo que ha sido un error negar unas raíces evidentes y que no se nos diga que ponemos en peligro la laicidad de la que hace gala la República francesa, basta con sobrevolar Francia y ver todos los campanarios agregó. También Rajoy abandonó un poco las líneas generales del que viene siendo su discurso electoral para adaptarse a las características del auditorio. Miembros todos de la familia popular europea no pudo, sin embargo, dejar de aludir a la cuestión del terrorismo para agradecer la cooperación francesa y apelar a que no hay nada más importante que la vida, la libertad y los derechos de las personas, lo que arrancó los aplausos de los asistentes. Precisamente, dijo que ha-