Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 30- -1- -2008 IBEX- 35 13.106,70 13.026,70 13.246,60 I. G. MADRID 1.416.27 1.434,27 1.410,16 EURO- DÓLAR 1,4663 1,4574 L 28 M 29 X 23 J 24 V 25 L 28 41 1,4705 1,4755 1,4773 13.141,10 12.254,60 X 23 J 24 V 25 L 28 1.423,35 1.329,70 M 29 X 23 J 24 V 25 M 29 Zapatero justifica su ausencia de la cumbre y el PP habla de bofetada a España CiU cree que el presidente no asistió porque no pinta nada en Europa Y. G. MADRID. La ausencia del presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, en la cumbre europea que se celebró en Londres para analizar la coyuntura económica mundial, generó ayer, de nuevo, un fuerte debate político. Tanto Rodríguez Zapatero como el vicepresidente económico, Pedro Solbes, justificaron la ausencia de España en esta reunión de jefes de Estado y Gobierno de los principales países europeos (Gran Bretaña, Alemania, Francia e Italia) con el presidente de la Comisión Europea, en que nuestro país no forma parte del G- 8 (dijo Zapatero) o del G- 7 (según Solbes) Pero lo cierto es que esta reunión no es ni del G- 7 ni del G- 8, ya que en ella no estuvieron presentes ni Estados Unidos, ni Canadá, ni Japón, ni Rusia. España no forma parte del G- 8 y en estos momentos es más importante mirar hacia las turbulencias económicas que intentar incorporarse al grupo defendió el presidente en una entrevista en TVE. Un argumento similar utilizó el titular de Economía y Hacienda, Pedro Solbes. España, como el resto de países que no forman parte del G- 7, se siente perfectamente representada con la presencia del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso Insistió en que España no asiste a la cumbre porque son cuestiones del G- 7 y, que yo sepa, España no ha estado nunca en el G- 7 Aludió, además, a su experiencia como comisario europeo, cuando tuve más de una ocasión para asistir a estas reuniones y nunca hubo ningún español en ellas. Por tanto, no hay nada distinto de lo que ya conocemos insistió. Para el líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, sin embargo, la ausencia del jefe del Gobierno español en esta cumbre europea es un drama y una bofetada a la política exterior del Ejecutivo socialista. Como español es poco reconfortante que se hable en una reunión de economía europea y que España, con cuarenta y cuatro millones de habitantes y siendo la novena potencia económica del mundo, no vaya aseguró Rajoy en una entrevista en Antena 3. El líder de los populares criticó, además, que el Gobierno socialista haya estado proclamando esta legislatura que se iba a volver al corazón de Europa y que España no esté luego presente en este encuentro de Londres. Sinceramente creo que esto es una bofetada para la política exterior española y una bofetada para nuestro país se quejó. No menos duras fueron las críticas del candidato de CiU a las elecciones generales, Josep Antoni Duran, que interpretó que el presidente del Gobierno no asiste a la minicumbre europea convocada por el primer ministro británico en Londres, Gordon Brown, porque no pinta nada en política europea. No es la reunión del G- 8. No hay que engañar a la ciudadanía, que la ciudadanía es inteligente. Es una reunión pura y simplemente de dirigentes europeos preocupados por la situación económica y que cuentan en la política europea, y Rodríguez Zapatero no cuenta en la política europea afirmó. PREVISIONES DE CRECIMIENTO DEL FMI Variación del PIB en 12 11,1 10 8 6 11,4 10,0 5,0 4,9 4 2 0 4,1 2,9 2,2 2,8 2,6 1,5 1,6 2,4 1,9 1,5 ABC Economía mundial EE. UU. Zona Euro Japón China El parón de EE. UU. arrastrará a la Eurozona, advierte el FMI Rebaja cinco décimas, hasta el 1,6 el crecimiento previsto para la zona euro, frente al 1,5 norteamericano EFE WASHINGTON. El Fondo Monetario Internacional (FMI) volvió a reducir ayer sus previsiones de crecimiento para Estados Unidos, hasta el 1,5 en este año 2008, y alertó de que su ralentización arrastrará a los países de la zona euro, donde existe además la amenaza de la inflación. Las extensas conexiones financieras entre el Viejo Continente y Estados Unidos son la vía de contagio de la debilidad económica y harán de Europa este año la principal víctima del terremoto que ha sacudido al sector inmobiliario desde Miami a Los Ángeles, según el FMI. A ambos lados del Atlántico los mercados bursátiles siguen agarrotados por la tensión y la incertidumbre argumenta el organismo internacinal. En cambio, los países emergentes salvarán el cuello por ahora, en el caso de los iberoamericanos, por sus escasas inversiones en títulos hipotecarios de riesgo estadounidenses, según destacó el economista jefe del organismo, Simon Johnson, en rueda de prensa. El precio que Europa pagará por su cercanía a Estados Unidos será 0,5 puntos porcentuales de menor crecimiento en 2008, pues su economía se expandirá un 1,6 en lugar del 2,1 que el Fondo había augurado en octubre. El organismo no dio cálculos por países, pero Johnson señaló que la caída será bastante similar en toda la zona. Charles Collyns, subdirector del departamento de análisis del Fondo, aseguró a Efe que España no se verá más afectada que sus vecinos, pese al elevado déficit exterior y el parón en su mercado inmobiliario. Sin embargo, alertó de que el país se enfrenta al riesgo de que la ralentización de los precios de la vivienda se agudice, lo que supondría un problema para los bancos españoles, por su amplia cartera de hipotecas. Por ahora esa bajada del ritmo en las viviendas es moderada, no espectacular como en Estados Unidos opinó Collyns. En la mayor economía del mundo, en cambio, las cifras hablan por sí solas. En 2007 el número de propietarios amenazados de desahucio o que lo sufrieron subió un 79 según aseguró ayer RealtyTrac, una empresa de análisis. El FMI explica, además, que los problemas del sector inmobiliario se han extendido al resto de la economía, donde las manufacturas, el empleo y el consumo han perdido dinamismo, y asegura que el periodo más difícil será el primer semestre, Bush recibe el apoyo del Congreso a su plan de reactivación económica ABC MADRID. El Congreso estadounidense aprobó ayer el plan de reactivación económica de 150.000 millones de dólares que el presidente Bush ha negociado en las últimas semanas con los líderes de la Cámara Baja. Este plan está siendo también debatido por el Senado y en el mismo se incluyen devolución de impuestos para las familias, en un esfuerzo por estimular el consumo, junto a ventajas fiscales para las empresas a fin de incentivar las inversiones. Con este plan, la administración estadounidense quiere reactivar los elementos claves que permitan mejorar la situación económica y evitar que la mayor economía del mundo entre en un periodo de recesión. Mientras, ayer comenzó la reunión mensual del Comité de Mercados Abiertos de la Reserva Federal, un encuentro del que los analistas esperan que salga una nueva rebaja de los tipos de interés. En el mercado se habla incluso de un recorte de hasta medio punto. Informe completo en: http: www. imf. org